Miércoles, 23 Agosto, 2017

            

El IAT presenta concurso de acreedores con una deuda de 3,6 millones

Además, apunta que la Junta le debe 1,6 millones de euros por proyectos desarrollados entre 2010 y 2012

Instituto Andaluz de Tecnología
E.P.


image_print

El Instituto Andaluz de Tecnología (IAT) ha solicitado la declaración concurso voluntario de acreedores, al tener una deuda con las entidades financieras de 3,6 millones de euros, según han informado a Europa Press fuentes cercanas al Instituto, que han lamentado que entre los motivos para la complicada situación económica se encuentra el hecho de que la Junta le debe 1,6 millones por proyectos desarrollados entre 2010 y 2012.

Las fuentes han explicado a Europa Press que en el entorno de crisis económica y financiera, el IAT “ha tenido un volumen de ingresos descendente desde 2010, pero los ingresos bajaron de forma especialmente notable en 2015”. En ese sentido, en ese año “hubo importantes pérdidas y el patronato de IAT puso en marcha un cambio en la dirección de la institución”.

Asimismo, lamentan que “al mismo tiempo se ha producido un retraso en el cobro de cantidades por proyectos que debía abonar la Junta de Andalucía, que nos debe una cantidad cercana a 1,6 millones por proyectos comprendidos entre 2010 y 2012”.

A su juicio, todo esto “ha provocado una gran tensión en tesorería e hizo que presentáramos la situación preconcursal y posteriormente hemos solicitado la declaración de concurso voluntario”.

Para el IAT, esta situación “hubiera podido evitarse con el apoyo del Gobierno regional”, toda vez que “para un centro tecnológico creado y concebido como pieza fundamental del sistema regional de innovación, el apoyo del Gobierno andaluza resultaba necesario, de forma directa e indirecta”.

Lamentan que “sin embargo, a fecha actual, todavía no se ha puesto en marcha todo el plan y la estrategia de especialización inteligente de Andalucía” y añaden que “desde 2013 hay una ausencia total de convocatorias que permitan a todos los centros tecnológicos, no sólo al IAT, actuar como instrumento para la mejora de la competitividad empresarial”.

“A eso hay que unir el impago de la deuda pendiente por parte de la junta, a pesar de que se han ejecutado correctamente los proyectos”, han lamentado las fuentes, quienes precisan que se han celebrado reuniones con la Junta a nivel individual y colectivo con otros centros tecnológicos “pero no nos ofrecen compromisos claros y no tenemos seguridad de cuándo nos pagarán lo que nos deben, y además llevamos mucho tiempo sin este tipo de actuaciones, y encima cambian criterios sin previo aviso”.

Aseguran que la posición de tesorería “es bastante difícil” y han explicado que han buscado financiación por parte de las instituciones financieras “pero para ello era preciso el apoyo de Caja de Ingenieros, nuestro principal acreedor, pero ésta no ha tomado esa posición de liderazgo en la refinanciación y no nos ha apoyado, algo que era necesario para que el resto de entidades nos hubiera apoyado”.

VENTA DE EDIFICIOS

Las fuentes recuerdan que el IAT “tiene un patrimonio importante y se nos debe bastante dinero por parte de los clientes, y entre lo que se nos debe y el patrimonio que tenemos hemos hecho un plan de viabilidad”.

Según publica este jueves ABC, IAT ha trazado junto a EY un plan de viabilidad para reconducir sus cuentas, que baraja reorientar la actividad comercial, reducir la estructura, reestructurar la deuda con entidades financieras y obtener en paralelo nueva liquidez.

Ha añadido que tiene pendientes de cobro algunos proyectos europeos pero confían en que “estos proyectos se cobrarán, dentro de su proceso natural”, recordando que el IAT “es referente en proyectos europeos”.

“Ahora estamos trabajando todavía para conseguir la refinanciación”, han añadido las fuentes, quienes reconocen que “poder vender nuestro edificio sería una oportunidad y daría una inyección importante, pero seguiremos viendo todas las fórmulas posibles para buscar esa financiación para solventar el problema de liquidez que tenemos”.

Las fuentes precisan que no han parado la maquinaria y siguen trabajando aunque no saben si la situación concursal les permitirá o no seguir trabajando en determinados proyectos. “Si conseguimos la financiación necesaria, conseguiremos revertir el concurso”, han añadido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *