Primera estación sin nada en juego

El Granada visita Vallecas con la probatura de algunos futbolistas y la defensa de la honra como únicos objetivos hasta el final del curso

ricard-sanchez-adri-lopez-granada-cf
Ricard Sánchez y Adri López, en el viaje a Vallecas | Foto: Granada CF
Chema Ruiz España
0

La travesía del Granada por Primera División ha tornado en un anodino viaje en tren que desemboca de nuevo en Segunda. Hasta llegar a su destino le quedan tres paradas insulsas, que probablemente se saltaría si pudiera, pero ineludibles en su ruta. La primera de ellas, a la que arriba este miércoles (19:30 horas), Vallecas, donde espera un Rayo que tampoco tiene mucha más emoción que los rojiblancos. Aunque las matemáticas aún le otorgan posibilidades de descender, dispone de un colchón de dos partidos que le permiten afrontar el cierre con cierta tranquilidad. Será para algunos de los de franjas horizontales la oportunidad de ir buscando un hueco en el once del próximo año. Para Sandoval, probablemente un examen de los que hacen media en su búsqueda de la renovación. De fondo, la defensa de la honra nazarí.

En el desempeño de los futbolistas menos habituales reside el único aliciente con el que viaja el Granada en realidad. Se quedaron en casa Uzuni y Józwiak, titulares a los que ya no tiene mucho sentido forzar y que tal vez se despidieran del curso frente al Real Madrid. Aparece en la lista Rodelas, una de las sorpresas más gratas que han brotado en el filial pese a su nefasta campaña en Primera Federación, aunque será en la meta donde se posen las miradas. Debutará Marc Martínez, premio para el arquero que salió en enero del Cartagena con la ilusión de estrenarse en la máxima categoría del fútbol español, a la sombra de Batalla. El argentino es otro de los que no va a llevar más al límite su físico, aunque sí estará en Vallecas para aportar su carácter de capitán sin brazalete.

Adivinar el once con el que Sandoval pretenderá la primera victoria a domicilio de toda la temporada se convierte casi en una quiniela, decidido a remover cada línea. Por delante de Marc Martínez, Miguel Rubio puede tener a su lado a Piatkowski o a Torrente en esta ocasión, dolorido Ignasi Miquel. Si Bruno Méndez descansa, Ricard regresaría al once, tal vez con Maouassa, casi desapercibido hasta ahora, por la otra orilla. De ahí en adelante, todo dependerá del esquema, aunque todo apunta a que formarán Gonzalo Villar y Hongla en la sala de máquinas. Si el dibujo no varía, Callejón, Melendo y Corbeanu opositan a percutir por los costados, siempre que Pellistri también quede en barbecho. En punta, Arezo volvería a disponer de minutos desde el inicio, presumiblemente a la misma altura que Lucas Boyé.

Una alineación conservadora, con algunos integrantes de la plantilla ya pensando en lo que vendrá el próximo curso, para hacer frente a un Rayo que, aunque todavía no lleva las chanclas, también acude relajado. Los de Íñigo Pérez abordan la cita con la intención de reservar su plaza en la Primera División del próximo curso, si bien son conocedores de que un pinchazo del Cádiz prácticamente les asegura la permanencia. Habrá transistores en Vallecas, como en aquella agónica permanencia que celebraron madrileños y granadinistas en 2012. De haber ido el curso nazarí por otros derroteros, la cita podría haber sido similar.

Un exrojiblanco, Stole Dimitrievski, tratará de evitar la sonrisa de los de Sandoval y otro, Álvaro García, intentará hurgar en la herida. Es el máximo artillero y ya marcó en Los Cármenes, en el primer encuentro que mostró las costuras de este Granada. A buen seguro querrá asestar otro golpe para, de paso, salvar a los suyos.


Alineaciones probables:

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Iván Balliu, Abdul Mumin, Florian Lejeune, Pep Chavarría; Óscar Valentín, Pathé Ciss; Isi Palazón, Unai López, Álvaro García; y Sergio Camello.

Granada CF: Marc Martínez; Ricard, Miguel Rubio, Piatkowski, Maouassa; Theo Corbeanu, Gonzalo Villar, Martin Hongla, Callejón; Matías Arezo y Lucas Boyé.

Árbitro: Isidro Díaz de Mera Escuderos, del comité castellanomanchego.







Se el primero en comentar

Deja un comentario