Sábado, 27 Mayo, 2017

Objetivo: Recuperar el chirimoyo

Se presentará una proposición no de ley para instar al Consejo de Gobierno a poner en marcha un plan de recuperación productiva del fruto en la costa granadina tras la granizada del 29 de agosto

E.P.


image_print

La alcaldesa de Almuñécar (Granada), Trinidad Herrera, y el concejal de Medio Ambiente, José Manuel Fernández, encabezan este martes una delegación de agricultores de la asociación Aprodate que se traslada a Sevilla para entrevistarse con el portavoz del PP-A en el Parlamento andaluz, Carlos Rojas, quien presentará una proposición no de ley para instar al Consejo de Gobierno a poner en marcha un plan de recuperación productiva del chirimoyo en la costa granadina tras la granizada del 29 de agosto.

La iniciativa pide que en el plan se incluyan las ayudas y actuaciones necesarias para que los agricultores afectados por el temporal del pasado verano “puedan mantener esta actividad agraria sustento de muchas familias andaluzas en Almuñécar”, informa el Ayuntamiento en una nota.

Carlos Rojas, que visitó en dos ocasiones la localidad sexitana para conocer directamente el alcance de los daños ocasionados y las repercusiones en la vega almuñequera, llevará esta iniciativa a la Cámara “ante las pérdidas de producción causadas por la incidencia de adversidades climáticas y desastres naturales en la agricultura” que pueden afectar “muy seriamente al mantenimiento de la actividad y población agraria y a la estabilidad social y económica de la poblaciones o regiones afectadas”.

El portavoz del PP recuerda en su escrito que “son obligaciones de las administraciones públicas atender con carácter inmediato a los damnificados por adversidades climáticas y desastres naturales, no establecer discriminaciones y actuar con imparcialidad y proximidad a los afectados”.

Por otra parte, según añade, “es función de la Administración analizar las situaciones y poner en marcha actuaciones para prevenir las consecuencias de futuras adversidades climáticas y desastres naturales y ayudar a la recuperación de la capacidad productiva afectada”.

“La Administración de la Junta de Andalucía está sujeta a estas obligaciones conforme a lo establecido en el artículo 133 del Estatuto de Autonomía para Andalucía”. Por ello, agrega Rojas, el Gobierno andaluz tiene la obligación de ayudar a todos los agricultores afectados por adversidades climáticas y desastres naturales, “sin distinciones, y ofrecerles el respaldo de la Administración Autonómica, mediante la planificación de las actuaciones más adecuadas para cada caso”, señala.

Carlos Rojas recuerda que el pasado 29 de agosto un fuerte temporal de lluvia y granizo azotó a Almuñécar y causó graves daños en numerosas plantaciones de chirimoya, con una afectación del fruto en una superficie de 500 hectáreas aproximadamente, perdiéndose la campaña de este año casi en la totalidad, y de la arboleda en unas 160 hectáreas, por lo que se perderá la cosecha del próximo año y posiblemente el 50 por ciento del que viene.

“A pesar de la gravedad de la situación y de los meses transcurridos, la consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural aún no ha visitado la localidad de Almuñécar para reunirse con los agricultores afectados”, denuncia el portavoz ‘popular’.

En su escrito Carlos Rojas manifiesta “que con el incumplimiento de su obligación de proximidad con los ciudadanos, la inacción en los meses transcurridos y la falta de ofrecimiento de la ayuda de la Administración Autonómica, el Gobierno andaluz está cometiendo una injusticia con los agricultores afectados, con el sector de los subtropicales y con Almuñécar”.

Por último, demanda que el Gobierno andaluz “tiene que reunirse con estos agricultores, ofrecerles una respuesta inmediata y aprobar una planificación para la recuperación productiva del árbol del chirimoyo que incluya las ayudas y actuaciones necesarias para que los afectados puedan mantener esta actividad agraria que es fuente de empleo y de subsistencia de muchas familias andaluzas”.

Por este asunto se sucedieron protestas de los agricultores sexitanos, con concentraciones y encierros, por el agravio que consideraban que estaban sufriendo con respecto a los medidas prometidas con los agricultores almerienses de El Ejido, tras sufrir una granizada similar semanas después, con una respuesta inmediata y la promesa de ayudas plasmadas en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), “algo que se echó en falta para con los agricultores de Almuñécar”, según el concejal de Medio Rural, José Manuel Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *