Y si somos los mejores, bueno y qué

Acuerdo entre Cs y PP para el gobierno local de Granada
Luis Salvador y Sebastián Pérez, en el ayuntamiento | Foto: GD
Avatar for Miguel Ángel Madrid
0

Pasan los días y ya tenemos claras algunas cosas. Luis Salvador quiere ordenar cuándo sale el sol por las mañanas en la ciudad, pero luego le señalan con el dedo en dirección Antequera por la A92 y alguien desde Sevilla lo retiene de tamaña empresa. El sol sale por Occidente y los que le dan al interruptor son Marín y Bonilla. No precisamente por este orden. Luis Salvador quiere ser leal a Bonilla, para ver si así lo deja tranquilo Sebastián Pérez. Que Bonilla amaga con quitarle a Granada las competencias en salud, pues nuestro alcalde le dice que le parece una idea chiripitiflaútica. Que hay que convocar la Mesa por el Ferrocarril, pues Bonilla descuelga el teléfono y dice: «Mira, Luis, no me tontees. Esto es un lío. Es verdad que el compromiso de la Junta con el tren en Granada está por escrito desde 2008. Pero, dime, ¿quién se acuerda ya de 2008? Debes aprender que agua pasada no mueve molino, perdona por la frase hecha, pero a buen entendedor».

Al regidor granadino, mientras Bonilla lo adoctrina, le entran las dudas de todas sus comparecencias, primero con el PSOE y luego con C´s, en el Parlamento Español, en el Ayuntamiento de Granada, en sus redes sociales, en sus ruedas de prensa. Escucha y piensa a la vez en lo que dijo años atrás, porque una de sus cualidades es decir cosas en todo momento. Quiere pedirle a Bonilla tiempo; tiempo para repasar. Pero en la mente le repiquetea la sentencia del presidente andaluz: «Agua pasada…».

Así que en esta encrucijada entre lo malo y lo peor, el alcalde cruza los dedos, pero inmediatamente se le enciende una bombilla led y vuelve a convencerse con un Soy experto en decir un día una cosa y al siguiente otra. Con este profundo pensamiento ya se siente seguro y le pide a su gente que le ponga hora para hablarle a los medios: La Mesa del Ferrocarril es un lío del carajo, la marea amarilla está manipulada y yo voy a convocar la Mesa del AVE.

La Mesa del AVE no es una novedad. Es una mesa dirigida por ADIF con las ciudades para comercializar sus productos, sus promociones. Pero el alcalde sabe que a río revuelto todo es ganancia de pescadores.

Así que los días pasan. Cien ya. Sí, 100 días ya. 100 días vertiginosos: 4 publicaciones en el Boletín Oficial de la Provincia y un pleno lleno de expedientes que comenzaron a tramitarse en el anterior mandato. 100 días de rock duro, de mucha carretera. Sobre todo la carretera que tira para Sevilla. Y de anunciar el maná por venir. Pura cultura granadina del quejido. ¿Qué otra cosa representan las derechas en nuestra ciudad? Sin embargo, PP y C´s no se han quedado ahí. El lunes mismo nos lo demostraron y quisieron superarse. Tras la crisis del 2+2,  fue noticia la no comparecencia de Salvador y Pérez para no hacer balance de su falta de gestión por los 100 días de desgobierno. Dudo que los granadinos y las granadinas perdonen tanta miseria. Por alcaldía una canción de campamento se colaba hasta el patio del Ayuntamiento: «Y si somos los mejores, bueno y qué». Es el coro de los chicos del alcalde acompañado de pedorretas disimuladas dirigidas a los concejales varones del PP. Pura armonía.



Se el primero en comentar

Deja un comentario