Domingo, 22 Abril, 2018

            

El Defensor del Ciudadano pide prudencia en el uso y venta de material pirotécnico

Manuel Martín ha instado a que se desarrollen inspecciones y se apliquen sanciones en aquellos establecimientos que no cumplan con la normativa vigente

Imagen ilustrativa | Fuente: ArchivoGD
EP


image_print

El Defensor de la Ciudadanía de Granada, Manuel Martín, ha pedido prudencia y responsabilidad en el uso y venta de material pirotécnico en las fechas navideñas, y ha instado a que se desarrollen inspecciones y se apliquen sanciones en aquellos establecimientos que no cumplan con la normativa vigente.

Ante el aumento de quejas por los ruidos, molestias, peligros, daños a personas y animales, o suciedad que generan el uso de petardos, cohetes y bengalas, el Defensor del Ciudadano ha hecho un llamamiento al uso correcto de estos productos con el fin de “evitar accidentes, situaciones de peligro y molestias a los demás”.

En un comunicado, Manuel Martín ha recordado que “el uso de material pirotécnico debe manipularse con precaución, lejos de zonas transitadas” y que “los espacios cerrados, como viviendas, locales o establecimientos públicos, no son lugares adecuados para el uso de estos materiales”.

Además, “no está permitido provocar ruidos que perturben el descanso de los vecinos”. Partiendo de la base también de que “los petardos, cohetes y demás material pirotécnico no son artículos de juguete”, Martín ha hecho hincapié en la necesidad de responsabilidad de los padres y adultos ante el peligro que “conlleva que sean utilizados por menores de edad”.

Los menores de 12 años no pueden manipular ningún tipo de material pirotécnico, y para garantizar la calidad y seguridad de los productos, es necesario que dicho material se compre en lugares legalmente autorizados.

Los establecimientos autorizados tienen el deber de cumplir con la legislación vigente en materia de edad, clasificación y elección de materiales, ha agregado el Defensor del Ciudadano, quien, ante la llegada de las fiestas de Fin de Año y Reyes Magos, ha instado a las administraciones competentes a realizar las inspecciones necesarias para detectar aquellos establecimientos que venden artículos de pirotecnia a menores, por debajo de las edades establecidas en la normativa que los regula “en función de su peligrosidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *