Yangel Herrera: “Estoy convencido de que nos mantendremos en Primera”

El futbolista venezolano, cedido esta temporada por el Manchester City, confiesa que "entrenar con Guardiola fue increíble"

Entrevista con Yangel Herrera
Yangel Herrera haciendo el 'Ángel' | Foto: Antonio L. Juárez
AvatarManuel Ruiz Pérez
0

A pesar de tener tan solo 21 años, Yangel Herrera (La Guaira, Vargas, Venezuela) ya sabe lo que es jugar la final de un Mundial sub-20, ser elegido Balón de Bronce en ese mismo torneo, entrenar a las órdenes de Guardiola o Vieira y también descender a Segunda División. Pese al largo camino recorrido, Yangel (con acento, que no tilde, en la “e”) reconoce con humildad que sus inicios no fueron nada fáciles y que su progresión va de etapa en etapa, pero con la confianza del que se ve capaz de “hacer cosas grandes” en el futuro.

Confieso que me ha sorprendido hablar con un jugador tan joven y con la cabeza tan bien amueblada. Yangel Herrera rompe con el estereotipo de futbolista chulesco y mal encarado que tanto critican los que odian este bendito deporte. Charlamos de forma distendida, contestó a todo con honestidad, o al menos así lo percibí yo, y tuvo tiempo incluso de esbozar alguna sonrisa.

¿Qué tal estas primeras semanas en Granada?

“Bastante contento por el club y los compañeros. Muy feliz de estar aquí por el aspecto humano que tiene este equipo. Además, venir a Granada me permitirá crecer”.

¿Le han acogido bien?

“Sí, la parte humana de el equipo es increíble y me lo han puesto todo muy fácil. Ya estoy adaptado a la dinámica del grupo y a la ciudad”.

¿Ha visto algo de la ciudad?

“Lo poco que he visto me ha gustado, pero todavía no he visto los sitios más emblemáticos de Granada. Creo que es una ciudad con bastante ambiente y muy alegre”.

¿Mejor que Manchester y Nueva York?

(Sonríe) “Muchísimo, allí resulta complicado por el idioma y la gente es más fría. Es todo distinto, esto es más parecido a nuestra cultura sudamericana, la gente aquí es alegre y acogerdora y eso es bastante importante para nosotros”.

En alguna ocasión ha dicho que sus inicios fueron muy duros y que tuvo que ser muy disciplinado para seguir avanzando, ¿ha madurado ‘a marchas forzadas’?

“Sí, mis inicios fueron bastante complicados, requirieron de mucho esfuerzo y disciplina por provenir de ambientes no demasiado cordiales para un futbolista profesional. Es complicado tener amigos que siempre te invitaban a salir y no poder o no poder estar con tu famiia en cumpleaños y fechas importantes por estar implicado en el fútbol. Esos esfuerzos se ven ahora más recompensados a lo largo del camino, no tanto en el momento sino ahora, que es cuando se valoran los pasos importantes”.
“Los pequeños esfuerzos, el decir “no puedo ir” o “tengo que cuidarme”, el no poder estar en el cumpleaños de mi madre o de mi padre por estar concenctrado de viaje, todas esas cosas te las pierdes, pero te da un buen fruto. Todo eso te forja un carácter, te haces maduro en edad temprana al ver las cosas desde otro ámbito diferente. El pasar todo este proceso me ha servido de mucho para ser la persona que soy hoy, además de la educación en valores de mis padres, que me ha ayudado mucho y todo esto es lo que me ha hecho lograr cosas buenas”, añadió.

Ficha por el Manchester City en 2017 y automáticamente se va al New York City, ¿cómo se adapta un jugador tan joven a una Liga con fama de ser para ‘viejas glorias’?

“Mi paso por la MLS me sirvió mucho, aunque me lo cuestionaron mucho en mi país porque venía de hacer buenos partidos con la Selección y todo apuntaba a que vendría a Europa pronto, pero yo decidí realizar ese paso previo para llegar aquí con más rodaje y experiencia. Estuve dos años en la MLS, jugué muchos partidos y mejoré mi juego. Todo eso me hizo volver a Europa con un plus y pude jugar en el Huesca y ahora aquí”.

Allí coincidió con una leyenda como Patrick Vieira como entrenador, ¿qué aprendió de él?

“Tuve la suerte de tener a Patrick como entrenador, aprendí muchísimo de él. Se identificaba con mi juego por cómo jugaba él en su momento. Siempre me ayudaba y me tenía mucho cariño. Siento que dedicaba su tiempo a hacerme mejorar y yo la verdad es que estoy bastante contento y agradecido por el tiempo que estuve con él. Me hizo mejorar”.

¿Qué compañero le sorprendió en el Manchester City?

“Me sorprendieron todos, son excelentes todos. Las pasadas navidades estuve un mes allí entrenando con el primer equipo y fue una experiencia bastante importante para mí, por el hecho de tratar con el técnico que tienen y por la calidad de sus jugadores. Verme allí me hizo ver que, si sigo con cabeza y haciendo las cosas bien, puedo lograr cosas grandes en mi camino”.

¿Qué sería “lograr algo grande” para usted?

“Algo súper grande para mí sería jugar en el Manchester City. El haber jugado con ellos te deja la sensación poder decirte “yo puedo jugar aquí, yo quiero jugar aquí”. Haciendo las cosas bien en el Granada quizá pueda volver allí. Todo eso me lo tengo que ir ganando poco a poco”.

¿Qué opinión tiene de Guardiola?

“Es un entrenador del que sabes todo lo que ha ganado y, si no es el mejor, es uno de los mejores. El trato con él, el que te corrija algunas cosas, verlo expresarse con esa naturalidad, estar con él día a día a sus órdenes es algo increíble para mí por haberlo vivido a esta edad”.

¿Cómo fue la experiencia en la Copa América?

“La Selección venezolana ha venido creciendo bastante, ilusiona a la gente con el trabajo que hacemos. Tenemos un grupo que reúne experiencia y juventud para lograr lo que tanto anhelamos: jugar el Mundial”.

¿Qué tal con Diego Martínez?

“Bastante bien, es un míster que me va a hacer mejorar muchísimo. Me gusta su forma de entrenar, cuida mucho los detalles, está pendiente del día a día, es exigente, mantiene al grupo enfocado y eso al fin y al cabo le da frutos al equipo y a los jugadores. Hace crecer a todos por igual y siento que este va a ser un gran año tanto en lo grupal como en lo individual”.

¿En qué posición se siente más cómodo jugando?

“Tal y como juega el Granada, en el doble pivote o como volante ofensivo. Lo de jugar de lateral el año pasado en Huesca fue un imprevisto, nunca había jugado ahí y era una posición en la que jamás pensé que podría jugar. No me gustaba mucho jugar ahí pero la ocasión lo demandaba”.

¿Qué diferencias ve entre este Granada y el Huesca del año pasado?

“El Huesca es un equipo que acababa de pisar Primera y el Granada ya sabe lo que es. Las instalaciones y la organización aquí es bastante buena. Aquí dan muchas herramientas para el bienestar del jugador y del equipo y eso hay que aprovecharlo”.

¿Cómo vio al equipo el otro día en Villarreal?

“Vi un equipo con bastante coraje y carácter, que no se da por vencido, que sabe que va a pelear siempre hasta el final. Si un día no estamos bien, sabemos que las ganas nunca van a faltar. El Granada es un equipo completo que pelea, que juega, que maneja muchísimas fases del juego. Lo importante es que seamos uno solo”.

Todavía queda un mundo, pero ¿ve al equipo capaz de mantenerse en Primera División?

“Estoy completamente seguro de ello. Por cómo trabajamos, por la seriedad y el compromiso que veo en los jugadores. Tenemos carácter como equipo. Es difícil mantener la categoría siendo un recién ascendido, pero estoy seguro de que nos mantendremos porque siento ese ‘feeling’ que hay entre jugadores, cuerpo técnico y club”.

¿Dónde se ve en cinco años?

“Me veo jugando en un equipo de élite del fútbol mundial, siendo importante para la Selección, jugando Mundiales y la Champions”.

¿Un ídolo?

“Sergio Busquets o Pogba”.

¿El mejor día de su vida?

“Serían varios: el día que firmé por el City, el día que pasamos a la final sub-20 con Venezuela, por ser algo que el país nunca había logrado, mi debut en Primera División en España…”

¿Y el peor?

“El día que me lesioné en el New York City y estuve fuera seis meses”.

¿Un sueño por cumplir?

(Sonríe) “Llevar a mi Selección al Mundial”.

¿Qué mensaje le mandaría a los niños venezolanos que sueñen con llegar a ser Yangel Herrera?

“Que le pongan dedicación, empeño y disciplina si quieren llegar a ser jugadores de fútbol. En Venezuela no es nada fácil jugar ni llegar a la Liga española, tampoco es fácil salir del país. Que se esfuercen y se dediquen totalmente”.

Y, por úlitmo, ¿un mensaje para la afición del Granada?

“Les mando un gran abrazo a todos y que sepan que son partícipes del ascenso y de poder estar este año en Primera. Que sigan apoyando con esa fuerza al equipo, que, sin duda, será un gran año”.



Se el primero en comentar

Deja un comentario