Detenido un joven e investigado otro en Granada como presuntos autores de cuatro estafas del 'falso hijo en peligro'

Consiguieron un botín de 10.274 euros en cuatro golpes haciéndose haciéndose pasar por los vástagos de las víctimas

Estafa hijo en peligro
Conversación de WhatsApp mantenida con una de las madres estafadas por estos dos presuntos timadores sin sentimientos ni empatía | Foto: Guardia Civil
Gabinete
0

En el marco de la operación Mulen, la Guardia Civil ha detenido a un joven de 23 años de edad, sin antecedentes policiales, como presunto autor de cuatro delitos graves de estafa por el método del 'falso hijo en peligro', al descubrir que en su cuenta bancaria habían acabado más de 10.000 euros estafados a cuatro víctimas de toda España.

La Guardia Civil también ha averiguado que hay un segundo estafador, un joven granadino de 21 años que ya está plenamente identificado y al que se espera detener en los próximos días. Los investigadores estiman que este último es, presuntamente, el "cerebro" de las estafas investigadas.

Ambos jóvenes han conseguido un botín de 10.274 euros estafados a una mujer de Alaquàs (Valencia), a la que estafaron 2.453 euros; a una mujer de Aranjuez (Madrid), a la que estafaron 3.359 euros; a otra mujer de Salamanca a la que estafaron 1.980 euros, y a un hombre de Meruelo (Cantabria) al que le estafaron 2.480 euros.

El presunto cerebro de estas estafas primero compró una tarjeta prepago con una identidad ficticia; después contactó con el joven ahora detenido y lo convenció para que abriera una cuenta bancaria donde iría a parar el dinero estafado; y por último se puso en contacto a través de WhatsApp con las víctimas haciéndose pasar por su hijo o hija y los convenció de que estos necesitaban dinero con urgencia porque tenían problemas económicos muy graves.

La Guardia Civil de La Zubia abrió esta investigación después de que el joven ahora detenido, un vecino de este último municipio, al ver lo que estaba ocurriendo, se asustara y denunciara "movimientos extraños" en su cuenta bancaria. Dijo desconocer quién o quiénes le habían ingresado cantidades importantes de dinero en su cuenta que inmediatamente después habían sido transferidas.

Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de La Zubia averiguaron que el dinero que había entrado y salido de la cuenta del joven ahora detenido procedía de cuatro estafas perpetradas en las provincias de Valencia, Madrid, Salamanca y Cantabria.

También averiguaron que el joven detenido conocía para qué iba a ser utilizada la cuenta bancaria que había abierto a su nombre. Había recibido 200 euros del sospechoso que falta por detener a cambio de que abriera la cuenta y le facilitara el número y una tarjeta asociada. Y, por último, que el presunto estafador ha gastado todo el dinero estafado en salones de juegos y casas de apuestas de Granada.







Se el primero en comentar

Deja un comentario