Domingo, 19 Noviembre, 2017

            

Susana Díaz afirma que en Andalucía habrá “oposiciones sí o sí”, se pongan “como se pongan Rajoy y Montoro”

La presidenta de la Junta asegura que su comunidad va a sacar una oferta pública de empleo "necesaria y justa, porque es de justicia"

Susana Díaz, en su visita a Granada el pasado jueves | Foto: Asun Rodríguez
E.P.


image_print

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha querido dejar claro este viernes que en esta comunidad “sí o sí” habrá oposiciones, “se pongan como se pongan” el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.

En una entrevista con Canal Sur Radio recogida por Europa Press, Díaz ha indicado que lo mismo que dijo que en Andalucía iban a entrar en vigor las 35 horas para los empleados públicos, en esta comunidad se va a sacar una oferta pública de empleo “necesaria y justa, si o sí, porque es de justicia”.

Ha señalado que no está dispuesta a que se “utilice de rehenes a los opositores, a miles de chavales que están estudiando, y a los servicios públicos, que necesitan de la incorporación de docentes, de médicos o de profesionales de distintos sectores, por que el Gobierno no sea capaz de dialogar y sacar adelante el presupuesto”.

“No vamos a permitir que nadie utilice ni a los servicios públicos ni a Andalucía ni a la oferta pública de empleo como rehenes”, según ha sentenciado Díaz, quien ha agregado que ya se lo dijo a Montoro en la pasada conferencia de presidentes autonómicos. “El Gobierno no puede confundir su responsabilidad de sacar adelante un presupuesto con las competencias de las comunidades de reforzar sus servicios públicos, cumpliendo con todos los requisitos necesarios”, ha dicho.

Respecto al hecho de que Aragón esté dispuesta a retrasar esa oferta pública de empleo, ha indicado que esa comunidad tiene otra situación y no ha podido sacar adelante su presupuesto por, entre otras cosas, el “chantaje que le ha hecho Podemos allí”.

Ha indicado que, en cambio, en Andalucía hay presupuesto y estabilidad y, por lo tanto, aquí sí habrá oferta pública de empleo, “se pongan Montoro y Rajoy como se pongan”.

De otro lado, preguntada sobre el hecho de que Ciudadanos, formación con la que el PSOE-A tiene un pacto de investidura, haya pedido una bajada de 1,5 puntos del tramo autonómico del IRPF antes de 2018, argumentando que no sabe si habrá un adelanto electoral en esa fecha, la presidenta ha indicado que, en las conversaciones que siempre ha tenido con el líder andaluz de Cs, Juan Marín, éste siempre ha apostado por la “estabilidad” en Andalucía, de manera que no cree que haya planteado esa propuesta desde una “perspectiva electoral, sino que simplemente es lo que él defiende”.

“Me parece legítimo, pero yo defiendo otra cosa”, según ha indicado Susana Díaz, para quien, junto al debate sobre un nuevo sistema de financiación autonómico, hay que hacer un estudio sobre la presión fiscal que hay en todas las comunidades. A su juicio, un ciudadanos tiene que recibir los mismos servicios públicos y pagar prácticamente lo mismo, en “la misma horquilla, viva donde viva”.

En su opinión, lo que no puede ser es que haya comunidades que reciban menos financiación, como es el caso de Andalucía, y que eso tenga que salir de los fondos propios.

Ha señalado que si hay comunidades que están haciendo bajadas “temerarias” de impuestos es porque les “sobrará la financiación”. Ha indicado que ella no está dispuesta a que los ciudadanos tengan que hacer un esfuerzo adicional porque no se esté recibiendo lo que es justo en financiación.

Asimismo, ha defendido que el pago de impuestos por parte de los ciudadanos tiene que ser algo “progresivo”, de manera que quien más tiene, tiene que pagar un poquito más y quien menos tiene, tiene que tener más oxígeno. Susana Díaz ha lamentado además que haya tenido que aguantar una “campaña” por parte del PP-A, confundiendo” a los andaluces sobre el impuesto de sucesiones y donaciones, que en esta comunidad solo lo paga un dos por ciento de los ciudadanos.

Ha apuntado que se ha confundido a los andaluces con lo que es la plusvalía, el valor que los ayuntamientos cobran a los ciudadanos de una viviendo, entre lo que le costó y lo que hoy vale en el mercado a la hora de venderla.

Para Susana Díaz, el impuesto de sucesiones y donaciones lo puede quitar el Gobierno de Mariano Rajoy y pagarle a Andalucía por lo que recauda a través del mismo.

RECTIFICAR EN SANIDAD

Respecto a la situación de la sanidad, la presidenta, que ha indicado que desde ayer ya está en el Consejo Consultivo el decreto de derogación de la fusión hospitalaria que afectaba a ciudades como Granada, ha expresado que ella es consciente de que hay decisiones que no entienden los ciudadanos y que les pueden generar inquietud, como lo que ha ocurrido en Granada, pero que, ante eso, a ella nunca le va “a doler en prenda rectificar, cambiar y escuchar a los ciudadanos”.

“Se trata de que ellos también se sientan seguros con su sanidad pública, orgullosos y que tengan la certidumbre de que cuando la necesitan está ahí”, según ha indicado la presidenta.

En su opinión, lo que no es de recibo son las manifestaciones absolutamente “politizada” por dirigente del PP contra la sanidad, como lo ocurrido con el Chare de Lepe (Huelva). Ese hospital, según ha señalado, está terminado y, en cambio, el Gobierno central aún no ha culminado los accesos al mismo que se comprometió a desarrollar, de manera que el PP da como opción que “se alquile un hospital privado”.

“Quería deteriorar y dañar la imagen de la sanidad pública para, al final, exigirme que alquilara hospitales privados y por ahí mi gobierno no va a pasar”, ha sentenciado Susana Díaz.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. La originalidad de los políticos consus frases lapidarias empieza a se cansina “No es No”, “Qué parte del No es No” no ha entiendo?”, “Habrá oposiciones Sí o Sí”. Deberían dar unas vacaciones a los encargados de confeccionar semejantes majaderías.