Interlocutores del colectivo de presos de ETA EPPK mantienen una reunión en la cárcel de Albolote

En el Foro Social se han tratado temas como la política penitenciaria o su evolución en los últimos meses

carcel-albolote
Prisión de Albolote | Foto: Archivo GD
E.P.
0

El colectivo de presos de ETA, EPPK, ha mostrado su “disposición a ser activos en la aportación de ideas y compromisos en el diseño de la política penitenciaria”. En este compromiso se situarían cuestiones como “los presos enfermos, segundos grados, víctimas, terceros grados, fin de la dispersión o responsabilidades civiles”.

El portavoz del Foro Social, Agus Herrán, se ha reunido este sábado en la cárcel de Albolote, en Granada, con los interlocutores del colectivo de presos de ETA, EPPK, Ainhoa Mujika Goñi y Juan Antonio Olarra Guridi.

Según ha destacado el Foro Social en un comunicado, el encuentro –cuarto de este tipo que desarrollan– ha permitido “profundizar en una lectura compartida sobre la situación general de la política penitenciaria y, de manera general, en lo relativo a las consecuencias del llamado conflicto vasco y al reconocimiento por parte de las personas presas del daño causado”.

“Ambas partes han coincidido en que el cambio de gobierno en el Estado ha traído nuevas formas de interpretar la política penitenciaria, y las declaraciones públicas del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de ministros y de miembros destacados de su partido, ponían de manifiesto que el bloqueo que había venido manteniendo el Gobierno del PP tocaba a su fin”, ha afirmado.

A juicio del Foro Social, el EPPK ha ofrecido una “radiografía detallada” de las evoluciones que se han producido en los últimos meses en cuestiones como acercamiento y progresión de primer grado.

Por su parte, el Foro Social ha trasladado al EPPK su análisis de que “se está lejos de las expectativas generadas y, sobre todo, lejos de lo que la sociedad vasca demanda: acercamientos a Zaballa y progresión a segundo grado”.

“El Foro Social constata la frustración que esta situación ha generado en numerosos sectores de la sociedad vasca y se muestra preocupado por la revictimización que esta situación ha generado entre los familiares de presos”, ha añadido.

Por su parte, Herran ha constatado que el EPPK ha mostrado “su disposición a ser activos en la aportación de ideas y compromisos en el diseño de la política penitenciaria”.

“Todo diseño que no sea acordado puede ser un fracaso. En este compromiso se sitúan todas las cuestiones a tratar, de las más livianas a las más comprometidas: presos enfermos, segundos grados, víctimas, terceros grados, fin de la dispersión, responsabilidades civiles… Este Colectivo tiene la suficiente madurez y compromiso político para entender el contexto en el que nos movemos y en consecuencia poder aportar en los espacios de solución”, ha añadido.

Asimismo, ambas partes entienden que este “consenso político y social” se traduce en lo que denominan agenda urgente de resolución: “presos enfermos y mayores de 70 años; acercamiento a cárceles vascas; evolución de primer a segundo grado; acumulación de peñas cumplidas en Francia y transferencias en materia penitenciaria”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario