Granada y Celta firman un empate poco movido (0-0)

Las defensas se impusieron a los ataques en el Nuevo Los Cármenes y el reparto de puntos dejó a ambos equipos con las ganas de más

Granada CF - Celta de Vigo
El Granada se mostró muy ordenado | Foto: Antonio L. Juárez
Jero CameroJero Camero
0

Tras más de una semana en la que Granada ha estado temblando a razón de más de diez terremotos por día, la calma llegó al césped del Nuevo Los Cármenes en un partido casi sin sobresaltos y que se saldó con un empate a cero final que no dejó satisfecho a ninguno de los dos conjuntos.

Tanto Diego Martínez como el ‘Chacho’ Coudet tuvieron las ideas muy claras desde el comienzo. La superpoblación de ambos conjuntos en el centro del campo impidió que el balón circulase con comodidad hasta el área rival. Las ideas eran vagas y la velocidad para ejecutarlas, nula.

Fede Vico volvió a la titularidad tras su buen rendimiento en la Copa del Rey. El cordobés comenzó actuando en la mediapunta y ayudando tímidamente a la presión de la salida de balón, pero no tuvo la lucidez que sí mostró ante el Navalcarnero en gran parte por el buen hacer de Tapia en el Celta.

El regreso de Iago Aspas al once celeste, por suerte para el Granada, no fue tan determinante como sucedió en el duelo de la primera vuelta. El de Moaña trató de moverse entre líneas y se cambió de banda tras perder un par de duelo con Neva, pero no fue tan desequilibrante como en otras ocasiones.

Mientras el partido se tornaba complicado en el centro del campo, ni Luis Suárez ni Santi Mina conseguían conectar con el balón cerca de las inmediaciones del área. El que sí propuso algo más diferente fue Kenedy. El brasileño ha cogido mucha confianza y volvió a encarar a sus rivales con asiduidad y desparpajo, aunque esta vez no tuvo fortuna.

Si la primera parte transcurrió sin sobresaltos, la segunda comenzó un poco más animada. Nolito dio el primer susto tras el paso por los vestuarios con un remate que se marchó cerca de la portería defendida por Rui Silva, a lo que el Granada respondió subiendo sus líneas de presión y atosigando la salida del esférico del Celta.

Las pérdidas de los visitantes permitieron al Granada poner a prueba a un Rubén Blanco que hasta en tres ocasiones desbarató las ocasiones rojiblancas. La más clara llegó en las botas de Machís. El venezolano no había estado participativo durante la primera hora de juego, pero se sacó un derechazo que el meta del Celta envió a córner in extremis.

Con el paso de los minutos, la segunda mitad fue tomando el cariz de la primera. Exceptuando un error de Rui Silva en un balón dividido ante Aspas que terminó abortando Vallejo, ambos conjuntos parecían estar relativamente satisfechos con el reparto de puntos tras una racha irregular en liga.

Un punto para cada equipo que ratifica una mejoría defensiva antes de comenzar un mes que viene cargado de partidazos para el Granada, que el próximo miércoles recibirá al Barcelona en la Copa del Rey y el 18 de febrero tendrá una cita con la historia en dieciseisavos de Europa League ante el Nápoles.

Ficha técnica:

Granada CF: Rui Silva; Foulquier, Vallejo, Domingos, Neva; Yangel, Montoro; Machís, Fede Vico, Kenedy; y Luis Suárez.

Celta: Rubén; Hugo Mallo, Araujo, Murillo, Aarón; Tapia, Beltrán, Brais Méndez; Nolito, Aspas y Santi Mina.

Árbitro: Del Cerro Grande. Amonestó a Yangel Herrera y Foulquier en el Granada y a Brais Méndez, Nolito, Iago Aspas y Santi Mina en el Celta.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 21 de Liga, disputado en el Nuevo Los Cármenes sin presencia de aficionados en las gradas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario