Martes, 25 Julio, 2017

            

700 parados de Granada trabajarán mes y medio con el decreto de exclusión

El concejal Juan Antonio Fuentes dice que esta medida es "pan para hoy y hambre para mañana"

Luis F. Ruiz - @luisruizmolina


image_print

La aplicación del Decreto de Exclusión Social promovido por la Junta de Andalucía e implantado por el Ayuntamiento de Granada dará trabajo por unos meses a 700 parados de la capital, quienes realizarán servicios de limpieza, jardines o del área de Bienestar Social durante aproximadamente un mes y medio.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el concejal de Contratación, Personal y Servicios Generales del consistorio, Juan Antonio Fuentes, que ha señalado no obstante que esta medida es “pan para hoy y hambre para mañana” porque lejos de alcanzar sus objetivos no contribuye a sacar a estas personas del riesgo de exclusión en el que se encuentran.

Según los datos facilitados por el edil, los seleccionados cumplen con una serie de requisitos planteados por la Junta de Andalucía para ser contratados con los 1.049.000 euros de dotación que tiene el plan en la capital. 

La decisión sobre estos criterios se ha alcanzado con los partidos de la oposición y el Gobierno conjuntamente con asociaciones de los distintos barrios. En ellos se contempla que pueden optar a la medida aquellos miembros de una unidad familiar demandantes de empleo que hayan sido inscritos ininterrumpidamente durante seis meses antes de la aplicación de esta medida, tener familia numerosa y entre los miembros haya un menor de edad.

Entre todos descartaron el criterio D, que contemplaba también a demandantes que residieran en zonas de transformación social, ha señalado Fuentes, que ha asegurado que esto se produjo debido a que tras ver las solicitudes presentadas obedecen a personas en “grave riesgo de exclusión”.

Los contratos, que comenzarán a firmarse desde este martes 29 de octubre hasta el día 4 de noviembre, serán formalizados por el área de Personal del Ayuntamiento de Granada con tres bloques de 232 operarios cada una, de los cuales 25 se destinarán a Bienestar Social, 60 a la limpieza de jardines y 147 a limpieza de la vía pública.

La media de contratación de cada parado es de un mes y 17 días, con lo que tendrán mil euros brutos el primer mes y el dinero que corresponda en el segundo mes. En caso de que alguno de los aspirantes rechace el contrato se aumentará el periodo del resto de empleados.

“Para nosotros no vale para nada contratar a 700 personas durante dos meses que es lo máximo, estarían estorbándose en los jardines y no darían lugar a establecer unas pautas de limpieza. Los trabajos que harán serán durante seis meses”, ha dicho el edil, que ha anunciado que los trabajos comenzarán el 2 de diciembre.

Una comisión de seguimiento será la encargada de velar por el cumplimiento de este decreto tanto a mitad del mismo como de evaluarlo una vez haya concluido.

NO SOLUCIONA LA SITUACIÓN

El Ayuntamiento de Granada a través de sus diversas oficinas distribuidas por los distritos ha recabado más de 1.200 solicitudes para acogerse a dicho plan, de las cuales 349 no cumplían con los requisitos exigidos y no han podido aspirar a alguno de los empleos temporales que se generarán con esta medida.

La zona Norte ha sido la que más registros ha tenido, con un total de 469, según ha explicado Fuentes, que ha matizado no obstante que el hecho de que éste sea el punto con mayor inscritos no significa que todos fuesen de allí, aunque ha dicho que en este caso el 95 por ciento sí pertenecen a dicho punto de la ciudad.

Preguntado por los periodistas, el concejal ha señalado que pese a que estas personas tendrán trabajo durante mes y medio “no es efectivo en cuanto a sacar del riesgo de exclusión”, aunque “si en algo se puede ayudar a estas personas y esta es una de las maneras, este Ayuntamiento se acogió igual que la mayoría”.

Además, el edil ha criticado que el consistorio solo tenga el apoyo presupuestario de la medida, pero la sobrecarga de trabajo de los centros, el material que los operarios deberán emplear o incluso la ropa deberá ser aportada por el municipio con 30.000 euros más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *