Martes, 26 Septiembre, 2017

            

Covirán, consigue dos establecimientos con certificación en Accesibilidad Universal

Un nuevo supermercado de Covirán, el ubicado en el barrio de la Chana, Granada, ha sido certificado por AENOR

Foto: Gabinete
Gabinete


image_print

Covirán, cooperativa nacional de distribución de productos de gran consumo, ha conseguido una nueva acreditación en Accesibilidad Universal por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR). Con ello, la cooperativa se convierte en la única entidad en el sector que cuenta con este certificado en dos establecimientos diferentes.

La cooperativa es pionera en su compromiso con las personas discapacitadas. Así en 2014, el entorno comercial ubicado en la granadina Plaza de la Ilusión, fue el primero, a nivel nacional, en conseguir la certificación de AENOR en Accesibilidad Universal. Ahora, Covirán renueva esta certificación y suma un nuevo establecimiento, en concreto, el ubicado en el barrio de la Chana de Granada. De esta manera, Covirán asegura la accesibilidad, elemento clave en la experiencia de compra de sus clientes y de cuyas mejoras se beneficia un 40% de la población española.

Este certificado se basa en los requisitos de la norma española UNE 170001-2 Sistemas de Gestión de Accesibilidad Universal, lo que supone un compromiso social por parte de la cooperativa a favor de la igualdad de derechos y oportunidades a todas las personas, independientemente de sus capacidades. Para ello se tienen en cuenta no solo barreras arquitectónicas, sino también las auditivas, visuales y sensoriales y la garantía de una gestión de la Accesibilidad Universal en el día a día de estos negocios certificados.

Entre las medidas tomadas por ambos centros, destacan: la adaptación de los pasillos, ensanchándolos para facilitar la movilidad, la adecuación de cajas de cobro con elevador porta-cesta y bucle magnético para mejorar la señal auditiva, los verificadores de precios y dispensadores de números colocados a una altura de 1,20 cm, las etiquetas electrónicas con un contraste cromático y la mejora de equipamientos como carros de la compra de fácil manejo para personas en silla de ruedas. También, incorporan zonas de descanso y puertas de acceso adaptadas, entre otras medidas.

Este esfuerzo de Covirán en su lucha por la accesibilidad universal, se complementa con su servicio Asiste, un proyecto presente en La Plaza de La Ilusión y en el supermercado de La Chana. Se trata de un servicio destinado a aquellos clientes que puedan contar con algún tipo de limitación, ya sea permanente o temporal, o cuenten con cualquier dificultad puntual durante el desarrollo de la compra. El servicio incluye desde el acompañamiento durante la compra, pasando por compra por teléfono y servicio a domicilio.

El presidente del grupo Covirán y consejero delegado, Luis Osuna, ha puesto el acento en la formación de los socios como una de las claves del proyecto. “Nuestros miembros han llevo a cabo acciones formativas específicas para que todo el personal de atención al público esté capacitado para atender a personas con cualquier necesidad especial. La certificación obtenida en ambos centros forma parte de nuestro compromiso con la sociedad y de la filosofía de la cooperativa, que busca ofrecer servicios más completos y profesionales, mejorando la experiencia de compra de nuestros clientes a través de supermercados más cercanos, innovadores y con el mejor surtido”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *