Martes, 25 Julio, 2017

            

El PSOE acusa a Diputación de preparar la liquidación de Visogsa para “regalarla” a empresas privadas

El grupo socialista advierte de que el PP pretende justificar la entrega de la empresa a “4 amiguetes” mintiendo sobre la herencia recibida

E.P


image_print

El grupo socialista de la Diputación de Granada ha acusado hoy al presidente de la corporación, Sebastián Pérez, y a su vicepresidente, José Antonio Robles, de urdir la liquidación de la empresa pública de Vivienda y Suelo de la institución, Visogsa, para “regalarla” a la iniciativa privada.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa el portavoz del grupo del PSOE en la institución y exconsejero delegado de la entidad, José Entrena, quien ha advertido de que el gobierno ‘popular’ pretende justificar el cierre y la privatización de Visogsa utilizando como coartada informaciones “totalmente falsas” sobre la herencia socialista y la responsabilidad del PSOE en la mala situación económica de la empresa.

“Esta empresa pública ha sido tradicionalmente la joya de la corona de la Diputación Provincial con beneficios que llegaron a alcanzar los cinco millones de euros en el año 2010”, ha explicado Entrena para a continuación asegurar que al término del anterior mandato socialista, en el verano de 2011, Visogsa disponía de 16 millones de euros en sus cuentas corrientes y de subvenciones públicas pendientes de cobro por promociones ejecutadas que ascendían a los 14 millones de euros. “30 millones de euros fue la herencia que dejó el gobierno socialista al PP en la empresa pública de vivienda”, ha sentenciado.

En este sentido, el portavoz del grupo socialista ha desmentido los datos aportados ayer por el actual consejero delegado de la entidad, José Antonio Robles, que apuntaban a que la empresa tendría que afrontar un pago por valor de 1,3 millones de euros con motivo de una sentencia judicial desfavorable relativa a una operación urbanística.

Entrena, que fue consejero delegado de la empresa durante esta operación, ha informado sobre los hechos de este capítulo urbanístico para demostrar la falsedad de las declaraciones de Robles. Así, ha recordado que el 23 de mayo de 2003, el Ayuntamiento de la capital cedía a la Diputación a cambio de 903.750 euros el derecho de superficie sobre una parcela para uso deportivo y comercial, y para la construcción de un aparcamiento subterráneo.

Tras el correspondiente proceso de licitación, Visogsa adjudicó el aprovechamiento de la cesión en 2006 a una empresa por 1.771.000 euros. De esta manera, la operación suponía unos beneficios 867.250 euros para la empresa de vivienda.

Sin embargo, entre finales de 2008 y principios de 2009, la empresa decide dar marcha atrás, pide la devolución del importe abonado y reclama la anulación del contrato. Bajo el aval de informes técnicos, el entonces gobierno socialista de la Diputación consideró que no existían causas objetivas para la devolución del importe y se inicia un proceso judicial que se salda con una primera sentencia de diciembre de 2012, que condena a Visogsa a devolver el 50 por ciento del importe recibido (885.500 euros) más los correspondientes intereses legales. Esta decisión es recurrida y una nueva sentencia de 22 noviembre de 2013 mantiene la devolución del 50 por ciento, si bien revoca el abono de los intereses legales, por lo que no existían pérdidas al haber recibido una cuantía previa de 1,7 millones.

Por ello, el dirigente socialista ha afirmado que los datos reales demuestran la falsedad y las mentiras del PP en la Corporación. “La realidad es que Sebastián Pérez se ha cargado esta empresa pública en menos de tres años”, ha manifestado Entrena, quien ha detallado que después de obtener beneficios pírricos en la liquidación de 2013, Visogsa entrará en pérdidas en 2014. De esta forma, el dirigente socialista ha recordado que la reforma local aprobada por el Gobierno central obligará a su liquidación, como con el resto de empresas públicas en pérdidas.

Entrena ha asegurado que la “mala gestión” en esta empresa tiene a un único responsable que es el Partido Popular y Sebastián Pérez, “que la han dejado sin actividad mientras han incrementado el personal de forma descarada, así como las asistencias externas”.

“La empresa sólo está pendiente de la firma del último contrato de asistencia técnica que será la consultora de la liquidación”, ha apuntado el dirigente socialista, quien ha concluido asegurando que “al final serán cuatro amiguetes de Sebastián Pérez los que se quedará con los restos del naufragio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *