Una derrota de esas que se recuerdan a final de temporada (66-76)

El conjunto rojinegro cae ante el colista de la competición en un encuentro donde nada salió como se esperaba y donde solo brillaron Prince Ali y Luke Maye

Coviran Granada Real Betis
El Covirán suma su quinta derrota contra el Real Betis | Foto: Antonio L. Juárez
Ainoa Morano
0

Un Covirán Granada totalmente desconocido. Así fue la imagen que mostró el conjunto rojinegro en la primera mitad del encuentro. Con Felicio, Ali, Bropleh, Renfroe y Jacobo Díaz como quinteto inicial, los granadinos se vieron superados por un Real Betis sorprendentemente eficaz en defensa. El pívot brasileño fue el encargado de abrir un marcador que poco se movería para los locales en el primer periodo. Con el 5 a 10 en el luminoso y a falta de 4:28 para el descanso entre cuartos, Pablo pin solicitó su primer tiempo muerto del encuentro. El planteamiento del partido no estaba funcionando. 

El trabajo de Covirán Granada en la defensa y, sobre todo, en el rebote, estaba siendo bueno. A los béticos les costaba finalizar bien sus ataques y no estaban consiguiendo segundas oportunidades bajo aros. Sin embargo, la defensa del Real Betis estaba consumiendo poco a poco a un conjunto rojinegro que no veía fortuna desde el tiro exterior y no conseguía imponer su físico en la zona. Con siete pérdidas, un cero de cinco en triples y tan solo una asitencia se marchaba Covirán Granada al segundo cuarto (7-13).

Pablo pin renovó todo su quinteto en pista para buscar urgentemente una solución. La rotación dio paso a Christian Díaz, Costa, Tomás, Maye y Petit, unos cambios que dieron otro color al juego granadino. Los puntos seguían cayendo a cuenta gotas. El base canario logró desatascar un ataque rojinegro en serios apuros. Por momentos se vio a un Covirán Granada claramente superado por el nivel físico y la intensidad que el Real Betis estaba imponiendo desde la defensa. Por suerte para los rojinegros, los de Luis Casimiro no estuvieron nada acertados de cara al aro, de hecho sus primeros puntos del periodo llegaron a falta de cuatro minutos para el descanso. 

Con el 12 a 13, Shannon Evans dio el primer gran susto al Covirán Granada. Dos triples consecutivos de la principal estrella del cuadro hispalense, seguidos de otros dos aciertos desde el tiro exterior de Bertans y Cvetkovic dieron una ventaja muy peligrosa al Real Betis. Ante la superioridad de los béticos en los instantes finales del segundo cuarto, Cristiano Felicio encontró algunos resquicios en la defensa visitante para acortar distancias y que el desastre no fuese mayor de cara al tercer cuarto (20-27). 

Los puntos claves del partido estaban saliendo, eso no se podía negar. El Covirán Granada dominaba en el rebote y mantenía a su rival en los porcentajes bajos que ya arrastraba de otros encuentros, pero había que solucionar como fuese los fallos en el plano ofensivo. De vuelta a la pista, Betis siguió sumando desde la línea de tiros libres. La ventaja de los visitantes ya era de nueve puntos, pero apareció un descomunal Prince Ali para devolver su esencia a Covirán Granada. Con siete puntos consecutivos y el primer triple del partido para los rojinegros, que llegó en el minuto 23 de partido, los locales obligaron a Luis Casimiro a parar el encuentro. 

De Prince Ali a Luke Maye. El ala-pívot americano, que no pudo jugar en el Palau por unas molestias en uno de sus codos, quería sacarse la espinita de no haber ayudado a los suyos en el duelo de la pasada semana. Vaya si lo hizo.  Nueve puntos del número 32, con dos triples incluídos, sumado a su espectacular trabajo en defensa para seguir con el dominio en el rebote de los suyos sirvió para poner a Covirán Granada por primera vez por delante en el marcador. Trataron de reaccionar los béticos de la mano de Evans, BJ Johnson y Bertans y, aunque no le dieron la vuelta nuevamente al marcador, dejaron una mínima distancia de cuatro puntos (48-44). 

Nada estaba decidido. Covirán no estaba mostrando su mejor versión de la temporada en el plano ofensivo y Betis estaba recuperando esos puntos que tarde o temprano le llegarían a los colistas de la competición. Un triple de Pablo Almazán, su primer canasta en todo el encuentro, devolvió a su equipo al liderazgo en el luminoso. Cada jugada, cada fallo, cada punto iba a ser decisivo, la igualdad era máxima sobre el parqué. Los de Pablo Pin acusaron cierta precipitación en su ataque. La importancia de conseguir una victoria ante un rival tan directo por la salvación como el Real Betis podía estar jugando una mala pasada a los rojinegros. Con el 60 a 60, Jeremiah Hill tuvo la victoria en sus manos, pero un tapón de Alex Renfroe y su posterior fallo en un tiro demasiado forzado, llevó al derbi andaluz a la prórroga. 

La agonía duraría cinco minutos más. A estas alturas del encuentro ni Covirán Granada llevaba cinco victorias en la ACB, ni Betis ocho derrotas. Se empezaba de cero y el triunfo sería para el equipo que menos fallos cometiera. Con el 63 a 62, Prince Ali se colocó en la esquina para jugarse el triple, pero los jugadores béticos le quitaron el balón de las manos. Con la posesión para los visitantes, Jeremiah Hill anotó un triple y posteriormente un tiro en suspensión que heló a un Palacio de Deportes con siete mil espectadores. Pablo Pin tuvo que parar el encuentro nuevamente, la victoria se escapaba por momentos. Se la seguía jugando Covirán Granada desde el tiro exterior como si la fortuna le hubiese sonreído durante todo el encuentro en esa faceta ofensiva. El partido estaba sentenciado, ya se encargaron de ello Hill y Evans desde el tiro libre. 66 a 76 y quinta derrota de la temporada. Una derrota que no debió ocurrir. Era el colista de la competición, tan solo llevaba una victoria hasta el momento y aun así venció a la revelación de la temporada. Sin duda no es una final, queda mucha temporada, pero es un resultado de los que duelen y del que seguro, nos acordaremos dentro de unos meses. 

Ficha técnica:

Covirán Granada: Felicio, Bropleh, Renfroe, Ali, J.Díaz - quinteto inicial- Costa, Díaz, Tomás, Maye, Petit, Iriarte, Vilá

Real Betis: Evans, Sylla, Kurucs, Johnson, Hill -quinteto inicial- Cvetkovic, Almazán, Bertans, Pozas, Gerun, Báez

Parciales: 7-13 ; 13-14 - descanso- 28-17; 12-16 - prórroga - 6 -16

Árbitros: Benjamín Jiménez, Sergio Manuel y Esperanza Mendoza

Incidencias: Partido correspondiente a la décima jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de Deportes con 7023 espectadores.







Se el primero en comentar

Deja un comentario