Andalucía, la segunda comunidad en la que se necesitan más enfermeras

El ratio medio de estas profesionales sanitarias en España se sitúa en 532 por cada 100.000 habitantes, un valor que está "muy lejos" de la Unión Europea

salud-problemas-enfermera
España necesitaría 125.000 profesionales más para poder prestar una asistencia sanitaria en igualdad de condiciones que los países de la UE con economías similares | Foto: Archivo GD
Europa PressEuropa Press
0

Murcia, con 430 enfermeras por cada 100.000 habitantes, Andalucía (459), Comunidad Valenciana (520), Galicia (520), Baleares (528) y Castilla-La Mancha (571) son las comunidades autónomas donde más profesionales de Enfermería se necesitan, según se desprende del informe ‘Radiografía de la situación de los cuidados enfermeros en España’, llevado a cabo por el Instituto Español de Investigación Enfermera del Consejo General de Enfermería.

El ratio medio de enfermeras que hay en España se sitúa en 532 por cada 100.000 habitantes, un valor que está «muy lejos» de la Unión Europea, el cual asciende, según datos de la Organización Mundial de la Salud, a 852. Esto supone que en España hay un 38% menos de enfermeras que la media total de Europa, situándose el quinto país por la cola, empatado con Bulgaria, y sólo por delante de Letonia (490), Chipre (412) y Grecia (341).

Teniendo en cuenta el actual ratio de enfermeras por pacientes, España necesitaría 125.000 profesionales más para poder prestar una asistencia sanitaria en igualdad de condiciones que los países de la Unión Europea con economías similares. No obstante, la situación se agrava más en unas comunidades autónomas que en otras, como las regiones mencionadas anteriormente.

Y es que, sólo Navarra, con 868, supera la media europea del ratio de enfermeras por cada 100.000 habitantes, seguida del País Vasco (754), Castilla y León (689), Madrid (670), Aragón (669), Melilla (661), Asturias (654), Extremadura (653), La Rioja (644), Cantabria (634), Cataluña (614), Canarias (598) y Ceuta (590).

«Estamos ante un gran desequilibrio entre las comunidades autónomas, que provoca que la atención sanitaria sea diferente entre ellas» ha comentado el vicesecretario general del Consejo General de Enfermería, José Luis Cobos, quien, además, ha avisado de que el déficit de enfermeras puede ir aumentando cada año, pasando de 130.000 los profesionales que se necesitaría en 2020 (un 48% más que los actuales) a los 179.690 en el año 2028.

Respecto a las cifras de empleo, el trabajo ha evidenciado también diferencias entre las comunidades autónomas, si bien se reconoce la recuperación que ha habida tras la crisis económica de 2013, la cual supuso la destrucción de unos 20.000 puestos de trabajo. En la actualidad la tasa media de paro entre los profesionales de Enfermería se sitúa en el 2,61 por ciento, superándose esta tasa en Extremadura (6,47% de paro), Murcia (5,24%), Ceuta (4,51%), Melilla (4,48%), Andalucía (3,84%) y Castilla-La Mancha (2,80%).

Por el contrario, las regiones donde menos paro hay entre los enfermeros son Cataluña (con una tasa del 0,82%), Madrid (1,12%), Cantabria (1,21%), Baleares (1,71%), La Rioja (1,82%), Canarias (1,86%), Castilla y León (1,94%), Navarra (2,07%), País Vasco (2,23%), Asturias (2,28%), Aragón (2,36%), Comunidad Valenciana (2,45%) y Galicia (2,51%).

Ante esto, tanto Cobos como el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, han comentado que la OPE celebrada este domingo no ha supuesto la creación de nuevos puestos de trabajo, pero sí la estabilización de los contratos temporales e interinos.

NO HAY UNA IMPLANTACIÓN REAL DE LAS ESPECIALIDADES ENFERMERAS

En el informe se ha analizado también el desarrollo que está teniendo en España la implantación de las especialidades de Enfermería, reflejadas en un Real Decreto de 2005 y que, tras 14 años en vigor, sólo ha tenido un desarrollo real la especialidad de Enfermería Obstétrico-Ginecológica (matrona) en todas las regiones. Además, no hay ninguna comunidad que tenga aprobado en su programa formativo la especialidad de Enfermería en Cuidados Médicos-Quirúrgicos.

En Andalucía están aprobadas, además de la de matrona, las categorías de especialistas de Enfermero Especialista, y Trabajo; en Aragón, Canarias, Extremadura y Comunidad Valenciana, Salud Mental, Geriátrica, Trabajo, Familiar y Comunitaria, y Pediátrica; en Asturias, Cataluña, Ceuta y Melilla, sólo la de matrona; en Baleares, también se incluye la de Salud Mental; en Cantabria, Salud Mental y Trabajo; y en Castilla-La Mancha, Castilla y León, País Vasco, Madrid y La Rioja, la figura de Enfermero Especialista; en Galicia, Enfermero Especialista, Salud Mental y Trabajo; en Murcia; Enfermero Especialista, Salud Mental, Trabajo, Familiar y Comunitaria, y Pediátrica; y en Navarra, Enfermero Especialista, y Trabajo.

Tal y como han recordado los representantes del Consejo General de Enfermería, estos profesionales deberían formarse por el sistema de residencia y, posteriormente, trabajar como especialistas dentro del sistema sanitario. «Un problema endémico es que, una vez formados los especialistas, la Administración no crea las plazas asociadas a esta especialidad, de manera que el que tiene el título de especialista en Geriatría, por ejemplo, no ocupa un puesto catalogado como tal o, incluso, desarrolla su labor en cualquier otro servicio clínico como Cardiología o Nefrología», han dicho, para avisar de que se está ante un «fraude» porque se destinan unos recursos públicos para formar a unos especialistas que no trabajan como tales en el sistema sanitario.

En cuanto al papel que las diferentes comunidades autónomas han otorgado a las enfermeras en la gestión clínica de centros sanitarios, el secretario general del Consejo General de Enfermería, Diego Ayuso, ha comentado que Baleares es la única comunidad cuya consejera de Sanidad es enfermera, mientras que en Andalucía el máximo rango es el de viceconsejera.

Asimismo, prosigue, actualmente sólo en Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana hay una Dirección General de Cuidados ostentada por una enfermera; y Andalucía, Navarra, Madrid y Baleares son las únicas que han permitido a las enfermeras asumir la gerencia de los centros sanitarios. Al mismo tiempo, Andalucía y Castilla-La Mancha son las dos únicas comunidades autónomas que han nombrado como delegado de salud o directores provinciales de Sanidad a cargos enfermeros.

ANDALUCÍA Y BALEARES, LAS ÚNICAS CON ‘PRESCRIPCIÓN ENFERMERA’

La conocida como ‘prescripción enfermera’ ha sido otro de los puntos analizados en el estudio, desvelando que, tras la aprobación del nuevo Real Decreto 1302/2018, sólo Andalucía y Baleares han implantado un sistema para acreditar a los enfermeros en materia de prescripción.

En este punto, Cobos ha avisado de que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social todavía no ha puesto en marcha la Comisión de Protocolos y Guías de Práctica Clínica y Asistencial, aunque ha reconocido que tiene un plazo de dos años para desarrollarla.

Dicho esto, el vicesecretario general del Consejo General de Enfermería ha señalado también que los servicios regionales de salud, salvo Andalucía, aún no han puesto en marcha la Ordenación de Dispensación Enfermera (recta) para que estos profesionales realicen la correspondiente prescripción.

Finalmente, en el estudio se recuerdan las agresiones que han sufrido los profesionales de Enfermería a lo largo del año 2018, de las cuales el 75 por ciento son verbales y la mayoría se producen en las Urgencias debido a la demora en la atención percibida por el paciente.

En este sentido, el interlocutor policial nacional sanitario de la Policía Nacional, Javier Galbán, ha informado del número de denuncias recibidas de los profesionales sanitarios ante una agresión por parte de un paciente o familiar en los cuatro primeros meses del año. Así, en enero se produjeron 19 denuncias, en febrero 16, en marzo 23 y en abril 14.



Se el primero en comentar

Deja un comentario