El director checo Karel Valter protagoniza el último concierto del ciclo ‘Mozart instrumental’

Presentará en el Auditorio Manuel de Falla una personalísima interpretación del Concierto para flauta núm. 2 de Mozart, que interpretará con traverso

KarelValter_fotoDanieleCaminiti
El director checo Karel Valter | Foto: Daniele Caminiti
GabineteGabinete
0

El director checo Karel Valter dirigirá el cuarto y último concierto del ciclo ‘Mozart instrumental’ en el que interpretará también como solista el Concierto para flauta KV 314, una obra encargada por el flautista Ferdinand DeJean y que Mozart adaptó de un anterior concierto para oboe. El concierto tendrá lugar este viernes 26 de abril, en el Auditorio Manuel de Falla, a las 20:30 horas.

Completan el programa dos obras de Franz Xaver Richter, compositor moravo, uno de los representantes más destacado de la Escuela de Mannheim, un notable desconocido para quien no siga habitualmente el repertorio del clasicismo o barroco tardío, pero que será un placer descubrir. Cierra este interesante concierto la única sinfonía del compositor checo Jan Vaclav Vorisex, en Re menor, op. 23, comparada habitualmente con la primera y segunda sinfonías de Beethoven.

El ciclo “Mozart instrumental” de la OCG en su temporada actual 2018/19 ha contado con cuatro conciertos, dedicados al clarinete, violín, oboe y este último, que tendrá lugar el próximo viernes 26, a la flauta, y ha contado con el patrocinio de Bankia y Caja Granada Fundación.

Mozart instrumental: del estilo galante al primer Romanticismo a través del genio de Mozart

Como ocurriera con el anterior concierto instrumental, la propuesta de la Orquesta Ciudad de Granada para esta semana también incluye varias obras que, a pesar de poseer una adscripción estética diferenciada, convergen en su cercanía con el Clasicismo, en la ciudad de Mannheim y en la figura del compositor austríaco Wolfgang Amadeus Mozart, cuyo Concierto para flauta núm. 2 en Re mayor KV 314 (1778) enmarcan espléndidamente. (…)

Una velada musical que llevará desde el estilo galante al protorromanticismo, pasando por el más diáfano Clasicismo vienés y, así, no solo acompaña el camino de la música instrumental desde 1760 a 1830, sino que sobre todo engalana, con extraordinarios ropajes, la siempre hermosa y arriesgada apuesta de la música de Wolgang Amadeus Mozart.



Se el primero en comentar

Deja un comentario