Granada, hacia una gestión ética de los gatos callejeros | Vídeo y galería

Colonias controladas de felinos han llegado a reducirse a una tercera parte en tres años con el método de castración, esterilización y retorno

alex
Un gato feral en Granada | Fotos: Le Troupe
José L. Moreno | @morenoluaces
0

Granada, junto a otras ciudades de España, fue criticada por su gestión con los gatos callejeros. La forma de actuar con estos animales es la de capturarlos, enviarlos a la perrera y, en caso de no ser adoptados, son entregados a alguna asociación animalista o se dejan encerrados.

“Son gatos ferales, que, aunque pertenecen a la misma clase que el gato doméstico, no tienen el componente social porque han nacido en libertad. Nos necesitan para vivir, pero no toleran el confinamiento, eso para ellos es matarlos de estrés”, comenta a GranadaDigital Olalla García, una de las responsables de la asociación Le Troupe.

Le Troupé lleva realizando desde hace años lo que ahora el Ayuntamiento de Granada tiene intención de implantar: el método CER. “Es un sistema que lleva funcionando en Dinamarca desde los años 40, no hemos inventado la pólvora”. Porque este método se basa en la captura, esterilización y retorno al punto de cogida. Algo muy importante para que estos gatos sigan viviendo con calidad, ya que no pueden ser adoptados.

Ahora, el Ayuntamiento de Granada está empezando a mover esta problemática en la ciudad con un Grupo de Trabajo de Bienestar Animal, que establecerá la identificación de colonias de gatos ferales y se elaborará un censo. También está sobre la mesa, la formación de voluntarios, que se harán responsables de estas colonias, a las que se alimentará y controlará de forma regular.

Pero, esto ya ocurre en otros municipios de la provincia como La Zubia, Maracena o Huétor Vega. Y en Granada, hay dos colonias de gatos controladas por La Troupe: una en el recinto monumental de la Alhambra y otra en el barrio del Zaidín. “Cuando empezamos en la colonia del Zaidín había casi 40 gatos y ahora hay 1/3 de lo que era en origen después de tres años. Estas colonias tienden a desaparecer con el método CER, pero es un control ético de la población. No los matamos y los dejamos vivir en su sitio”, afirma Olalla.

 

Beneficios para la sociedad

El mantener estas colonias de gatos ferales no es un capricho. No es una cuestión de animalistas o no. Es una cuestión de convivencia, en la que, además, el ser humano sale beneficiado. “Los gatos son plaguicidas naturales. Su mera presencia disuade a roedores e insectos o por lo menos previene que aparezcan plagas. Además, se evita el uso de productos tóxicos para esas plagas”.

Para poner en común y debatir este tipo de aspectos se va a celebrar, en Granada, las II Jornadas Felinas Andaluzas, en el Teatro Caja Granada de la ciudad el próximo 23 de febrero de 2019. Un evento cuyo objetivo es el de tratar diversos aspectos -propuestas de mejora, herramientas científicas y legales, proyectos educativos y campañas de sensibilización-, y actualizar la información sobre la situación felina en las ocho provincias andaluzas.

Reconocimiento

La asociación Le Troupe algo tiene que estar haciendo bien. Y es que, recientemente, ha sido nominada a los Ceva Animal Welfare Awards 2019, un premio internacional que reconoce el trabajo por el bienestar de los animales. Un reconocimiento por la ética aplicada a su labor, que se puede comparar como los Oscar de los peludos.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario