Lunes, 24 de Septiembre de 2018

            

El origen que no conocías de enclaves y personajes granadinos | Vídeo

La calle Navas, el Cobertizo de Santo Domingo, Fray Luis de Granada, Mariana Pineda o Yehida Ibn Tibbón son algunos de los enclaves y personajes de nuestra ciudad por lo que hoy damos una vuelta | ¿Conocen los granadinos sus historias?

Estatua a Fray Luis de Granada | Foto: Justa Aros
José L. Moreno | @morenoluaces


image_print

Granada, ciudad de embrujo y romanticismo, esconde un sinfín de secretos. Sus edificios están plagados de historia y sus rincones han sido testigo del paso de varias civilizaciones a lo largo de los siglos. Las calles que dibujan el plano de la urbe de la Alhambra recogen las vivencias de los que pasaron por ellas. Unas cargadas de pasado árabe, otras de hechos más recientes.

¿Conoce el origen de calles por las que camina a diario como, por ejemplo, la calle Navas? ¿Sabe de la existencia de personajes que marcaron la historia de la ciudad? En Granada Digital hacemos otro repaso de las anécdotas más curiosas que han dado nombre a algunas calles y plazas de nuestra ciudad y al paso de personaje históricos.

Estatua de Mariana Pineda en la plaza que lleva su nombre | Foto: Justa Aros

Plaza Mariana Pineda, símbolo de lucha

“Granada al heroísmo de Doña Mariana Pineda. La posteridad admirará sus virtudes. Víctima de la Libertad. Con el secreto inmortalizó su nombre”, así reza la base de la estatua dedicada a una de las mártires que ha dejado la historia de Granada. Son pocos los que no conocen su figura luchadora.

Tras participar en varios episodios con liberales granadinos, el 18 de marzo de 1831 se entró en su domicilio de la calle Águila, donde se encontró una bandera aún sin terminar con las siguientes palabras: “Igualdad, Libertad y Ley.” Mariana Pineda fue condenada a garrote vil y ejecutada en la actual plaza de la Libertad.

La plaza que lleva su nombre fue remodelada en 1833, en la que se ubicó su estatua. Antes, esta zona era agrícola, hasta que se derribó la muralla de época musulmana para ampliarla y urbanizarla. Sólo se accedía a ella por la puerta de los Ladrilleros o de Bibataubín. Por la zona también se ubicó el antiguo Teatro Napoleón, posteriormente llamado Principal y Cervantes, hasta su desaparición.

Fachada del Palacio de los Navas, en la calle que lleva su nombre | Foto: Justa Aros

La calle Navas, la de los Navas

Puede que hoy sea la calle más típica para tapear en Granada, eso sí, para los extranjeros que vienen a conocer la Alhambra. Pero, esta calle tuvo un alto nivel social en época de la reconquista cristiana. Fue un barrio ocupado por la nobleza granadina. Mucha culpa la tuvieron los Navas, que construyeron su palacio al principio de esta vía, haciendo esquina con la actual San Matías. Fue la residencia de Don Francisco de Navas, militar que luchó de forma reconocida junto a los Reyes Católicos en el objetivo de apoderarse del Reino de Granada.

Muchos desconocen su origen, pero si alzamos la mirada en esta estrecha y turística calle, podremos observar este palacete del siglo XVI.

Paso del Cobertizo de Santo Domingo | Foto: JLM

Cobertizo de Santo Domingo, un tesoro escondido

Hasta esta zona llegaban las huertas del Cuarto Real Santo Domingo, conocidas como de la Almanjarra, propiedad de Aixa, la madre de Boabdil. Con la ansiedad de cristianizar las zonas musulmanas con edificios religiosos, se construyeron el Convento de las Comendadoras, la Iglesia de Santo Domingo y el Convento de Santa Cruz la Real . Este cobertizo, estructura muy común en estos tiempos, conecta los edificios.

El verdadero valor de esta obra arquitectónica es que esconde en su interior el Camarín de la Virgen del Rosario, patrona de Granada antes que la Virgen de las Angustias.

Otra de las curiosidades de esta calle es que por aquí pasa el Camino de Santiago Mozárabe.

Estatua a Fray Luis de Granada | Foto: Justa Aros

Estatua Fray Luis de Granada

Conocía las confesiones de reyes y duques por su prestigio dentro de la iglesia. Aparte de ser un gran religioso, fue un escritor reconocido, que llevó el nombre de Granada por el mundo. También fue un gran escritor con obras destacadas como sus Seis libros de la retórica eclesiástica (1576), el Libro de la oración y de la meditación (1554), la Guía de pecadores (1556) y el Memorial de la vida cristiana (1561). Nació en el Realejo y fue monaguillo del convento de Santa Cruz de Granada de los dominicos .

Pero, su estatua no ha estado siempre en el barrio que le vio nacer. Primero se colocó en la Plaza Bib-Rambla, hasta 1940, cuando con la reforma urbana de Gallego Burín cambió su emplazamiento al atrio de la Iglesia de Santo Domingo. En su lugar se colocó la Fuente de los Gigantones, a la que también se le da el nombre de fuente de Neptuno.

 

Estatua a Yehuda Ibn Tibbón | Foto: Justa Aros

Estatua de Yehuda Ibn Tibbón

Puede ser la estatua más desconocida del callejero granadino. Muchos creen que tiene que ver con el pasado musulmán de la ciudad, pero viene de familia judía. Tuvo que abandonar los pies de la Alhambra por las persecuciones antijudías almohades, pero antes dejó su huella. Es el fundador de la dinastía de los Tibónidas y considerado el “patrón” de los traductores.

La estatua de este médico, filósofo, poeta, y traductor da entrada al antiguo barrio judío de Granada: el Realejo. Tradujo innumerables textos árabes al hebreo, de hecho, lo único que se llevó antes de ser expulsado fue su valiosa colección de libros. Murió en Marsella en 1190.

Si no puede ver el vídeo haga clic aquí


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.