La OCG se concentra en Sevilla para expresar su “preocupación” por la postura de la Junta

Los trabajadores de la orquesta granadina reclaman un mayor compromiso presupuestario después de que fracasara la reunión en el Sercla con el consorcio que la financia

OCG6-(Sergio)
Protesta de los músicos de la OCG en Granada, a principios de abril | Foto: Sergio Garrido
GabineteGabinete
0

Los trabajadores de la Orquesta Ciudad de Granada (OCG) se van a concentrar este jueves 25 de abril en Sevilla frente al Palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía, a las 12:00 horas, como medida de presión para pedir una solución a su deuda, que es de 1,6 millones y que provoca que las nóminas de artistas y solistas y también los pagos a proveedores y colaboradores hayan alcanzado un retraso de dos años. Los músicos solicitan un mayor “compromiso” presupuestario tras la conclusión sin avenencia de una reunión en el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía (Sercla) con el consorcio que gestiona esta formación orquestal.

El presidente del comité de empresa de la OCG, Jaime Esteve (CCOO), ha asegurado que van también a proseguir con un calendario de movilizaciones, que ya los llevó a concentrarse frente al Ayuntamiento de Granada a principios de abril, el cual podría afectar a la programación de conciertos con el correspondiente preaviso de huelga. 

 

En el Sercla, los representantes de la Junta y el Ayuntamiento, ambas administraciones incluidas en el consorcio Granada para la Música, que gestiona la OCG, no tenían “poder de decisión” política para asumir nuevos compromisos presupuestarios que permitan “solucionar” la situación actual de los músicos y de la propia orquesta, así como su “adecuado funcionamiento” y la liquidación de la deuda atrasada, ha explicado Esteve.

 

El Comité de empresa de la OCG ha recordado que “la nefasta situación económica” en la que se encuentra la orquesta ha sido provocada “única y exclusivamente por la bajada masiva de las aportaciones anuales en los últimos años por parte de las tres administraciones consorciadas: Ayuntamiento, Junta de Andalucía y Diputación de Granada, y que han dado lugar a que los trabajadores lleven con los salarios congelados desde 2009, mientras que el resto del sector público ha ido recuperando sus derechos, salarios y reposición de plazas”.

 

La representación de los trabajadores insiste en que la entidad cultural granadina necesita “estabilizar su situación financiera y resolver las deudas de hasta dos años con artistas y proveedores, plazas sin cubrir, presupuestos insuficientes para afrontar la programación o para la adquisición y mantenimiento de instrumental, así como una permanente pérdida de salarios que se va agravando como consecuencia de la falta de financiación estable”.

Los trabajadores del Consorcio hacen pública su “profunda preocupación” por la estabilidad de su futuro ante “la inmovilidad demostrada por las administraciones”. “La Junta demuestra que acercar la cultura a la ciudadanía no es su objetivo. Parece que prefieren dejar a la población de Granada y de su provincia sin poder acceder a la música de calidad y a una orquesta de prestigio como es la OCG”, lamentan. También aseguran que no están dispuestos a “seguir viendo cómo diariamente se publican declaraciones en prensa por parte de cargos institucionales donde se utiliza a la orquesta como arma arrojadiza y se plantean soluciones totalmente ficticias, ya que a la hora de la verdad en el seno del Consorcio no se concretan o directamente se niegan”.

Por ello, los trabajadores de la OCG instan a la Junta de Andalucía a que “reconsidere su posición y ponga una solución verdadera y tangible que se vea reflejada no sólo en el presupuesto para 2019, sino que solucione también definitivamente la degradación a la que se está sometiendo a la Orquesta de Granada”. También solicitan al conjunto de los miembros del Consorcio: Junta, Ayuntamiento y Diputación, que doten de un presupuesto suficiente para realizar su actividad “con normalidad, liquidando el déficit acumulado tras años de recortes presupuestarios”. Para ello, los trabajadores consideran que es necesario “que convoquen con carácter de urgencia un nuevo Consejo Rector donde acuerden y dejen firmadas las medidas necesarias para tal fin”.

 



Se el primero en comentar

Deja un comentario