Jueves, 25 Mayo, 2017

Publicidad

España refuerza su cooperación con el mundo árabe con una nueva Fundación



image_print

La Fundación Instituto Euroárabe de Educación y Formación, con sede en Granada, es el último instrumento creado por el Gobierno español para reforzar su cooperación y relación con el mundo árabe, que la ha acogido con “esperanza”, según su responsable, el diplomático Manuel Piñeiro.

Tras el escaso éxito de la ya extinta EuroArab Management School, que “no levantó el vuelo por multiplicidad de factores”, según ha manifestado a Efe Piñeiro, el Gobierno español decidió reorientar el proyecto y crear esta Fundación, cuyo patronato preside el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

También son partícipes la Liga Árabe y los embajadores en Madrid de estados árabes como Arabia Saudí, Qatar, Emiratos Árabes o Egipto, así como las primeras autoridades de Andalucía y Granada.

Centrada en la cooperación internacional, este órgano, que acaba de arrancar su actividad, impulsará acciones para la formación de líderes, la buena gobernanza, la gestión estatal y municipal o la mejora de la cooperación sanitaria.

Se trata, según su responsable, de cooperar con los países árabes en aquellos temas en los que España pueda aportar “algo valioso”, como las buenas prácticas de gobierno o las energías renovables.

Piñeiro ha apuntado que el modelo español de transición democrática “puede tener interés” para los países árabes, por lo que están diseñando unas jornadas en las que sean sus protagonistas quienes la expongan a los mandatarios árabes.

“No se trata de exportar nuestro modelo, sino de que surja de ellos mismos y extraigan lecciones de él”, ha afirmado Piñeiro, quien también cree que puede ser una experiencia interesante para Estados de la Europa del Este.

Desde la Fundación, todos los países árabes merecen “la misma atención”: el Norte de África por su “cercanía”, los del Golfo por su “pujanza” y lo que “pueden aportar desde sus anclajes de estabilidad en el concierto internacional”, los mediterráneos por su “importancia para la política exterior europea”, sin olvidar que otros como Afganistán, Irán e Iraq muestran “aspectos de esperanza”.

Con respecto a Afganistán, ha reconocido que la situación “no acaba de complacer plenamente”, pero se ha mostrado esperanzado en que “brotará una nueva política”.

Piñeiro ha destacado la “atención creciente” que España le dedica al mundo árabe en los últimos años con la creación de instrumentos de cooperación en distintos ámbitos o la apertura de nuevas Embajadas en “prácticamente todos los países islámicos, incluso en momentos de presupuesto ajustado”.

Por ello considera que los países árabes son “uno de los vectores” de la política exterior española y está convencido de que España aprovechará su turno en la Presidencia europea para “hacer un nuevo esfuerzo para dar brío al proceso existente en Oriente Medio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *