Domingo, 22 Octubre, 2017

            

El gobierno de PSOE en minoría, un rompecabezas difícil de realizar

Luis Salvador ha afirmado que apoyará la alcaldía de los socialistas si Vamos, Granada e IU no entran en el equipo de Gobierno

Foto: Redacción GD
Sarai Bausán García | @Sarai_Bausan


image_print

El portavoz de Ciudadanos en Granada, Luis Salvador, ha mostrado su intención de ‘echar’ del consistorio granadino al Partido Popular para que en su lugar tome las riendas de la alcaldía el PSOE con su apoyo y así lograr “regenerar” la institución. Pero para llevar a cabo esta colaboración con el Partido Socialista, Ciudadanos tiene una serie de condiciones sin las que no estaría dispuesto a dar su brazo a torcer en la nueva legislatura.

Así, el partido que se muestra como la llave que permitiría la alcaldía granadina ha destacado como imposición la dimisión de Mariano Lorente, diputado de Deportes de Granada y exalcalde de Iznalloz imputado por un delito de prevaricación cuando era alcalde de la localidad. A pesar de que aún no hay una respuesta firme del partido, la elección parece clara, pues la destitución de Lorente supondría estar un paso más cerca de la alcaldía.

Pero Ciudadanos de Granada no se queda ahí, sino que en estos días ha tomado una nueva decisión sobre cómo debe ser el futuro mandato de Granada: “La mejor opción es que se cree un Gobierno de PSOE en minoría en el que no entre ni IU ni Vamos, Granada”, indica Salvador. De ese modo, el portavoz del partido en Granada ha señalado como condición fundamental que, a pesar de las iniciativas que los órganos de la oposición lleven a cabo juntos, ninguno de los dos partidos municipales deben formar parte del equipo de gobierno si el PSOE quiere contar con su apoyo.

Así, Ciudadanos plantea la que cree que es “la mejor opción para Granada”: un Gobierno de PSOE en minoría. Pero, ¿tiene posibilidad de acción una alcaldía formada así?

Tal y como explica el politólogo José Manuel Trujillo, el partido socialista en Granada, a pesar de ser la segunda fuerza política de la capital, sigue siendo una formación minoritaria al no contar con los votos suficientes para, en un propuesta, obtener más sí que no en solitario. De ese modo, si gobernase en minoría, tendría que contar con el apoyo constante del resto de partidos para que el PP no derrocase sus iniciativas con su mayoría de votos –mientras que el PP tiene 11 concejales, el PSOE tiene 8-.

“El PSOE necesita que aunque los otros partidos no formen parte del gobierno municipal le den un apoyo constante porque solo con los votos favorables de Ciudadanos no conseguiría sacar adelante sus propuestas si el resto se opone”, recalca Trujillo.  De ese modo, si Vamos, Granada e IU propusiesen apoyar al PSOE pero a cambio de formar Gobierno; los socialistas deberían buscar una forma de mediar entre las restricciones de Ciudadanos y las propuestas del resto de partidos.

Al preguntarle sobre la posibilidad de que la formación de alcaldía se lleve a cabo con estas restricciones, el politólogo señala: “Si las condiciones es que ninguno entre en el Gobierno y Vamos,Granada e Izquierda Unida quedan como simples apoyos externos es muy difícil llevar a cabo las políticas al ser extremadamente complicado que estén de acuerdo con cada iniciativa que lleve a cabo el PSOE”. A pesar de ello, aunque éste no es un planteamiento usual, tal y como muestra Trujillo, es una realidad que se puede lograr si da con la fórmula adecuada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *