Jueves, 14 Diciembre, 2017

            

Sánchez Rubio destaca la información y prevención como “imprescindibles” para luchar contra la mutilación genital femenina

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales resalta los programas puestos en marcha en Andalucía que han permitido dar acogida, ayuda sociolaboral y orientación sanitaria a 2.694 personas

María José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad y Políticas Sociales | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) de la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha destinado en el último año más de 200.000 euros para subvencionar 15 programas dirigidos a mujeres inmigrantes en riesgo de exclusión social, lo que prevé beneficiar a 2.694 personas. Los programas, que abarcan desde la acogida hasta la atención sociolaboral y sanitaria, permitirán también llegar a buena parte de las 1.500 niñas que hay en Andalucía procedentes de países donde se practica la mutilación genital femenina, por lo que los proyectos ayudarán a prevenir este tipo de violencia de género. Así lo ha explicado hoy, Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, que ha recordado que el Gobierno andaluz realiza cada día “una intensa labor de sensibilización de las familias, a través de la colaboración de profesionales de la salud, la educación y los servicios sociales, y a través de iniciativas como ésta”.

Junto a ello, Andalucía desarrolla políticas descentralizadas de cooperación internacional, incluyendo en sus estrategias el enfoque transversal de mejora de la salud de las mujeres. Como ejemplo, la consejera ha recordado que la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo mantiene en la actualidad la colaboración con tres programas de Médicus Mundi para prevenir la mutilación genital femenina y promover la salud sexual y reproductiva de las mujeres en Burkina Faso, con una subvención de más de 1,5 millones de euros.

Sánchez Rubio ha subrayado el “imprescindible papel” de las asociaciones de mujeres inmigrantes y de las ONGs que colaboran con la Junta en Andalucía con proyectos de concienciación y formación de las familias, y que cuentan para ello con subvenciones públicas como las del IAM.

Asimismo, ha recordado que la Junta cuenta con una ‘Guía para la concienciación sobre mutilaciones genitales femeninas’, un documento elaborado por la Dirección General de Violencia de Género y el IAM, en colaboración con la Asociación Mujeres Entre Mundos -y basado en el trabajo de Adriana Kaplan-, con la finalidad de visibilizar este problema y dar claves a profesionales del ámbito sanitario, educativo y social para ayudarles a prevenir, detectar y a saber actuar ante casos de riesgo.

El documento aborda la problemática desde un ámbito pedagógico, ofreciendo a las personas profesionales recursos para que se trabaje de forma educativa con las familias. El documento aporta una explicación detallada de las consecuencias de la MGF, tanto a corto como a largo plazo, como infecciones, hemorragias, muerte por shock o desangrado, estrés post traumático, alteraciones ginecológicas y urinarias, esterilidad, complicaciones en el embarazo y en el parto, etc. La guía dedica también un apartado a los aspectos jurídicos, detallando los derechos humanos que vulnera esta práctica y la legislación nacional e internacional que la definen como delito.

La guía sigue las pautas marcadas por el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia de género (Convenio de Estambul), que considera la mutilación genital femenina como una forma de violencia contra las mujeres, en consonancia con la ONU. En este sentido, la consejera ha recordado que la reforma de la Ley andaluza de Violencia de Género, que se está tramitando, incluirá la MGF como una de las formas de violencia contra las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *