Rock y solidaridad para empezar de cero: "Mi padre falleció en un incendio y yo perdí mi negocio en otro"

El fuego marcó la vida de Lorena, que ahora se levanta con la ayuda altruista de una banda formada por bomberos y la dirección del Planta Baja

estado pub la marida de lorena abril - foto remitida
Estado en el que quedó el Pub La Marida de Lorena Abril y en detalle el grupo Los Bomberos | Fotos: Remitidas
Miguel López Rivera
0

En Rafa, Tony y Lorena cohabita una concatenación de macabras coincidencias que les unirá siempre. Las vidas de todos ellos han estado marcadas por el fuego. Rafa Peñafiel es bombero en Granada. Desempeña su trabajo en la Brigada C del cuerpo que depende del Ayuntamiento de la capital, la misma con la que acudió a sofocar los incendios de dos espacios emblemáticos de la noche granadina como Ganivet 13 y Planta Baja. Precisamente en Planta Baja ofrecerá este sábado un concierto benéfico junto a los otros tres integrantes de 'Los Bomberos', la banda de rock de la que es batería. Tony Moreno, además de vocalista del grupo granadino Eskorzo, es uno de los socios del Planta que en junio de 2016 tuvo que armarse de coraje para reconstruir la mítica sala de Horno de Abad en la que han echado los dientes generaciones enteras de melómanos granadinos.

En la paralela calle Montalbán, Lorena Abril encontró cabida para hacer realidad su sueño de regentar un pub propio para el que ya había elegido hasta nombre, La Marida. Por eso, en diciembre del año pasado dejó su trabajo de ocho años en Decathlon, donde incluso tenía asegurado un ascenso, para enrolarse en la aventura del emprendimiento. Menos de un mes después, en enero, una caldera en mal estado reducía el local a cenizas y daba al traste con el proyecto en el que había depositado toda su ilusión y por el que tanto había trabajado. El fuego ya había tocado a la puerta de Lorena muchos años antes, en 1994, cuando con tan sólo dos años perdió a su padre, el bombero Miguel Ángel Abril, durante el derrumbe de una casa producido en plena intervención por el incendio de la Fábrica de Harinas de Albolote: "Mi padre falleció en un incendio y yo perdí mi negocio en otro". Su compañero Ángel Moreno, cabo del Cuerpo de Bomberos de Granada, también se dejó la vida en aquel trágico suceso. Y ambos llegaron a conocer a tres de los integrantes de 'Los Bomberos', que pondrán el Planta patas arriba este sábado con el concierto benéfico cuya recaudación se destinará íntegramente a la reconstrucción del pub de Lorena. La cita es el próximo sábado a las 19.30 horas y también contará con la actuación del grupo 'Mateo Ortega a & The Sugar Daddies' y las entradas, tanto en taquilla como en anticipada, están a diez euros. "La venta avanza a buen ritmo", avanza Rafa.

Recuerdo a través del tiempo

Él entró en el cuerpo en 1995, un año después del fallecimiento de Miguel Ángel, pero transmite cómo todos sus compañeros lo recuerdan como "una muy buena persona que, recién entrada, tenía muchas inquietudes y ganas de comerse el mundo". Una imagen abstracta de la figura de Miguel Ángel también tiene Lorena, su propia hija, quien agradece a su familia que hicieran "todo lo posible por que no creciera sin figura paterna". "A la que más le marcó fue a mi madre, que se tuvo encargar de todo. Mi padre era una figura muy querida por todos, una persona muy amable. Lo que siempre siento cuando me hablan de él en el Albayzín, donde me he criado, es orgullo", confiesa. Ella cuenta que "siempre" se ha sentido "muy arropada por los bomberos". "Cuando era pequeña se disfrazaban de Reyes Magos y venían a hacerme la Navidad más bonita. Tres de los cuatro integrantes del grupo 'Los Bomberos' habían coincidido con mi padre, pero yo no los conocía", añade.

Eso cambió el día que Rafa y su banda se enteraron de la doble fatalidad de Lorena. Decidieron ponerse en contacto con ella para valorar qué tipo de acción podía contribuir más y mejor a recaudar fondos para reconstruir La Marida. "La iniciativa partió de nosotros porque todos los músicos del grupo estamos en la Brigada C. Un compañero que era un amigo de su padre, y que no perdió la vida en aquella tragedia por apenas 30 segundos, sigue teniendo contacto con la familia y fue él quien nos puso en contacto con Lorena. El incendio de Ganivet 13 nos pilló a nosotros, el de Planta Baja también. La Marida, no, pero sabíamos que estaba teniendo muchísimos problemas y decidimos ayudarle. Ella tuvo mala suerte, hicieron un tratamiento de limpieza en la caldera que le hizo subir su temperatura tanto que pilló el aislante. En el informe lo dejamos claro, pero ahora todo el mundo echa balones fuera", explica el bombero. Una versión que corrobora Lorena: "El informe de los Bomberos, el del perito de la comunidad y el de uno privado coinciden en que la caldera de la comunidad estaba mal aislada y no contaba con un mantenimiento adecuado. En esos días de frío le hicieron un mantenimiento que la hizo combustionar".

Un caso que retrotrae a esta joven de 30 años hasta 2016, cuando ardió el Planta Baja. No sólo por la solidaridad de la dirección de la sala a la hora de ayudarla, sino porque este lugar era uno de los de cabecera suya: "Vivo cerca y, cuando se quemó, me dio muchísima pena verlo arder. Ahora a mí me ha pasado lo mismo". "De una forma u otra, mi vida siempre ha estado marcada por el fuego. Había trabajado en varios pubs nocturnos y también ocho años en Decathlon hasta que vi en venta el local y cumplí mi sueño de adquirirlo para montar un pub en diciembre del año pasado. Dejé mi trabajo de toda la vida con la ilusión de emprender, pero todo se complicó con el incendio y la negativa del seguro de la comunidad a pagar. No hemos querido denunciarlos porque creíamos que iba a ser más rápido y también que suponía empezar con mal pie en el edificio, pero no nos va a quedar más remedio", lamenta.

Una reconstrucción que ya está en marcha

La reconstrucción ya está en marcha. La idea de Lorena es levantar por fin la persiana de La Marida, un pub de ambiente que toma el nombre de la manera en la que en el colectivo se habla con sorna de los cónyuges, a finales de este año o principios del que viene. "La reconstrucción ya se ha iniciado. Lo que recaudemos es una ayuda. En todo este tiempo hemos tenido que contratar a peritos, abogados y notarios que no va a pagar el seguro si es que termina abonando. Según lo que queda de obra, puede ser finales de este año o principios del que viene. El pub se llama La Marida porque lo monto con tres socios, es un local de ambiente gay y en la jerga está muy de moda decir 'marida'. No es el único de la zona, pues en el entorno de la plaza de los Lobos también están el Eclipse y el Tic Tac", desarrolla con profusión Lorena, quien con el incendio de la Sala Teatre de Murcia aún reciente alerta de la importancia de conocer y respetar la normativa. "Obviamente, las normas de seguridad están por algo. Nosotros ya estábamos muy concienciados con esto, pero hay que concienciarse aún más por los peligros que puede haber en este tipo de locales. Los vecinos de la comunidad me han apoyado un montón y saben que el incendio no fue culpa mía", afirma en tono aliviado.

A tres días de la cita, el concierto benéfico aún sigue tomando forma, pero las líneas maestras están definidas, tal y como explica Rafa: "La gente del Planta no nos ha cobrado nada y los veteranos se han portado muy bien. Tampoco nos ha cobrado nada por la promoción la web 'Conciertos en Granada'. Hemos hecho camisetas con el logo de 'Los Bomberos' y de 'Mateo Ortega and The Sugar Daddy' y también nos las ha sufragado la academia The Globe". "Hace una semana tocamos también a fin de recaudar fondos para Marruecos. Viajamos mucho allí y un compañero está casado con una marroquí. Si a nosotros nos piden ayuda, la brindamos. Yo era rockero antes que bombero, pero no lo hacemos por pasta. De hecho muchas veces nos han intentado contratar y es que no nos interesa. Tenemos nuestro sueldo como bomberos y tocamos por amor a la música". El estilo de 'Los Bomberos' se basa, sobre todo, en hacer covers con los temas de otros grupos y "dar una vuelta de tuerca a esas canciones con versiones a los que otros no se atreven", apostilla Rafa. A lo que tampoco se atreve tanta gente es a ser solidaria. Ellos sí.







Se el primero en comentar

Deja un comentario