Sábado, 16 Diciembre, 2017

            

El jurado declara culpable al acusado de matar a su excompañero de prisión en La Zubia

Los hechos sucedieron el 12 de mayo de 2015, cuando el acusado salió supuestamente de su domicilio con "un cuchillo de cocina de grandes dimensiones"

Imagen durante un juicio
E.P.


image_print

Un jurado popular ha declarado culpable al hombre de 35 años de edad acusado de matar de dos puñaladas en la localidad granadina de La Zubia a un excompañero de prisión.

El jurado, que ha leído su veredicto este viernes por la noche en la Audiencia Provincial de Granada, donde el juicio ha quedado visto para sentencia, ha considerado probado por unanimidad que el acusado, de iniciales J. A. M. B., actuó “con ánimo de causar la muerte” contra su víctima al que abordó “por la espalda” en una plaza el 12 de mayo de 2015 en la madrugada.

Tras elevar a definitivas sus conclusiones este pasado jueves, la Fiscalía mantuvo su petición de 15 años de prisión por un supuesto delito de homicidio con agravante de reincidencia, mientras que la acusación particular, que representa a la familia del fallecido, mantuvo su petición de 20 años de cárcel por la presunta comisión de un asesinato con las agravantes de alevosía, reincidencia y aprovechamiento de las circunstancias, y la defensa la libre absolución por falta de pruebas.

El jurado popular que ha enjuiciado el caso, desde el pasado lunes en la Sección Segunda de la Audiencia de Granada, recibió este viernes a última hora de la mañana el objeto del veredicto sobre el que ha deliberado durante la tarde concluyendo que el acusado era “plenamente consciente de sus actos”.

J. A. M. B. ha sido condenado antes de este caso a 27 años de prisión por diversos delitos contra el patrimonio, asesinato consumado –en el conocido como doble crimen del pub ‘Directo’ de Granada en 2001–, tentativa de asesinato, y tenencia ilícita de armas.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, los hechos por lo que se le ha juzgado desde el lunes sucedieron el 12 de mayo de 2015, cuando el acusado salió supuestamente, entre las 2,00 y las 3,00 horas, del domicilio que compartía con su compañera sentimental con “un cuchillo de cocina de grandes dimensiones”.

Con ese cuchillo, de características desconocidas al no haberse recuperado tras los hechos, se dirigió a una plaza al encuentro de su antiguo compañero de celda con el que mantenía una “enemistad derivada de la estancia común en el mismo módulo del centro penitenciario de Albolote” entre los días 10 de febrero de 2012 y 8 de febrero de 2013.

Una hora antes de los hechos habían estado en esa misma plaza para “efectuar un intercambio de pastillas de metadona” por otra de Rivotril.

A su vuelta, y al hallar solo en dicha plaza a su antiguo compañero de módulo, “se dirigió hacia él portando en la mano el cuchillo” y “guiado del inequívoco ánimo de causarle la muerte, le asestó dos puñaladas” en hemicostado derecho e hipocondrio izquierdo que le ocasionaron la muerte “de forma casi inmediata”.

La primera puñalada, de una longitud aproximada de cuatro centímetros de profundidad, le afectó a “la parte superior del hígado, cara inferior del pulmón derecho, cara posterior del lóbulo inferior del pulmón derecho” y la aorta, entre otros órganos vitales, sufriendo la supuesta víctima también una herida incisa en la palma de la mano, “probablemente de origen defensivo”, según el escrito de acusación del Ministerio Público que ha mantenido su petición de indemnización a los padres del fallecido con 120.000 euros más intereses en concepto de responsabilidad civil, una cantidad que la acusación particular eleva a 450.000 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *