Martes, 17 enero, 2017

El triángulo de la muerte : Cáncer

Anna de rosa profesora visual fue pionera en conjunto con otros periodistas en visibilizar en los años 90 lo que es sin lugar a dudas el crimen más atroz de la camorra contra su propia población que es desechar vertidos tóxicos en la naturaleza conocido con el término ecomafia.

2
Fresas en Bagdad | @omarjerezkenzo @jul_mf


image_print

Anna de rosa profesora visual fue pionera en conjunto con otros  periodistas en visibilizar en los años 90 lo que es sin lugar a dudas el crimen más atroz de la camorra contra su propia población que es  desechar vertidos tóxicos en la naturaleza conocido con el término ecomafia.

La mafia italiana se ha caracteriza por el tráfico de armas o drogas, la especulación financiera o inmobiliaria, o el clásico blanqueo de dinero o la extorsión a comerciantes, pero donde ha encontrado las cuevas de alibaba es  en el medio ambiente: la eliminación masiva de basura y residuos industriales. Una macro operación policial reveló que, si el coste de la eliminación legal de residuos iba de 20 a 60 céntimos por kilo, en función de la sustancia, la camorra podía tratar el problema por 10 céntimos el kilo, esto hace imposible a empresas legales competir con estos precios que pone la camorra. La residuos, sea industrial o urbana, o mezclada para camuflar los residuos tóxicos, termina en vertederos ilegales o en fosas cavadas junto a campos labrados que han comprado a agricultores.

Cuando la acumulación es excesiva no dudan en prender fuego y si cabe aún más envenenar el aire que respiran sus conciudadanos.

Uno de los fiscales antimafia más conocidos, Pietro Grasso, declaró. Detrás de la ecomafia hay un sistema criminal complejo, con técnicos de laboratorio, transportistas e intermediarios que son  Alcaldes y funcionarios aceptando sobornos, y necesitamos más armas jurídicas”

Se calcula que la camorra ha enterrado en la región de Campania lo que es el equivalente a doce veces el Everest.

Las consecuencias son múltiples, tierras contaminadas para los próximos 1000 años, niños con leucemia, aumento de tumores por encima de la media nacional entre un 40 y 60 por ciento, defectos neurológicos y lo que resulta más alarmante cultivo de alimentos de ingredientes básicos como el tomate, la mozzarekka de búfala y el vino en las tierras que han sido vertidas con cientos de vertidos tóxicos de venta al público con la vista gorda de las autoridades.

La ciudad que tiene este doloroso honor estadístico es Caserta donde sus tierras se han convertido en el vertedero de residuos industriales procedentes de Alemania, el norte de Italia y todo el de la región de Campania.

El Ejército de Estados Unidos hizo un estudio por la salud de sus hombres. Ha salido a la luz ahora y es demoledor: prohíbe el consumo de agua en toda la región de Campania, incluso para lavarse los dientes.

Nola que han convivido siempre con esta fatalidad del sur de Italia. “Eran cosas de la Camorra”. Por supuesto, con la complicidad de empresas En el triángulo infernal como se conoce popularmente se marca entre Nápoles, Caserta y, políticos y funcionarios.

Un artículo de Fresas en Bagdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *