El Granada Femenino asimila su sueño hecho realidad

La pichichi rojiblanca, Naima, y el técnico, Roger Lamesa, analizan las claves de una temporada soñada para las rojiblancas

Naima García, máxima goleadora rojiblanca de la temporada, y Roger Lamesa, entrenador
Naima García, máxima goleadora rojiblanca de la temporada, y Roger Lamesa, entrenador | Foto: Irene Rosales
Sandra Muñiz Fernandez
0

Existen los sueños de los que en algún momento hay que despertar… y otros como el del Granada Femenino que sueña despierto desde que el pasado sábado, en Abegondo, confirmase su regreso a la élite del fútbol femenino español diez años después. Es tiempo de ir asimilando el carrusel de emociones para un grupo que se grabó a fuego la filosofía de ir ‘partido a partido’ y, a partir de ahí, ver hasta dónde podía llegar. Así es como el Granada Femenino consiguió atar la permanencia en Primera Federación, en un inicio, para después soñar en grande, tanto en Copa de la Reina donde alcanzó los cuartos de final y, sin hacer ruido, presentó su candidatura firme para terminar siendo equipo de Liga F, como ya lo es a día de hoy. Dos de esos pilares fundamentales en este conjunto que ha alcanzado la Primera División han sido el entrenador, Roger Lamesa, y la máxima goleadora de la temporada, Naima, que destacan la calidad futbolística y humana del grupo como las principales claves para sellar este curso perfecto. Cuerpo técnico y jugadoras han hecho de la confianza mutua y la libertad -como resalta su máxima goleadora-, los ingredientes clave de un ascenso cocinado a fuego lento que es una realidad que escapó al terreno de los sueños y ahora se centran en saborear como merece.

Naima

P: Primera temporada en el Granada, pichichi rojiblanca y ascenso a Liga F, no se puede pedir más…

R: Todavía sigo sin creérmelo. Creo que estamos asimilándolo. No nos planteamos como objetivo ascender, la verdad, que como hemos dicho muchas veces el míster nos recalcó que fuéramos ‘partido a partido’ y nosotras nos lo metimos muy en la cabeza. Y así ha sido hasta que hemos llegado al último partido del playoff y hemos dicho “ya está, aquí, este es el objetivo, el ascenso a Primera División lo tenemos en nuestras manos, depende de nosotras y ahora sí que sí a por ello”. Eso es muy gratificante para el staff, las jugadoras, presidente, toda la directiva y no podemos estar más contentas.

Y mi temporada… Es la temporada soñada. He salido de mi casa más de una vez, pero creo que nunca había vivido una temporada tan especial como esta. Ha sido difícil y a la vez muy bonita y es como un sueño hecho realidad. El Granada ya forma parte de mí, lo siento como mi casa y la verdad es que no podría haber ido mejor. También agradecer a mis compañeras que me lo han hecho todo más fácil, al staff, a Roy por supuesto y a todo el mundo que me ha acogido con los brazos abiertos. Estoy muy lejos de mi casa y me he sentido como en casa.

"Es mi temporada soñada"

P: ¿Hemos visto a la mejor Naima?

R: Mucha gente me ha dicho que he dado un salto… de decir “aquí está Naima”. Creo que la clave ha sido la confianza. Soy una jugadora que necesita libertad en el campo para dar lo mejor de mí y creo que Roy lo supo desde el primer momento, como se lo hice saber, y él siempre ha estado predispuesto. Me ha dado la confianza, me ha hecho sentirme libre en el campo y gracias a él, a mi familia, a mis amigos y a toda la gente que me apoya he podido ser la Naima de verdad.

P: Ha terminado la temporada con 12 goles, dos de ellos en Copa de la Reina. ¿Cuál ha sido el más especial?

R: Sin ninguna duda, fue el de Los Cármenes contra el Real Betis, porque fue mi primera vez jugando en Los Cármenes. Además, fue un partido muy completo de todo el equipo y me quedo con ese por el escenario en el que estábamos. También, con el del Espanyol, que nunca había metido un gol así desde el centro del campo y ese también fue más que especial decir “joe, qué gol”, que no terminaba de creérmelo.

Naima García cierra la temporada con 10 goles en Liga y 2 en Copa de la Reina | Foto: Irene Rosales

Roger Lamesa

P: ¿Cuáles cree que han sido las claves para que esta vez sí terminase llegando ese ascenso que se ha resistido tantos años?

R: Creo que ha sido una temporada muy bonita que iniciamos con buen pie con la Copa de Andalucía, que salieron muy bien las cosas y dábamos buenas sensaciones, pero, es cierto, que el inicio de Liga con el empate del Granadilla y la doble derrota ante Barça B y AEM, pues parecía que se complicaba otro año más. Nos hemos mantenido firmes en el objetivo de llegar a abril y valorar cuál iba a ser nuestro objetivo que era verdaderamente lo que buscábamos, el ir pasito a pasito, nos mantuvo firmes, pacientes y ser un poco conscientes de que una competición nueva como era la que afrontábamos esta temporada podía tener muchas variables. Entonces, creo que eso nos mantuvo firmes y una de las primeras claves a las que achacar este final tan bonito. Para mí otra ha sido el buen papel en Copa de la Reina. Hubo equipos que ‘tiraron’ la competición desde el principio y nosotros, igual que el año pasado, la competimos con muchísima ilusión y eso también nos ha dado gasolina para ir creciendo durante la temporada, probar cosas nuevas y que toda la plantilla tuviera participación. Y otro de los pilares es la gran piña que hicieron. Tuvimos momentos muy complicados en los que todo se tambaleaba, que recibíamos muchos agentes externos ante los que el equipo no estaba cómodo y la resiliencia de estas futbolistas ha sido la gran clave, no sólo para llegar al final de temporada con opciones, sino que además en los momentos clave de la temporada como han sido ese final de liga y ese playoff, pues la verdad es que el equipo ha estado de diez.

"Una de las claves ha sido el buen papel en Copa de la Reina"

P: ¿Qué papel ha desempeñado la adaptación de las jugadoras a los distintos esquemas y a las diferentes situaciones que planteaban los partidos?

R: La verdad es que sí que era una plantilla corta. Ya la planificamos de esta manera sabiendo la gran calidad que tenían nuestras futbolistas, sobre todo, además de la polivalencia, el gran entendimiento que tenían todas y ha sido magnífico. Hemos podido alternar muchísimas alineaciones, cambios de esquema y, principalmente, un gran crecimiento a nivel táctico del equipo durante la temporada.

P: El equipo no sólo ha sabido proponer, sino también sufrir cuando tocaba como el último partido contra el Dépor.

R: Por eso hablo también de la experiencia que nos daba la Copa de la Reina. Han sido partidos donde el equipo no ha tenido tanto protagonismo de balón como le hubiera gustado y yo creo que esa experiencia adaptativa que tuvimos ahí, la hemos podido extrapolar a la Liga en partidos muy importantes. También en Logroño era un partido en un campo muy difícil y el equipo supo resistir, la primera parte ante el Barça B, el Espanyol en el partido fuera de casa… Entendíamos que había escenarios que aunque intentáramos ser nosotras mismas, las cosas podían ser un poco distintas y el equipo ha respondido muy bien.

P: ¿Hubo cambios en las metodologías de trabajo para que terminara llegando una temporada así o, por el contrario, este éxito se fundamenta en la continuidad del proyecto?

R: Por supuesto que siempre se evoluciona. Claro que hemos seguido un poco con la misma identidad que teníamos como staff, pero por supuesto que hay una evolución constante. Las futbolistas cambian, evolucionan, el equipo es distinto, así que hemos seguido siendo los mismos, pero a nivel futbolístico hemos podido crecer muchísimo también nosotros. Siempre hemos dicho que la incorporación de Juan Carlos Fernández en el staff ha sido fantástica, porque nos ha dado crecimiento personal a todos los componentes del staff, así que hemos crecido y el gran nivel de las futbolistas también nos ha permitido muchísimo crecer en todo eso.

Roger Lamesa, el técnico del ascenso rojiblanco diez temporadas después | Foto: Irene Rosales







Se el primero en comentar

Deja un comentario