Aguirre aboga por ir eliminando "medidas coercitivas" contra el Covid-19

La petición de este documento ha supuesto "un acicate para que los establecimientos sean seguros y para estimular la vacunación"

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, tras reunión del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía Foto_ María José López - EP
El consejero de Sanidad, Jesús Aguirre | Foto: Archivo GD
Europa Press
0

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha señalado este lunes que dejará decaer el uso del pasaporte Covid para acceder a establecimientos de ocio y centros hospitalarios ya que considera que "hay que ir quitando las medidas coercitivas" porque, "aunque las cifras que hay de contagios no son de normalidad", sí se ve "una tendencia clarísima a la bajada de la incidencia acumulada y de presión hospitalaria", por lo que la Junta no tomará "ninguna" nueva medida.

Así se ha pronunciado a preguntas de los periodistas en La Palma del Condado (Huelva), durante la inauguración de la ampliación de las obras del centro de salud de la localidad, donde ha agradecido al sector de la restauración, del ocio nocturno, y a los hospitales y residencias, "el trabajo inmenso que han hecho pidiendo pasaportes Covid".

Esto, ha aseverado, ha supuesto "un acicate, no solo para que los establecimientos sean seguros, sino también para estimular a la vacunación a aquellos que eran más reacios a la vacunación", lo que ha hecho, ha apuntado que se haya bajado el número de andaluces no vacunados.

"Estamos hablando de 290.000, cuando hace poco estábamos hablando de 450.000, lo que significa una bajada muy importante y para eso también ha servido la petición del pasaporte Covid", ha añadido el consejero.

En este punto, Aguirre ha recordado que en esta sexta ola Andalucía no tomó ninguna medida "potente" contra los contagios, más que "a nivel de pasaporte Covid" porque, a su juicio, "el virus ya no era un tema de hostelería y ocio nocturno, sino que se ha cogido mucho a través de familia y en la sexta ola se ha socializado completamente". Por ello, ha indicado que "ya no había que tomar medidas restrictivas para evitar los contagios porque el contagio mayoritario ha sido de ámbito familiar interno".

Con respecto a la Ómicron sigilosa, Aguirre ha señalado que hay algunos países como Dinamarca en la que "ya es la mayoritaria", así como que ya se ha detectado en 35 países y que en España "ya ha habido casos", pero que "no preocupa desde el punto de vista clínico".

El consejero ha apuntado además que "sortea el diagnóstico por PCR", por lo que "cuesta algo más de trabajo dar con él", pero ha apuntado que se trata de "un subgrupo" y "no una variante", ya que la siguiente variante en aparecer sería "la Pi".

En este punto, Aguirre ha señalado que vendrán variantes de la Ómicron, que son mutaciones, pero que "no serán más virulentas" y "no tiene porque preocupar ahora mismo", toda vez que ha reseñado que "cuando venga una variante Pi, se empezará a valorar".

Con respecto a las reuniones del comité de expertos, el consejero ha señalado que el intercambio de información "es continuo", pero que ahora mismo no ven que "haya una necesidad imperiosa de celebrarlo" porque "no se va a tomar ninguna medida", ya que "todas las medidas coercitivas que se habían tomado han desaparecido y no hay ninguna específica contra el virus".

Con respecto al Consejo Interterritorial, Aguirre ha señalado que prevé que se convoque para el viernes y en él "se planteará normalizar la asistencia a los eventos deportivos y que no haya ninguna limitación de aforo".







Se el primero en comentar

Deja un comentario