Domingo, 26 Marzo, 2017

Cómo preparar a los mayores para el frío

De las 3.000 personas usuarias del Servicio Provincial de Teleasistencia que presta la Diputación de Granada, 480 están consideradas de mayor riesgo ante las bajas temperaturas

Gabinete


image_print

La Diputación de Granada ha puesto en marcha, en colaboración con la empresa prestadora del Servicio Provincial de Teleasistencia, Tunstall Televida, una campaña para la prevención de los riesgos que las bajas temperaturas pueden tener sobre la salud de las personas mayores, y en especial sobre la de los usuarios de dicho servicio. La diputada delegada de Familia y Bienestar Social, Marta Nievas, ha explicado que el objetivo que se persigue es “concienciar a nuestros mayores de los efectos que el frío puede tener sobre su salud durante el invierno para intentar minimizarlos”.

En la línea de lo que se hiciera en la campaña contra los efectos del calor en verano, Marta Nievas ha explicado que se entregarán dípticos informativos con recomendaciones básicas en las visitas periódicas que realiza el personal del Servicio Provincial de Teleasistencia, con sus coordinadores de zona y unidades móviles, a todos los usuarios las cuales, durante este mismo periodo del año pasado, ascendieron a un total de 7.023 visitas.

Estas recomendaciones son proporcionadas también desde la central de llamadas por los teleoperadores que realizaron un total de 10.470 llamadas el pasado invierno para incidir en estos consejos en lo que es, según ha señalado la diputada de Familia, “una prueba más del esfuerzo que se esta realizando desde esta Diputación Provincial por mantener la calidad en los Servicios Sociales que se prestan a nuestros mayores en la provincia”.

La central de llamadas del Servicio de Teleasistencia tiene identificadas a las personas más vulnerables a los efectos de las temperaturas extremas, con tres niveles de riesgo: atendiendo a razones de edad, mayores de 80 años; por la situación de convivencia, que vivan solas; y que padezcan alguna enfermedad crónica que pueda hacerlos especialmente sensibles a estos cambios, como enfermedades cardiovasculares o respiratorias.

“Las operadoras hablan prácticamente a diario con los usuarios de la Teleasistencia”, ha explicado Marta Nievas que ha incidido en que “la Diputación tiene una especial sensibilidad con los mayores de la provincia” y “hace un importante esfuerzo año tras año por seguir manteniendo este servicio a pesar de no ser competencia nuestra” en referencia al Servicio Provincial de Teleasistencia que complementa al de la Ley de Dependencia.

De las 3.000 personas usuarias del Servicio Provincial de Teleasistencia que presta la Diputación de Granada, 480 están consideradas de mayor riesgo ante las bajas temperaturas, ha detallado la diputada de Familia. Estos usuarios reciben una atención especial durante esta campaña, con llamadas de seguimiento desde la central los días con alerta meteorológica, e intensificando las visitas por parte de los profesionales de este Servicio. Este plan especial está activo desde el 1 de diciembre hasta el próximo 28 de febrero.

CONSEJOS

[spacer style=”3″]

 Fuera de la casa:

• Evitar las exposiciones prolongadas al frío y los cambios bruscos de temperatura.

• Se recomienda que las actividades en el exterior se realicen desde las 12 a las 17 horas.

• Evitar salir en las horas en las que se está haciendo la digestión.

• Salir con ropa cálida y de abrigo, usando guantes y calcetines de lana. Animarse a utilizar sombrero.

• En el caso de vivir en zonas aisladas, tomar precauciones para no quedarse aislado.

 

En el hogar:

• Procurar que la casa conserve el calor, manteniendo cerradas las ventanas y puertas. Ventilar la casa en las horas centrales del día.

• Tener precaución con la estufas y braseros para prevenir incendios, situándolos lejos de cortinas, ropa de mesa camilla o muebles.

• No acercarse excesivamente a las fuentes de calor porque pueden producir quemaduras.

• Poner especial atención a los braseros de butano o leña, porque pueden provocar intoxicación por inhalación de monóxido de carbono en habitaciones cerradas.

• Calentar las habitaciones donde se pasa más tiempo.

• En el caso de poder quedar aislado: tener a mano una linterna, procurar no usar velas, poner pilas en la radio y estar provisto de comida enlatada, o de aquella que no requiera refrigeración, así como la medicación suficiente que tenga prescrita.

 

En las comidas:

• Se recomienda una dieta rica en vitamina C, consumir fruta, verdura y pescado.

• Beber abundante líquido y tomar infusiones y caldos calientes. Evitar las bebidas alcohólicas y el tabaco.

 

En general se recomienda:

• Aunque el tiempo se lo impida, no renunciar a pasear, caminando dentro de la casa, para ello se puede usar un reloj y cronometrar el tiempo.

• Hacer sencillos ejercicios para el cuello, brazos, espalda y caderas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *