Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

Archivado el caso de la subida de sueldo de un directivo de CajaGranada denunciado por UPyD

Lo que más le llamó la atención a UPyD fue que ese punto se aprobara "en una situación que no lo aconsejaba en absoluto"

Foto: Archivo GD


image_print

El Juzgado de Instrucción 5 de Granada ha archivado la causa por la que investigaba la subida de sueldo del que fuera director general de CajaGranada, Ramón Martín, tras la denuncia presentada por UPyD contra 15 miembros del Consejo de Administración de la entidad, entre ellos su presidente, Antonio Jara.

Fuentes del gabinete jurídico de UPyD, personado en la causa, han informado a Europa Press de que el sobreseimiento se dictó el pasado 10 de marzo, con un auto que ya ha sido recurrido en apelación ante la Audiencia Provincial de Granada y que confían que prospere. De hecho, esta acusación popular considera que no se han practicado pruebas suficientes como para dictar el archivo, ya que, por ejemplo, no se le ha tomado declaración a los cinco consejeros que votaron en contra de este incremento salarial.

La declaración de imputados por este asunto concluyó a finales del pasado mes de enero, con la comparecencia del presidente de la Comisión de Retribuciones de la entidad, Gonzalo Sánchez Vizcaíno, quien mantuvo la misma línea de los otros tres imputados anteriores –el presidente de CajaGranada, Antonio Jara, el secretario y componente del Consejo de Administración, Antonio Montilla y el propio Ramón Martín–, defendiendo la subida de sueldo al directivo, por el esfuerzo “extraordinario” que estaba realizando para propiciar la integración de CajaGranada en BMN.

La investigación judicial se abrió tras la denuncia presentada por UPyD contra 15 miembros del Consejo de Administración de la entidad, entre ellos su presidente, Antonio Jara. Según la formación, la mayoría del Consejo de Administración votó a favor de que Ramón Martín percibiera una prima equivalente al 25 por ciento de todos sus ingresos, con carácter retroactivo, y que se le blindara su salario, de 208.000 euros al año, para que pudiera seguir cobrándolo aunque dejara de desempeñar ese cargo, cosa que ocurrió un año y medio después, cuando CajaGranada se integró en el grupo BMN.

Lo que más le llamó la atención a UPyD fue que ese punto se aprobara “en una situación que no lo aconsejaba en absoluto”. Era el 24 de febrero de 2011 y CajaGranada estaba en pleno proceso de reconversión, lo que se tradujo en cierre de oficinas, “traslado forzoso de personal a Madrid”, prejubilaciones y petición de fondos al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

En junio del año pasado, el Juzgado de Instrucción número 5 ya llamó a declarar como imputados por este caso a Antonio Jara, presidente de CajaGranada; Antonio Montilla, secretario y componente del Consejo de Administración, y al propio Ramón Martín.

El pasado mes de diciembre la Sección Segunda de la Audiencia Provincial emitió un auto en el que observó indicios de delitos societarios en la importante subida de sueldo respecto a las “ya generosas retribuciones económicas fijas” del director general, y autorizó al juez a seguir investigando y a UPyD a continuar personado como acusación.

La Audiencia entendió que los hechos denunciados podrían tener repercusión penal “al resultar visible y evaluable” el “gratuito perjuicio causado a la entidad y por ende a los clientes depositarios de los fondos, bienes y valores confiados a la administración de la misma”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *