Wursmet, una joven empresa granadina entra con fuerza en el mundo de la franquicia

Se trata de una original propuesta gastronómica granadina, pilotada por varios jóvenes que han adquirido una valiosa experiencia profesional y empresarial en el extranjero, y que hace unos meses han vuelto a casa

fachada wursmet
Wursmet es hoy noticia por el anuncio de su conversión en franquicia | Foto: Abel Rodríguez
GabineteGabinete
0

¿Qué es un perrito o hot-dog? ¿Una salchicha metida en un bollo de pan? Y entonces, ¿qué es un coche? ¿Un cacharro con cuatro ruedas? Un coche puede ser un cacharro con cuatro ruedas. Pero también puede ser un Mercedes o un BMW. Del mismo modo, un hot-dog puede ser una salchicha metida en un bollo de pan… o puede ser Wursmet. La comida popular alemana o German Street Food es una tendencia que no deja de crecer en Europa y que llega a España, vía Granada, de la mano de Wursmet, ingeniosa combinación de Wurst (salchicha en alemán) y Gourmet.

Ocho tipos de salchichas alemanas, panes creados en exclusiva para Wursmet e ingredientes importados de Alemania conforman unas recetas pensadas y trabajadas por un equipo de profesionales de amplia experiencia internacional en el mundo de la hostelería.

«Añádele entrantes, hamburguesas y guarniciones tan diferentes como deliciosas. Y acompáñalo con una cerveza seleccionada especialmente para ti». Esta es la fórmula del éxito de Wursmet. Un éxito que se inició en la Plaza Einstein de Granada hace ya más de dos años y que ahora, después de su apertura del segundo local propio en Málaga y debido a las numerosas peticiones recibidas, planea su expansión por todo el territorio nacional.

Es una apuesta segura: replicar su modelo y convertirlo en franquicia. Es también un movimiento lógico y natural que responde, más que a una demanda, a una necesidad: la de buenas ideas. La de negocios con futuro. Porque las franquicias son, sin duda, el futuro de la hostelería. Es el modelo de negocio más rentable, más fácil de implementar y, para muchos, el favorito del público.

Pero es también un mercado saturado en el que resulta difícil encontrar conceptos originales y, a la vez, realistas. Wursmet ha dado en el clavo, y prueba de ello es el enorme interés que está suscitando entre sus clientes y, en particular, dentro del mundo de las franquicias.

Wursmet es hoy noticia por el anuncio de su conversión en franquicia. Una buena noticia, por partida doble: para todos esos clientes que van a poder disfrutar de más locales y, sobre todo, para aquellos que los gestionen. Porque una salchicha metida en un bollo de pan puede ser un negocio… o puede ser Wursmet.



Se el primero en comentar

Deja un comentario