Miércoles, 17 de Octubre de 2018

            

Así ha sido el simulacro de accidente en el Aeropuerto de Granada | Vídeo

Uno de los objetivos del ejercicio ha consistido también en probar la atención a los familiares de las víctimas, para los que se ha activado otra sala, también asistida por psicólogos de emergencias

Simulacro en el Aeropuerto de Granada | Foto: 112 Andalucía
E.P.


image_print

El Aeropuerto Federico García Lorca de Granada ha realizado este miércoles un simulacro de accidente aéreo para poner a prueba los mecanismos de coordinación y respuesta ante este tipo de incidentes y avanzar en la implantación y mejora de los planes de emergencia.

La simulación, que no ha alterado en ningún momento el normal funcionamiento del aeropuerto, se ha centrado en un siniestro aéreo en el que un avión con 27 pasajeros pierde altura y cae en una zona de difícil acceso. A consecuencia de la emergencia simulada la aeronave se ha partido en dos y se ha incendiado dejando un total de ocho fallecidos, 11 heridos muy graves y ocho leves o ilesos, según ha informado el 112.

El comandante de la aeronave ha comunicado la situación a la torre de control, que a su vez ha puesto en marcha todo el procedimiento de emergencia. Por un lado se da la alerta al Servicio de Extinción de Incendios del Aeropuerto, así como al Centro de Coordinación Aeroportuaria, que ha activado el Plan de Autoprotección del recinto aeroportuario y comunicado la situación al Centro de Coordinación de Emergencias 112 Andalucía.

Este último es el encargado de activar los mecanismos externos de respuesta, gestionar la respuesta y actuar como nexo coordinador de los operativos intervinientes.

Este accidente simulado ha permitido probar la actuación coordinada de los bomberos tanto del aeropuerto como del Ayuntamiento de Granada que han ejercitado las labores de extinción, búsqueda y excarcelación de personas atrapadas.

Los servicios sanitarios de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias han puesto a punto el montaje del hospital de campaña, así como la clasificación de heridos y noria de traslados.

ATENCIÓN A LOS HERIDOS
Los pasajeros ilesos o con heridas leves han recibido los cuidados sanitarios y atención psicológica, a través del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Desastres que coordina el 112 en una sala habilitada en las propias instalaciones del aeropuerto; mientras que el Instituto de Medicina Legal ha ejercitado su protocolo de identificación y actuación.

Desde Emergencias Andalucía se han probado los flujos de información, las convocatorias de los comités asesores y de operaciones del Plan Territorial de Emergencias de Andalucía, encargado de la dirección de la emergencia, así como la actuación como Centro de Coordinación Operativa Integrada; además del despliegue del Puesto de Mando Avanzado (PMA), cronología del evento, elaboración de informes técnicos, gestión de las comunicaciones y aplicación de las tecnologías a la coordinación, respuesta y conexión de los operativos.

Uno de los objetivos del ejercicio ha consistido también en probar la atención a los familiares de las víctimas, para los que se ha activado otra sala, también asistida por psicólogos de emergencias y la figura del PECO (Persona de Contacto para atención a familiares y víctimas), instituida en el marco de los cambios normativos realizados recientemente en materia de accidentes aéreos.

En este sentido se estima que por cada víctima de un accidente aéreo, suelen desplazarse al aeropuerto varias personas de su entorno más cercano, lo que indica la importancia que tiene ejercitar los protocolos y procedimientos existentes dentro de este ámbito.

La implantación de los planes forma parte esencial de la planificación de emergencias en Andalucía y son un elemento fundamental para mejorar la respuesta y servicio a la ciudadanía.

En esta ocasión se han activado dos: el de autoprotección del aeropuerto y el Plan Territorial de Emergencias de Andalucía en el que ha quedado integrado el del recinto aeroportuario nada más activarse este último.

Los aeropuertos de Aena disponen de un Plan de Autoprotección, destinado a minimizar las consecuencias que tendrían un accidente aéreo o cualquier otro incidente en las instalaciones aeroportuarias.

Dicho plan, se mantiene actualizado mediante la organización, cada dos años, de simulacros generales de emergencia aérea, además de simulacros periódicos parciales.

El ejercicio de hoy se enmarcaría en el primero de los dos grupos, aunque todos persiguen el mismo fin: analizar los tiempos de respuesta de los colectivos implicados, tanto internos como externos, y optimizar la coordinación entre todos ellos.

Este simulacro ha sido realizado por la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en la provincia de Granada, junto al Aeropuerto Federico García Lorca y la subdelegación del Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.