Viernes, 18 Agosto, 2017

            

El Gobierno anticipa 7.969 plazas del Estado y autoriza a las comunidades autónomas a adelantar convocatorias

Por sectores, se convocarán 2.346 plazas de Guardia Civil; 3.591 plazas de Policía; 1.699 plazas para las Fuerzas Armadas y otras 42 de docencia, para las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla

Un agente de la Guardia Civil en una operación antidroga | Autor: Archivo GD
E.P


image_print

El Consejo de Ministros ha aprobado el real decreto ley por el que se anticipa la convocatoria de 7.969 plazas de la oferta de empleo público (OEP) de 2017 para los ámbitos la Educación, Fuerzas Armadas, Policía y Guardia Civil, y autoriza la convocatoria anticipada de plazas en estos ámbitos a las comunidades autónomas, que serán de más de 11.500 plazas solo en Educación.

Así lo ha anunciado el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha destacado la “sensibilidad” del ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, al permitir “desgajar” con este anticipo la Oferta de Empleo Público (OEP) de 67.000 plazas para este año incluidas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE), aprobado también este viernes, que llegarán al Congreso el martes.

El decreto aprueba la convocatoria de 7.969 plazas urgentes del Estado y permite a las comunidades autónomas convocar empleo público sin necesidad de tener que esperar a la tramitación parlamentaria de los Presupuestos y a su aprobación, que no se producirá antes del mes de junio. En concreto, se autoriza la convocatoria de 6.005 plazas de Estado de acceso libre, 1.673 de promoción interna y 291 plazas de otro rango.

Por sectores, se convocarán 2.346 plazas de Guardia Civil (1.866 de acceso libre y 480 de promoción interna); 3.591 plazas de Policía (3.331 de acceso libre y 260 de promoción interna); 1.699 plazas para las Fuerzas Armadas (766 de acceso libre, 933 de promoción interna y 291 de otro tipo) y otras 42 de docencia, para las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

MÁS DE 11.500 PLAZAS DE DOCENTES

Asimismo, el decreto autoriza a las comunidades autónomas a convocar de forma anticipada a la aprobación de la OEP de 2017, plazas en estos ámbitos, en su mayoría para docentes.

El ministro de Hacienda y Función Pública ha explicado que el adelanto del contenido ordinario de la OEP busca facilitar la convocatoria de plazas de docentes para cubrir las vacantes de cara al curso escolar y para limitar que las academias de formación de policía y militares no puedan operar por la falta de entrada de nuevas plazas.

Así, con el anticipo de convocatoria de empleo público autorizado a las comunidades autónomas, el Gobierno estima que en Educación, con una tasa de reposición del 100%, se convocarán hasta alrededor de 10.000 plazas en el ámbito educativo no universitario y unas 1.500 plazas de profesores universitarios.

A estas se le añadirán las correspondientes a la tasa de reposición del 100% de los policías autonómicos de Cataluña y Navarra, y los de la Policía del País Vasco, cuya tasa será la que fije el acuerdo de la Junta de Seguridad para esa comunidad autónoma.

OFERTA DE EMPLEO PÚBLICO Y SUBIDA SALARIAL DEL 1%

Los Presupuestos incluirán una oferta de empleo público (OEP) para 2017 de alrededor de 67.000 plazas de reposición, y un proceso de reducción de la interinidad que conllevará la conversión de hasta 250.000 interinos en fijos en un plazo de tres años.

Montoro y Méndez de Vigo han indicado que el objetivo es reducir la interinidad en las administraciones del 20% actual al 8% en ese periodo, lo que supondrá reducir hasta un máximo del 90% los interinos existentes actuales.

La OEP tiene como finalidad reforzar las plantillas en los sectores prioritarios (Educación, Sanidad y Justicia), que será del 100% , pero añade además tres nuevos sectores: atención al ciudadano en los servicios públicos, prestación directa del servicio de transporte y seguridad y emergencias. Para el resto de sectores la tasa de reposición es del 50%.

Las cuentas de 2017 incluyen también un incremento salarial del 1% para los funcionarios, en línea con el aprobado el año pasado, tras su congelación durante los años anteriores de la legislatura de Mariano Rajoy y de 2011, con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que lo llegó a bajar un 5% en 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *