Miércoles, 18 enero, 2017

Armilla y Albolote cuentan con otra edición del programa de inserción laboral Lanzaderas de Empleo

El plazo para participar se cierra el 15 de febrero y las personas interesadas deben estar inscritas como demandantes de empleo

Uno de los programas de Lanzaderas de Empleo | Autor: www.lanzaderasdeempleo.es
Gabinete


image_print

Las personas desempleadas, con edades comprendidas entre 18 y 55 años, tienen de plazo hasta el próximo 15 de febrero para presentar la solicitud al programa Lanzaderas de Empleo, una iniciativa impulsada por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, que en su tercera edición va a tener lugar en los Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial (Cades) de Armilla y Albolote.

La inscripción se puede hacer in situ en los Cades de dichos municipios, pero la información está disponible en todos los de la provincia y en la página web www.andaluciaemprende.es. Del 16 al 26 de febrero se llevarán a cabo las entrevistas grupales para la selección de los candidatos finales, y del 1 de marzo al 29 de julio se desarrollará el programa en los dos Cades previstos. Cada Lanzadera seleccionará a 20 personas, que deben acreditar que son demandantes de empleo en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo.

El programa Lanzaderas de Empleo supone un cambio de enfoque en las políticas de inserción laboral, ya que se persigue dar más protagonismo activo a la persona desempleada al integrarse en un equipo de trabajo que se caracteriza por la heterogeneidad de sus integrantes en variables como el sexo, la edad y el nivel formativo, un criterio que se tendrá en cuenta cuando se realice la selección.

El proyecto se basa en la cooperación mutua y las personas desempleadas interactúan en un contexto de confianza donde comparten experiencias, formación e información, lo que mejora notablemente las posibilidades de búsqueda de empleo y el desarrollo de proyectos propios de autoempleo.

Nuevas técnicas

Los participantes mantienen sesiones individuales y grupales de coaching, trabajan la inteligencia emocional, la comunicación y la creatividad; conocen nuevas técnicas de elaboración y presentación de currículos, analizan cómo afrontar las entrevistas de trabajo, desarrollan mapas de empleabilidad y aprenden a trabajar la marca personal, a diferenciarse y posicionarse mejor en el mercado laboral. También exploran oportunidades de negocio y los pasos a seguir para crear empresas.

Como ejemplo del cambio de enfoque y actitud que suponen las Lanzaderas, las personas que participan se organizan y siguen una estructura de funcionamiento similar al de una cooperativa de trabajo. Ellas mismas se constituyen en departamentos y reparten las tareas encaminadas a un mismo objetivo: acceder al mercado laboral por cuenta ajena o mediante la creación de su propia empresa.

Las Lanzaderas de Empleo sirven para generar cambios sustanciales en las actitudes, habilidades y competencias de las personas participantes. Estos cambios, que derivan en una mejor empleabilidad, se refieren a aspectos como un aumento en la motivación personal, una actitud proactiva, la adquisición de nuevos conocimientos y capacidades, la mejora de las relaciones personales, un conocimiento de herramientas y recursos que favorecen las inserciones laborales y una espontaneidad hacia el emprendimiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *