Los padres del colegio público José Hurtado alzan la voz: "Se lleva un tiempo privilegiando a la escuela concertada"

Se han manifestado frente a la puerta de la Delegación de Educación por la supresión de una de las dos líneas que había en primero de Primaria

Familias del CEIP José Hurtado se concentran frente a la Delegación de Educación por la supresión de una unidad educativa de Primaria en el centro
Concentración de padres en la puerta de la Delegación | Foto: Remitida
Ana Belén García de Haro
0

El colegio público José Hurtado de Granada tendrá desde el próximo lunes, día en el que arranca el curso escolar, solo una clase de primero de Primaria con 25 estudiantes. En junio, la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía optó por suprimir una de las dos líneas que había en el centro.

Desde entonces, según han podido saber las familias, se han recibido al menos tres solicitudes de matrícula que en el caso de ser aceptadas aumentan a un mínimo de 28 alumnos, con lo que se debería volver a las dos líneas. A estos alumnos que han decidido matricularse en septiembre, los pasan directamente a escuelas concertadas, ya que este centro es el único público en el Realejo.

Los padres han mostrado su descontento con esta circunstancia este viernes en una concentración frente a la Delegación de Educación por la supresión de esta línea. Estas familias han conseguido reunir en la manifestación a medio centenar de personas relacionadas con el colegio.

Willi Gómez, padre portavoz de las familias afectadas, afirma que "la problemática general es que, ahora mismo, hay 28 niños en una clase, cuando lo que se debería hacer es desdoblar en dos líneas de 14 alumnos y seguir matriculando a más gente".

El número de niños en el aula repercute en el aprendizaje de los alumnos y también sobre los profesores a la hora de impartir sus materias. "Ahora mismo están 25 en el aula, en vez de con una ratio mucho más baja, que es fundamental para atender en esta etapa tan importante", afirma el portavoz.

En este caso, el Realejo tampoco cuenta con ningún centro de Secundaria o Bachillerato, y el único público de la zona se está viendo afectado a pesar de estar en desventaja. "Se lleva un tiempo privilegiando a la escuela concertada, cuando esta debería ser subsidiaria de la pública. En vez de apoyar a la pública cuando pasan estas cosas está pasando al contrario", continúa Gómez. Por el momento siguen a la espera de alguna respuesta por parte de la Delegación de Educación.







Se el primero en comentar

Deja un comentario