La madre de uno de los granadinos asesinados en Bataclan: "No les perdonaré en la vida"

La madre de Juan Alberto González Garrido ha pedido al tribunal que se cumplan íntegramente las penas de cárcel para los terroristas de París

Francia.- Detenido en Italia un supuesto miembro de Estado Islámico vinculado a los atentados de París
Exterior de la sala Bataclan, después de los ataques | Foto: Steve Parsons / EP
Paco García
0

Los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París fueron los más sangrientos en la historia de Francia; considerada la peor masacre ocurrida en suelo galo desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Los ataques, llevados a cabo por terroristas del Estado Islámico, fueron perpetrados por varios comandos: el del 'Stade de France' mientras se disputaba un amistoso entre Francia y Alemania, donde se inmolaron tres yihadistas en los exteriores del recinto; el de las terrazas, donde dispararon en un total de seis bares de la capital gala; y el de la sala de conciertos Bataclan, donde perdieron la vida 90 personas, entre ellos dos granadinos: Juan Alberto González Garrido y Manuel Pérez Paredes.

Entre las 21:00 y las 01:00 horas de la madrugada, los terroristas dejaron a su paso 131 muertes de inocentes, sembrando el pánico en la que aquella noche fue la ciudad del terror.

Juan Alberto, de 29 años, era ingeniero experto en energía nuclear. Trabajaba desde enero del 2009 para la empresa francesa Électricité de France (EDF). Cuatro meses antes de esa trágica noche, este granadino del barrio Fígares de la capital contrajo matrimonio con Ángela Reina, de Ciudad Real. Ambos acudieron juntos la noche del viernes 13 de noviembre de 2015 al concierto de los Eagles of Death Metal en la sala de conciertos Bataclan. Allí, este granadino perdió la vida. 

GranadaDigital ha podido ponerse en contacto con Cristina Garrido, madre de Juan Alberto. Este viernes, Cristina ha estado presente en los actos por el sexto aniversario de los atentados de París a las 11:00h. de la mañana frente a la sala Bataclan. A pesar del dolor que están soportando en su familia, ha relatado a este medio los acontecimientos de aquella pesadilla de la que todavía les es difícil despertar.

"El 13 de noviembre de 2015 estaba sola en casa. Me llamó una amiga para avisarme de que habían cortado la emisión para avisar sobre los ataques. Yo no la estaba viendo porque me quedé dormida, ya que madrugo mucho. Vi lo que estaba pasando y empecé a llamar a mi hijo porque sabía que había ido a un concierto de música. A Juan Alberto le gustaba la música en vivo y los conciertos en bares, por lo que no pensé que se encontraba en la sala Bataclan. Comencé a llamar y mi nuera tampoco me contestaba las llamadas, hasta que sobre las 11:00 me llamó alertándome de que mi hijo estaba inconsciente en el interior de la sala. Inmediatamente buscamos vuelos para ir directos a París a la mañana siguiente".

Representantes institucionales granadinos, junto a familiares de Juan Alberto en el Ayuntamiento de Granada | Foto: GD

Al llegar a la mañana siguiente a la capital francesa, el aeropuerto estaba lleno de militares, "en grupos de tres con metralletas", explica Cristina. "La ciudad llena de policías por todos lados y en las puertas de los centros médicos también, debido a que había mucha afluencia de gente. Nosotros íbamos de hospital en hospital, junto a mi hija, mi nuera y su familia, buscando a Juan Alberto. Había tal caos que no sabíamos dónde ir, sin conocer París buscándonos las habichuelas".

"Conoces París de visitarla, pero nunca de ir buscando por centros sanitarios. Nos dijeron que habían montado una mesa de crisis en la Escuela Militar de París y nos dirigimos directos hacia allí porque en los hospitales estaban ya desbordados. Tuvimos que esperar hasta cerca de las seis de la tarde, cuando nos dieron la noticia de que a mi hijo lo habían asesinado en la sala", lamenta.

Presente en los juicios por los atentados de París

En el Palacio de Justicia de París se están llevando a cabo los juicios por los ataques en la capital francesa que durarán hasta mayo de 2022. En total, son 20 las personas acusadas por su complicidad o participación activa en los atentados que enlutaron la capital francesa, entre ellos Salah Abdeslam, considerado uno de los 'cerebros' de los ataques junto a Abdelhamid Abaaoud, abatido por las fuerzas especiales galas en una operación anti terrorista en Saint-Denis días después del 13 de noviembre. Por su parte, Cristina aprovecha la visita a Francia para permanecer allí una semana y asistir a los juicios.

Juan Alberto González Garrido, granadino asesinado en los atentados de París

"Ya hemos hablado estas semanas anteriores, concretamente, el 20 de octubre. A los terroristas les dije que desearía que cada día sufran el dolor que sentimos nosotros por la perdida de nuestros familiares. Son unos cobardes y sin armas no son absolutamente nada. No les perdonaré en la vida; están muy equivocados si piensan que con los atentados van a solucionar algo, la sociedad sigue viviendo igual que antes de esos sucesos, con miedo, porque te puede pasar en cualquier momento, pero ellos no han logrado más que matar a 131 inocentes. Su objetivo de la lucha de religiones no le ha servido para nada", esgrime.

Personalmente, Cristina ha declarado al Tribunal que el juicio no le repara nada. "Serviría de algo si pudiera tener aquí a Juan Alberto. Como eso no es posible, les solicité que sean justos imponiendo penas, acordes a los actos cometidos; además de que se cumplan íntegramente, que no pase lo mismo que en España", ha rogado a los jueces.

Manuel Pérez Paredes

De familia con raíces en El Jau, pedanía de Santa Fe, Manuel Pérez Paredes fue el tercer español asesinado en los ataques de París, junto a su pareja. Al igual que Juan Alberto, Manuel se encontraba esa noche en el concierto de los 'Eagles of Death Metal' en la sala Bataclan. La pareja dejó huérfanas a dos niñas de 7 y 10 años, según comunicó Manuel Gil, regidor del municipio santaferino.

Manuel Pérez Paredes, de raíces granadinas, asesinado en Bataclan

Sus padres suelen pasar las vacaciones en el Jau, en los meses entre mayo y octubre. Sin embargo, en noviembre de 2015 alargaron su estancia y en tierras granadinas recibieron la fatal noticia del fallecimiento de su hijo.

Unos testimonios desgarradores provocados por la barbarie yihadista del horror, que fue a golpear directamente a París, pero que revocó inevitablemente en Granada con el asesinato de Juan Alberto y Manuel Pérez. A pesar de ello, sus familias nunca les olvidan, y siguen presentes cada día en su memoria.







Se el primero en comentar

Deja un comentario