Unos Reyes Magos adelantados para los niños más necesitados

INPAVI Granada reparte más de 500 juguetes y 300 peluches a 250 niños en riesgo de exclusión social o pobreza

entrega de juguetes inpavi 1
Un niño recibe uno de los regalos | Foto: Nacho Santana
Nacho Santana | @NachoSantana_27
0

La Navidad será un poco más feliz en 250 hogares de la ciudad. INPAVI Granada realizó ayer su ‘Gran Reparto de Juguetes’, una iniciativa mediante la cual 250 niños y niñas en riesgo de exclusión social o pobreza recibieron 520 juguetes y más de 300 peluches.

De este modo, la idea principal de la iniciativa no era otra que la de facilitar que cada niño pudiese disfrutar de un nuevo juguete estas Navidades, independientemente de la situación económica de su familia. Son fechas complicadas en las que hay muchos gastos y, de este modo, INPAVI trae alegría para los pequeños y alivio para unos padres que en muchas ocasiones no pueden afrontar el coste de los juguetes.

Así, tras una fiesta llena de música y mensajes de ánimo para todos y cada uno de los niños, los Reyes Magos repartieron un juguete, un peluche y una bolsa de chucherías por cabeza para los presentes. Sin embargo, pese a la alegría que esto supone para los pequeños, se trata más de un gesto simbólico que otra cosa, pues así transmiten el mensaje de que están ahí para ayudar a las familias que lo necesitan en todo lo posible.

Algunos de los juguetes recaudados | Foto: Nacho Santana

Fresia es una de las madres que acuden a INPAVI y que estuvieron presentes en la entrega de juguetes. Frente a sus dos hijas, de 6 y 8 años de edad, cuenta que «nos ayudan en alimentos, ropa y juguetes para las nenas, para los niños es una gran alegría». Esta madre recurre a la asociación por su delicada situación: actualmente no tiene papeles, por lo que no puede trabajar en su profesión, la enfermería. «Soy ilegal hasta que tramite la documentación y pueda empezar a trabajar de lo mío», lamenta. Mientras tanto, acude a INPAVI Granada para poder sacar adelante a sus dos hijas, que jugaban con sus nuevos regalos a medida que su madre atendía a GranadaDigital.

Otra madre, de origen africano esta vez, cuenta que tiene cuatro hijos de sexos y edades diferentes: un niño de seis años, una niña de diez, uno de catorce y otro de quince. «Todo está lleno de niños», exclamaba feliz en la sala en la que se realizó el reparto, «INPAVI me ayuda mucho, nos da alimentos, ropa, los regalos de Navidad… de todo». Ella, al igual que Fresia, no tiene unos ingresos con los que mantener a su familia, pues tanto ella como su marido se encuentran desempleados desde hace tiempo y no cobran ayuda por el paro.

Fiesta del reparto de juguetes | Foto: Nacho Santana

Finalmente, Sabina, la madre de dos niños de siete y nueve años, explica que su familia está «en una situación bastante difícil», pues «por circunstancias de la vida estamos viviendo en una habitación». «Gracias a Dios estamos con una familia que nos está ayudando bastante, pero estoy ahora mismo sin trabajo», lamenta la madre, que recuerda que «nos dijeron de venir aquí y eso me está dando fuerzas para seguir adelante, estaba muy decaída y ahora estoy cogiendo fuerzas». Así, la madre de los dos pequeños se emociona al pensar en la labor que realizan por ellos desde la asociación, «no es por los regalos», matiza entre lágrimas, «me veía muy sola y al venir aquí me he dado cuenta de que las cosas no son así, hay gente que está para ayudar y lo agradezco mucho».

De este modo, esta iniciativa que ayuda en 2019 a cien niños más que en 2018, supone un soplo de aire fresco para muchos hogares granadinos, que podrán darles a sus hijos los regalos y la felicidad que merecen y les permitirán disfrutar con todas las letras de una Navidad que todo niño tiene derecho a vivir. Ayer, los Reyes Magos de INPAVI Granada no solo repartieron juguetes, sino que repartieron ilusión para los pequeños, cariño para todas las familias y paz para unos padres que no podían subir la empinada cuesta de enero.



Se el primero en comentar

Deja un comentario