Lunes, 11 Diciembre, 2017

            

Dolores en el tórax: ¿costocondritis o neumotórax?

En el diagnóstico diferencial lo que más identifica a esta inflamación benigna pasajera es que se trata de un dolor localizado que se presenta al tacto y no supone un dolor opresivo en el tórax



image_print

Los dolores en la caja torácica o en el pecho siempre son motivo de consulta y de preocupación entre los mayores pero también se presentan en los menores y adultos jóvenes. Corazón, pulmones y esternón son las estructuras en las que primero pensamos y el diagnóstico diferencial constituye la pieza clave para el tratamiento.

Según explica a Infosalus el doctor Xavier Tarrado, cirujano pediátrico y jefe de cirugía del Hospital San Juan de Dios en Barcelona, la costocondritis puede manifestarse a través de un dolor al lado del esternón que quienes padecen señalan a punta de dedo, duele a la presión y suele esconder una inflamación de la unión del cartílago que une las costillas con el esternón.

Esta inflamación puede tener un origen vírico o traumático. Es un trastorno benigno y el tratamiento es conservador con antiinflamatorios y reposo. Es más común en adolescentes mayores y adultos jóvenes que practican deporte.

La mayoría de las veces la costocondritis no se acompaña de signos inflamatorios pues esto llevaría más a pensar en que se podría tratar de una osteomielitis, una infección bacteriana ósea muy poco frecuente.

“En la radiografía el cartílago no se ve y sólo sirve para tranquilizar a los padres de que no se trata de un neumotórax. Lo principal es calmar a la familia ya que la costocondritis se resuelve de forma espontánea en una o dos semanas”, señala Tarrado.

En el diagnóstico diferencial lo que más identifica a esta inflamación benigna pasajera es que se trata de un dolor localizado que se presenta al tacto y no supone un dolor opresivo en el tórax como podría ser el de un ataque cardíaco, ni punzante como el que puede presentarse en el costado ante una neumonía.

En el neumotórax se presenta dolor en la respiración pero el joven no se señala con un dedo al punto concreto donde le duele como sucede en el caso de la costocondritis.

“Los padres tienen hoy en día menos tolerancia a la incertidumbre, por ello, lo primero es tranquilizarles, ya que en muchos casos hay dolores como el abdominal, en el que no se llegan a conocer las causas y que son transitorios”, apunta Tarrado.

DIFERENCIAS CON EL NEUMOTÓRAX

Esta condición se describe a veces como pinchazos en el corazón, dolores fugaces en el tórax de los que no se sabe el motivo y por los que suele realizarse consulta. El neumotórax se produce por una fuga de aire al espacio pleural, la cavidad existente entre el pulmón y la pared torácica.

Si no para de salir aire hacia la pleura se produce más dolor y más sensación de falta de aire. Si esto va aumentando de forma mantenida se puede producir un colapso del pulmón, se desplaza el corazón y el otro pulmón.

El neumotórax espontáneo, el conocido como primario, es una patología muy frecuente entre los adolescentes y adultos jóvenes. Es más frecuente en chicos jóvenes altos, delgados y que presentan un dolor brusco en el tórax y dificultad para respirar.

Su causa más común es la existencia de burbujas de aire o pequeños quistecitos pulmonares de causa desconocida (bullas) en los lóbulos superiores que se rompen y que hacen que pase a la cavidad pleural aire ocasionando dificultad respiratoria.

El neumotórax requiere observación y aunque suele reabsorberse en unos días, si es más grave se debe drenar el pulmón y si recidiva intervenir con cirugía. Se tratan los síntomas con antiinflamatorios y descanso. En la operación quirúrgica se resecan las bullas para evitar la inflamación de la pleura y que ésta se pegue al pulmón y se desarrolle pleuritis.

El neumotórax secundario es el que se produce debido a un traumatismo o a otra enfermedad pulmonar de base, como por ejemplo la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *