Armilla pone en marcha varios servicios de conciliación familiar

La iniciativa 'Plan B' comenzará a funcionar este mes de abril con prestaciones como apoyo psicológico o el cuidado de menores en sus domicilios

plan B Armilla
El Plan B cuenta con un equipo multidisciplinar y especializado | Foto: Gabinete
Gabinete
0

El Ayuntamiento de Armilla pone en marcha el 'Plan-B', un nuevo servicio municipal que comenzará a funcionar el mes de abril y que tiene como objetivo facilitar la conciliación familiar y laboral de madres y padres. Entre las acciones diseñadas con esta iniciativa se pone en marcha los servicios de atención a la infancia a través de acompañamiento 'vamos a la escuela', 'salimos de la escuela', 'canguro en casa' y 'atención y apoyo psicológico a las familias'.

Cualquier familia puede solicitar este servicio dirigiéndose a los Servicios Sociales Comunitarios en la calle Carlos Saavedra, en el teléfono 958 57 89 05/08 o en la dirección de correo electrónico pl****@ar*****.es horario de tarde y también durante los periodos no lectivos en horario de mañana.

El servicio se prestará en los domicilios para que las familias puedan compaginar y desarrollar su vida familiar y laboral en igualdad de condiciones. En este sentido, la alcaldesa del municipio, Loli Cañavate, ha destacado que “el Ayuntamiento pone a disposición de las familias con niños y niñas de 0 a 16 años un servicio municipal en el que facilita esa conciliación, laboral y familiar acompañando a los menores al colegio o, recogiéndolos a la salida y cuidándolos en los domicilios”.

Servicios

El programa recoge la prestación de diferentes servicios: 'Vamos a la escuela', acompañamiento desde el domicilio hasta el centro escolar; 'Salimos de la escuela', recogida del niño o niña en la escuela y acompañamiento al domicilio o actividad extraescolar.

'Canguro en casa', se trata del cuidado del menor en el domicilio y, por último, 'Atención y apoyo psicológico a las familias'. Un equipo multidisciplinar y especializado integrado por trabajadora social, psicóloga y monitores socioeducativos están al frente del Plan B.

La iniciativa contempla entre sus objetivo cuidar a los menores durante el tiempo en los que existe incompatibilidad entre el horario laboral familiar y los horarios escolares; además de atender a los menores mientras los padres y madres realizan otras actividades ya sean personales o profesionales.

En otro sentido, el Plan B se centra asimismo en satisfacer las necesidades de las familias vulnerables y cuyas necesidades no se adaptan a los servicios normalizados. Por último, recoge también el acompañamiento y apoyo a niños y niñas, jóvenes y familias vulnerables en situación de riesgo, exclusión social, entre otras

Entre los requisitos exigidos para acogerse se encuentra estar empadronados en Armilla y con una edad comprendida entre los 0 y los 16 años. Además las familias tienen que tener necesidad de conciliación por estar trabajando, por una búsqueda activa de empleo o por situaciones excepcionales como tratamientos médicos, enfermedad grave, juicios, entrevistas con profesionales.