Lunes, 18 Diciembre, 2017

            

Ciudadanos propone un censo de ADN para acabar con el abandono, el maltrato animal y las heces en vía pública

Esta iniciativa la llevará al pleno de la institución con el fin de dotar de un nuevo marco regulador que modifique la actual ordenanza

Los municipios con esta iniciativa han visto reducidas en un 80% las defecaciones caninas en sus vías públicas | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

El portavoz del grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Granada, Manuel Olivares, ha propuesto el establecimiento de un censo canino a través del ADN como medida efectiva para “defender el máximo bienestar animal, acabando con el abandono y maltrato” y para “garantizar la salud pública en la ciudad con infracciones a las personas que no recojan las heces de las vías públicas”. Así lo ha expuesto Olivares, quien ha avanzado el contenido de esta iniciativa que su grupo llevará al pleno de la institución con el fin de dotar de un nuevo marco regulador que modifique la actual ordenanza y que garantice una tenencia más responsable de mascotas por parte de los propietarios.

“Consideramos que debemos hacernos eco de los avances tecnológicos y aprovechar las ventajas que nos ofrecen en todos los ámbitos”, ha señalado Olivares, quien considera que la principal ventaja que proporciona contar con un mapa de ADN es su carácter “único e imborrable”: “Creemos que con esta medida se podrá encontrar fácilmente al dueño del animal en casa de abandono, pérdida, maltrato, accidente de tráfico o pelea animal; además de conocer las camadas y localizar cualquier infracción legal que se cometa con ellas”. Asimismo, ha aseverado el portavoz, este censo canino permitiría también conocer al propietario que ocasiona problemas de salud por no recoger los excrementos de la vía pública y que pone así en riesgo a las personas que se encuentran con un cuadro de salud débil y pueden ser víctimas fáciles de estos parásitos.

Según ha aseverado el portavoz, los municipios en los que se ha puesto en marcha esta iniciativa han visto reducidas en un 80% las defecaciones caninas en sus vías públicas y zonas de juego infantil: “Será necesario realizar un estudio económico para la puesta en marcha de la propuesta tanto de las exenciones como de las posibles sanciones por incumplimientos por la no recogida, pero no con un afán recaudatorio, sino de concienciar y mejorar las condiciones higiénico-sanitarias de nuestro entorno”.

Olivares ha avanzado la intención de su grupo de que la iniciativa pueda hacerse extensible a toda la provincia con campañas divulgativas de concienciación en el trato y cuidado de los animales de compañía y con el establecimiento de un convenio de colaboración con el Colegio de Veterinarios para la puesta en común de los animales censados y la toma de muestras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *