Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Se abre juicio oral en el Caso Romanones

El tribunal provincial confirma así el auto dictado por el Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que el pasado enero ya dio por concluido el sumario de esta causa

El padre Román en su entrada a los juzgados
EFE


image_print

La Audiencia de Granada ha acordado la apertura de juicio oral en el conocido como “caso Romanones”, en el que se mantiene como único procesado al padre Román por supuestos abusos sexuales a un menor, y ha dado un plazo de cinco días a la Fiscalía para que califique por escrito los hechos.

En un reciente auto, contra el que cabe recurso de súplica y al que hoy ha tenido acceso Efe, la Sección Segunda del tribunal provincial confirma de esta forma el auto dictado en su día por el Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que el pasado enero ya dio por concluido el sumario de esta causa.

La decisión de la Audiencia de Granada se produce después de que el Ministerio Fiscal y las acusaciones popular y particular pidieran la confirmación del auto de conclusión del sumario y la apertura del juicio oral.

De este modo, de conformidad con la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la Sección Segunda ha accedido a lo solicitado y ha iniciado el traslado correspondiente para la calificación de la causa, según indica el auto, que añade que la defensa y el responsable civil subsidiario, en este caso el Arzobispado de Granada, también habían interesado el trámite ahora acordado.

El proceso judicial para el que definitivamente se abre juicio oral se incoó el pasado 3 de noviembre de 2014 y, aunque a lo largo del mismo ha llegado a contar con hasta doce imputados, diez curas y dos laicos, de los que cuatro fueron detenidos, la Audiencia decidió declarar prescritos los delitos atribuidos a once de ellos.

Por tanto, la causa solo ha continuado finalmente por supuesto abuso sexual continuado atribuido al padre Román, considerado supuesto cabecilla del grupo de religiosos.

El caso se abrió después de que un joven que ahora tiene 25 años pusiera los hechos, ocurridos supuestamente cuando contaba entre 14 y 17, en conocimiento de la Fiscalía andaluza en octubre de 2014, y sobre los que llegó a pronunciarse el papa Francisco.

El pasado noviembre el juez instructor Antonio Moreno transformó el procedimiento de diligencias previas en un sumario ordinario, lo que acercaba entonces el final de la instrucción judicial.

Durante la declaración indagatoria el único imputado en la causa expresó su “absoluta” disconformidad con el auto de procesamiento y explicó que únicamente tenía, como sacerdote, un “amor fraterno” por el denunciante de los supuestos abusos.

Tal comparecencia fue fijada por el juez instructor después de que emitiera un auto de procesamiento contra el padre Román ante los “indicios racionales” de delitos cometidos supuestamente contra el joven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *