Vox se apunta a la euforia aunque no gana un segundo escaño en la provincia

La formación de derecha destaca que ha logrado mejor porcentaje de voto en Granada que en el resto de Andalucía y achaca a los "caprichos" de la Ley Electoral no haber logrado el segundo diputado

Onofre
Onofre Miralles, en el centro, celebra el resultado electoral de Vox en la sala Aliatar de Granada | Foto: Gabinete
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

El ascenso de Vox es algo incuestionable en España, en Andalucía y también en Granada, si bien en la provincia ese auge no se ha traducido en un aumento de escaños. Macarena Olona conserva su acta de diputada y Onofre Miralles, segundo en la lista, se queda con la miel en los labios.

Aun así, la formación de derecha vivió algo muy parecido a la euforia en la sala Aliatar, donde estableció su cuartel para la noche electoral. Contagiados por los magníficos resultados que iba ofreciendo el escrutinio desde el comienzo, los seguidores tuvieron sin duda un día grande.

Noticias como que Vox conseguía el único escaño en disputa en Ceuta, o como que era la fuerza más votada en la Comunidad de Murcia, fueron recibidas con júbilo, como también, naturalmente, saber que, en Andalucía, superaban provisionalmente en votos al Partido Popular (cosa que al final no se llegó a producir).  Sin embargo, ese entusiasmo se mezclaba con una punta de incomprensión. ¿Por qué -comentaban en algunos corrillos- todo eso no se traducía también en un segundo diputado en Granada?

A la espera de que interviniera Onofre Miralles, portavoz para la ocasión dada la forzosa ausencia de Macarena Olona, en muy avanzado estado de gestación, los militantes estuvieron muy atentos a la gran pantalla de televisión. Abuchearon a Gabriel Rufián y todavía más a Pablo Iglesias, cuyas palabras fueron contestadas con epítetos como “tonto” y algún insulto más grueso que tampoco es cuestión de reproducir.  Santiago Abascal, sin embargo, fue recibido entre vítores. A él y a España.

“Un ascenso brutal”

Una vez que habló el líder nacional, Miralles sí pudo atender a la prensa para destacar el “ascenso brutal” de Vox, un partido al que “algunos tenían por el patito feo pero que ha demostrado ser el de la España que madruga y trabaja”.

El también concejal en Granada incidió en que el porcentaje de voto de Vox en Granada ha sido “superior al logrado en Andalucía”, pero eso no sirvió para lograr un segundo diputado “por los caprichos de la Ley Electoral”. Dijo no sentirse por eso en absoluto frustrado. “No se me ha quedado clavada ninguna espinita por eso”, manifestó.

En cuanto a qué puede pasar a partir de ahora, en primera instancia pareció estar a favor de un “nuevo proceso electoral” puesto que en éste, el segundo en seis meses, Vox ha crecido de manera exponencial. Sin embargo, más adelante matizó sus palabras. “No veo ni bien ni mal que ese nuevo proceso se produzca. Si se ha producido una situación de bloqueo en España ha sido porque el partido que ganó no fue capaz de formar un gobierno. Ahora tiene una nueva oportunidad y puede conseguirlo si llega a un acuerdo con el Partido Popular”. Dicho esto, añadió, de manera muy tajante, que Vox “nunca pactará con el PSOE”.

Por último, se refirió a la situación en el Ayuntamiento de Granada para decir que lo ocurrido este 10 de noviembre no tiene por qué influir. “Nosotros tenemos muy claro que vamos a seguir ejerciendo una oposición responsable”, finalizó.



Se el primero en comentar

Deja un comentario