Domingo, 23 Julio, 2017

            

FACUA Granada recomienda cautela durante el periodo de rebajas

La Asociación reclama una mayor protección a los consumidores por parte de las Administraciones

Rebajas en Granada | Foto: Jesús Martín
Gabinete


image_print

Con la resaca propia de las fiestas de Navidad y con los regalos de Reyes Magos recién abiertos, las rebajas ya están llamando a nuestra puerta. No obstante el cambio de legislación ha causado que incluso las rebajas hayan servido para que muchos regalos de Reyes hayan sido accesibles a precios teóricamente más atractivos. Algo debido a la eliminación de los periodos cerrados que las comunidades autónomas venían estableciendo anteriormente, quedando en manos de los comerciantes los periodos de las mismas en cuanto a su inicio y duración.

Sin embargo esta legislación no ha regulado debidamente muchos de los problemas que afectan a los consumidores durante estas ventas especiales. Uno de ellos tiene que ver con lo que estas rebajas tienen o no de real, ya que en es frecuente que los precios se inflen artificialmente para aparentar descuentos mayores de lo que realmente son. “La práctica consiste en subir el precio del articulo antes de aplicar el descuento, de modo que esa rebaja sea más atractiva pero que en realidad apenas supone descuento. Lo peor es que según encuestas de FACUA dos de cada tres consumidores las han detectado pero las autoridades no hacen nada por impedirlo”, afirma David Avellaneda, responsable de comunicación de FACUA Granada. En todo caso sigue siendo necesario verificar las etiquetas, en las que debe figurar ese precio antiguo junto al precio nuevo y reclamar en el establecimiento en caso de detectar los citados precios inflados.

Otro problema de la actual desregulación tiene que ver con el stock de las rebajas. La ley anterior obligaba al establecimiento a que el material en rebajas hubiera pasado al menos tres meses en el establecimiento como producto a la venta, mientras que la nueva ley elimina este requisito, de manera que los comerciantes pueden comprar productos específicos para el periodo de rebajas con estándares de calidad menores al catálogo habitual del establecimiento.

En todo caso si hay cuestiones que siguen vigentes pese al cambio legal. Uno de estos aspectos es que aquel establecimiento que anuncie rebajas debe contar con al menos el 50% del surtido del establecimiento bajo esta forma de venta. Pueden existir productos de nueva temporada, pero deberán estar claramente separados y diferenciados para evitar confusiones. También es necesario que los productos tengan la calidad propia de un producto nuevo, no pudiendo venderse productos de saldo o con tara como rebajados.

Aunque todos estos aspectos afectan especialmente al comercio tradicional, dado el auge de las compras en la red es necesario mantener un cuidado especial en estas compras. Debemos elegir siempre páginas de confianza y métodos de pago seguros, como el contrareembolso, para evitar problemas y fraudes en dichas compras. Si un sitio solo nos permite pagar mediante tarjeta de crédito, no debemos fiarnos de él. Debemos desconfiar también de esas ofertas tan buenas que cuesta creer, ya que en muchas ocasiones solo esconden un engaño. Y es conveniente leer las condiciones de envió y devolución para saber cuáles son nuestros derechos.

Como último consejo y para evitar caer en la fiebre consumista de esta época, desde FACUA Granada se recomienda fijarse un presupuesto previo y tener claro que es lo que necesitamos comprar realmente. Así evitamos comprar por impulso aquellos productos que no nos hacen falta o exceder el importe previamente presupuestado. También debemos conservar los tickets de compra de todos los productos que adquiramos por si precisamos hacer algún cambio o devolución. Y si consideramos que se han vulnerado nuestros derechos siempre debemos solicitar la hoja de reclamaciones correspondiente para dejar constancia de nuestra queja o reclamación. “Aunque estemos en periodo de rebajas, nuestros derechos siguen siendo los mismos. Y dada la falta de cobertura de la administración es necesario ejercerlos de forma más intensa de los habitual”, concluye Avellaneda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *