El Ayuntamiento de Armilla ofrece asistencia psicológica a los hijos de la mujer apuñalada por su expareja

Unos 300 vecinos muestran su repulsa en una concentración silenciosa en la Plaza de la Constitución del municipio

concentración por la mujer apuñalada en Armilla
Concentración silenciosa en Armilla por la agresión machista | Foto: Antonio L. Juárez
Europa Press
0

La alcaldesa de Armilla, Dolores Cañavate, ha lamentado la agresión sufrida este pasado martes por una vecina del municipio a manos de su expareja, con la que convivía por temporadas pese a estar divorciados y existir antecedentes de violencia de género, y ha avanzado que desde el Ayuntamiento se ofrecerá asistencia psicológica a sus tres hijos, dos de los cuales son menores y estaban en el domicilio cuando se produjo la agresión.

La regidora, quien ha mostrado su “repulsa e indignación”, ha relatado que desde el Ayuntamiento de Armilla se ha venido atendiendo a esta mujer por violencia de género por parte de su expareja desde 2004 y hasta 2010, incluso acompañándola a los diferentes juicios que ha tenido por este asunto, que se saldaron con órdenes de alejamiento y una condena a seis meses al agresor. No obstante, desde 2010 no había presentado nuevas denuncias de modo que no tenía en vigor ninguna medida de protección.

Este extremo también lo ha confirmado la Subdelegación del Gobierno en Granada, precisando que si bien la pareja se encontraba en el Sistema de Seguimiento Integral en casos de Violencia de Género (VioGén), el caso estaba "inactivo" desde 2012 por "riesgo inapreciable" después de la última valoración que se hizo al respecto.

Antes de esto, la víctima, de 47 años, había pasado por una casa de acogida, por un piso tutelado, hubo incluso un cambio de provincia por parte de ella y de sus hijos, y desde 2014 volvió a Armilla. La regidora ha explicado que la pareja estaba divorciada legalmente desde 2005 pero vivían juntos por temporadas y ha lamentado que ocurran esta clase de situaciones pese a la asistencia prestada estos años. "Una persona que lleva sufriendo este tipo de agresiones desde el inicio de la relación y que al final ves que ha terminado intentando matarla", ha lamentado.

Atención a medios de la alcaldesa de Armilla, Loli Cañavate | Foto: Antonio L. Juárez

La víctima está ingresada en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Clínico San Cecilio tras ser apuñalada en la cara y el cuello e intervenida a cuenta de las lesiones, según han detallado a Europa Press fuentes sanitarias. El agresor, de 57 años y con antecedentes por violencia de género, permanece detenido por tentativa de homicidio y se encuentra en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil a la espera de pasar a disposición judicial, lo que no ocurrirá al menos hasta el jueves, según han detallado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

Dadas las circunstancias, los hijos, de 19, 14 y 8 años, han quedado a cargo de familiares de la víctima. El Ayuntamiento de Armilla ya se han puesto en contacto con ellos para ofrecerles asistencia psicológica y hacer seguimiento de su evolución tras lo ocurrido. Dos de ellos se encontraban en el domicilio cuando se produjo la agresión y fue el pequeño de ocho años el que salió a la calle gritando que su madre había sufrido una agresión, propiciando que los vecinos alertaran a los servicios de emergencia. Unos 300 vecinos han secundado a las doce horas un minuto de silencio en la plaza de la Constitución en señal de repulsa por esta nueva agresión machista.







Se el primero en comentar

Deja un comentario