Martes, 24 enero, 2017

FETE-UGT critica que 30 investigadores de la UGR no continúen su labor por los "recortes"

Desde FETE-UGT lamentan que la plantilla de investigadores "siga menguando en la Universidad de Granada"

Agencia


image_print

 FETE-UGT en la Universidad de Granada ha censurado que una treintena de investigadores que finalizan sus contratos entre finales de febrero y abril no vayan a continuar su labor debido a “los recortes”, por lo que ha reclamado a la Junta y a la institución docente que adopten medidas para evitarlo.

La situación afecta a los investigadores del Programa de Formación de Personal Docente e Investigador en las Áreas de Conocimiento consideradas Deficitarias, los cuales han trabajado durante unos cinco años en la Universidad de Granada, según han informado a Europa Press desde la sección sindical de FETE-UGT.

Aunque desde el sindicato mantienen que “el causante fundamental del problema es el Gobierno central” y los recortes que está implantando, considera que la Junta y la Universidad de Granada “tienen la responsabilidad de no permitir que se pierdan estos importantes recursos humanos”.

Para solucionar la situación, el sindicato solicita que se conceda una prórroga postdoctoral de un año para los investigadores cuyos contratos comenzaron en 2009, tal y como ya se hizo el año pasado para la convocatoria del 2008. Para los contratos que tiene su origen en el 2008, reclaman que se realice una nueva convocatoria pública ligada al contrato anterior.

Los investigadores y el sindicato han solicitado además reuniones con el rector de la UGR, Francisco González Lodeiro, y con representantes de la Junta para abordar esta problemática, advirtiendo de posibles movilizaciones en caso de que fuera “necesario”.

Desde FETE-UGT lamentan que la plantilla de investigadores “siga menguando en la Universidad de Granada”, ya que sus contratos temporales unidos a la tasa de reposición y la imposibilidad de convocar nuevas plazas, desde el Decreto-Ley de diciembre de 2011, “están provocando que se trunque su carrera como Personal Docente e Investigador y tengan que abandonar o marcharse al extranjero”

A su entender, se trata de un “derroche de recursos humanos que no tiene explicación después de la alta inversión realizada durante años para su formación que han empleado las administraciones públicas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *