Vídeo | Finalizan las obras de mejora de la calle Rector López Argüeta

La vía ya se encuentra abierta al tráfico con una calzada con rodamientos asfálticos para reducir el ruido de los vehículos

inauguracioncallelopezarguetaCONMOSCA_raquelochoa
La calle Rector López Argüeta luce renovada | Foto y vídeo: Raquel Ochoa
Europa Press
0

La calle Rector López Argüeta, en el centro de la capital, luce desde este miércoles una nueva fisonomía tras el fin de las obras de mejora y modernización que el Ayuntamiento ha culminado esta semana, con una inversión de 480.733 euros.

La vía, que ha sido visitada por la alcaldesa de Granada, Marifrán Carazo, y que se abre de nuevo al tráfico a partir de este miércoles, cuenta ahora con aceras más amplias, nuevo mobiliario urbano, iluminación renovada y una calzada con rodamientos asfálticos para reducir la emisión de ruidos.

La alcaldesa, que ha realizado la visita de barrio acompañada por los concejales de Urbanismo, Enrique Catalina, de Movilidad y Protección Ciudadana, Ana Agudo, de Mantenimiento, Francisco Almohalla, y de Limpieza, Ana Sánchez, ha precisado que se van a instalar "las señalizaciones necesarias para que la dirección del tráfico rodado vuelva al sentido original".

Durante la visita, la alcaldesa ha resaltado el interés de esta calle como uno de los ejes mas importantes de acceso al centro histórico de la ciudad desde las inmediaciones del campus Fuentenueva y la calle Severo Ochoa, y como elemento de conexión con en el mundo Universitario, ya que en ella se ubican las facultades de Ciencias Políticas y de Relaciones Laborales y la residencia de estudiantes Isabel la Católica.

En este sentido, la regidora ha destacado "el esfuerzo del Ayuntamiento por incorporar esta céntrica vía granadina al proyecto de protección y desarrollo del patrimonio cultural del área urbana de la ciudad".

La colocación del arbolado --un componente fundamental en el proyecto, dado que en está calle no había árboles-- está previsto para finales de año, cuando es su época de plantación, para colocar entonces 35 ejemplares de sóforas y calistemos, especies de porte adecuada, dada la escasa distancia entre las fachadas de los edificios y las dimensiones de la vía".

"Ambas especies arbóreas han sido elegidas por su adaptación al entorno y contribución al embellecimiento de la zona. "Estos elementos arbóreos no solo proveen sombra para el tránsito peatonal, sino que también enriquecen el paisaje urbano, mejoran la calidad del aire y contribuyen significativamente a la sostenibilidad ambiental", ha precisado Carazo.

El proyecto ha abordado de manera decisiva la reducción del impacto acústico, con la limitación de la velocidad para el tráfico e incluyendo rodadas de aglomerado para minimizar el ruido de los vehículos. Esta medida no solo tiene como objetivo la disminución del ruido, sino que también contribuye a la seguridad de los transeúntes, promoviendo "un entorno más seguro y habitable", según ha detallado el Ayuntamiento de Granada en una nota.

La calle se ha proyectado como una plataforma única, con zonas reservadas para carga y descarga de vehículos de personas de movilidad reducida y aceras más amplias, mientras que en el resto de la vía, la calzada dedicada al tráfico mantiene las dimensiones actuales de tres metros; si bien las aceras variarán sus dimensiones siendo siempre mayor a esta anchura.

Además, se han instalado las canalizaciones subterráneas necesarias para facilitar el soterramiento del cableado de las viviendas, se ha renovado del alumbrado público, dotando a la calle de mobiliario urbano con bancos estilo 'citizen' y ubicando una zona de aparcamiento de bicicletas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario