El Granada encuentra en la clásica medular su mejor experimento

La vuelta de la dupla Bodiger-Petrovic de inicios de temporada coincide con el reencuentro de los rojiblancos con su mejor versión

Granada CF UD Las Palmas
Petrovic durante en el último partido frente a Las Palmas en Los Cármenes | Foto: Antonio L. Juárez
Sandra Muñiz Fernandez
0

En la previa de cada partido del Granada CF emerge una misma incógnita y es quiénes serán los elegidos por Paco López para integrar la sala de máquinas. Esa respuesta sólo está en la cabeza del técnico valenciano, que desde que se hiciera con las riendas del conjunto nazarí no ha parado de probar distintas combinaciones. Tanto es así que, a día de hoy, se sigue antojando complejo afirmar que el entrenador tiene una línea de medios titular. Es más, el entrenador ha defendido siempre esas rotaciones en la sala de máquinas para que sus rivales no tomen la medida a su equipo en su intento por evitar ser previsibles.

De hecho, en la victoria crucial ante Las Palmas, el técnico juntó una medular que nunca había probado hasta la fecha, pero que fue habitual a principios de temporada, con Karanka aún en el banquillo: la formada por la dupla Bodiger-Petrovic. Ante el equipo 'pío pío' fue el serbio -que volvió a entrar en los planes del entrenador tras unos meses prácticamente 'inédito'- el que acompañó al medio francés, el que más vitola de titular se le ha puesto, sobre todo, en este segundo tramo de la temporada. Ellos fueron los encargados de hacer de escuderos de dos pilares en ese 4-4-2 como Melendo y Callejón. La 'prueba' no pudo salir mejor. Muestra de ello fue la superioridad del Granada en la primera mitad, donde, incluso el '21' que acostumbra a brillar en el papel de asistente, anotó su primer gol del curso para abrir la lata. Después Uzuni pondría tierra de por medio tras castigar un pase atrás sin dueño del conjunto canario.

Bodiger, el 'favorito' de Paco López

El Granada regresaba a Los Cármenes con la necesidad de disipar dudas y, para ello, Paco López volvió a entregar las llaves del centro del campo a un Yann Bodiger que ha ido ganando protagonismo con el técnico especialmente en esta segunda vuelta. Si alguien se ha convertido en hombre de plena confianza para el entrenador ese es el '6'. El centrocampista francés cayó lesionado en el último partido de Karanka al frente del conjunto nazarí y se perdió esos primeros encuentros tras la llegada del nuevo entrenador. Curiosamente reapareció ante el mismo rival para la segunda ronda del torneo del KO y, desde entonces, sólo ha salido del equipo para cumplir sanción -doble amarilla y ciclo de tarjetas-.

Melendo para todo

La calidad de Melendo está fuera de toda duda y, aunque su rendimiento crece exponencialmente partiendo desde el costado en ese 4-4-2, también le ha tocado ponerse el mono de trabajo en alguna ocasión y asumir las labores de mediocentro puro. Fue el caso de los choques frente al Leganés en Butarque, el del Ibiza en casa y el del Villarreal B en La Cerámica. Si bien, 'sufre' más, porque el suyo es un perfil imaginativo que saca a relucir su mejor versión cuando se ve más liberado de las tareas de destrucción. Lo que es claro es que el '21' es una pieza clave en este Granada de Paco López y, prueba de ello, es que desde la llegada del preparador valenciano al banquillo de Los Cármenes sólo se ha perdido en competición doméstica la visita a El Plantío y el duelo en casa frente a la Ponferradina. No obstante, si bien es uno de los jugadores más utilizados por Paco López, llama la atención que suele ser habitual ver su número en el cartelón para ser uno de los sustituidos. En este sentido, en el historial del catalán ya son 19 las titularidades que acumula desde la llegada del técnico y 16 las ocasiones en las que ha abandonado el campo antes del pitido final.

El '21' es el mejor termómetro de la versión que ofrecen los suyos en cada partido. Si el equipo encuentra a Melendo, el Granada se aproxima a las cotas más altas en su juego, que se reducen considerablemente cuando no está. De ahí la sorpresa que causó que el entrenador no recurriera a él para ese encuentro frente a la Ponferradina que se puso tan cuesta arriba y que acabó salvando Perea sobre la bocina. Sea como fuere, Paco López 'protege' al talentoso medio catalán y le da vueltas a cómo crear el ecosistema ideal para sacarle el máximo partido. En ese intento, el técnico, en otro de sus experimentos en la zona de creación, ha probado con la pareja de medios Bodiger-Pol Lozano que también se postulado con actuaciones corales como la de la visita del Tenerife para ser la que complemente a Melendo y Callejón. Conexión made in Espanyol la de Melendo-Pol Lozano para la medular rojiblanca.

Titularidades en el centro del campo con Paco López en el banquillo

  • Bodiger
  • Petrovic
  • Pol Lozano
  • Meseguer
  • Sergio Ruiz
  • Rochina
  • Melendo
  • Puertas
  • Perea

Pol Lozano y Petrovic, los mejor posicionados para esa 'vacante' junto a Bodiger

El jugador a préstamo por el conjunto perico, pese a quedarse sin minutos ante Las Palmas, ha demostrado una buena adaptación al juego rojiblanco. Su debut en La Cerámica fue la antesala a una primera titularidad ante el Tenerife donde se consagró al lado de Bodiger, con el que se entendió a las mil maravillas. Esa actuación fue todo un paso adelante para Lozano que derrochó personalidad y buen criterio para sacar el balón jugado y ayudar en la distribución, lo que le sirvió para ganarse un sitio entre las preferencias del técnico. A este respecto, desde su llegada al club nazarí, el catalán sólo se ha quedado sin minutos en dos encuentros o, lo que es lo mismo, ha participado en un total de nueve encuentros donde ha compartido once, sobre todo, con esos compañeros con los que brilló en su estreno como titular.

El caso de Petrovic ha sido uno de los más llamativos. Volvió a ser titular ante Las Palmas, una condición que ostentó también en los primeros pasos de Paco López al frente de la nave rojiblanca y que ha permitido que acumule a día de hoy nueve titularidades con el valenciano. El serbio fue un asiduo del once del por entonces nuevo técnico -como lo fuera en su momento con Karanka- hasta la victoria en casa frente al Andorra para después desaparecer de escena. El encuentro en La Cerámica aparte -no pudo estar disponible por su inminente paternidad-, Petrovic se ha quedado con el contador a cero en seis partidos. Entre medias, testimonial fue su participación frente a Albacete y Oviedo. Se quedó inédito en las derrotas consecutivas a domicilio ante Sporting y Zaragoza antes de volver a la titularidad frente a los canarios. Formó la clásica medular de inicios de temporada junto a Bodiger para devolver al Granada a su versión reconocible y alimentar la pregunta de qué ha pasado para que Petrovic se quedase fuera de los planes de Paco López de un tiempo a esta parte.

Diferente situación ha sido la vivida por Víctor Meseguer. El centrocampista murciano ha sido otro que, como Petrovic, empezó siendo una pieza importante en los esquemas del valenciano. Sin embargo, una desafortunada lesión a la vuelta del parón navideño se interpuso en su camino y, desde entonces, le ha costado volver a entrar en el equipo. Ese contratiempo en forma de esguince de tobillo le hizo perderse los enfrentamientos frente a Cartagena, Levante e Ibiza. Se le pudo ver ya en el banquillo ante el Andorra, pero no fue hasta la visita a La Cerámica cuando reapareció en esa aparente entrada progresiva al equipo. Eso pareció hasta que llegó Málaga o el comienzo de cuatro partidos sin rastro del centrocampista -también se quedó sin minutos en la derrota frente al Sporting- para ser titular y completar los 90' en La Romareda y volver a salir desde el banquillo ante Las Palmas.

Sergio Ruiz gana importancia como revulsivo

De menos a más ha ido Sergio Ruiz desde la llegada de Paco López. Titularidad aparte, le costó al '20' entrar en los planes de su nuevo entrenador, incluso, para cambiar el sino de los partidos. Sin embargo, desde que comenzó el 2023 ha ido acumulando minutos como revulsivo -excepto ante el Tenerife y el Huesca que se quedó a cero- hasta ganarse encadenar dos titularidades consecutivas tras ser vital desde el banquillo para dar los tres puntos al Granada en el derbi en el Nuevo Los Cármenes. Tras completar el partido en Burgos y no hacerlo por poco frente a la Ponferradina se pasó cuatro encuentros inédito hasta volver a disponer de minutos en la última victoria ante los de García Pimienta. En último lugar aparece ya un Rubén Rochina al que los contratiempos físicos no le han permitido pugnar por un hueco en la medular y que cerró su temporada tras caer lesionado de gravedad ante el Cartagena. Quedan seis jornadas y parece que, por el momento, Bodiger es el que tiene la plaza más asegurada mientras espera a ese compañero que se afiance a su lado y, quién sabe, si Paco López puede haberlo encontrado definitivamente en un clásico como Petrovic.







Se el primero en comentar

Deja un comentario