Vox, el gran beneficiado de la repetición electoral en la provincia de Granada

La formación de extrema derecha supera al PP en más de 70 municipios, gana en localidades como Vegas del Genil y repunta como tercera fuerza en Granada capital

o_1c3j4iha6tu81ra9143f1h9nqjt11
Imagen de Nívar, una de las localidades junto a Vegas Genil donde Vox ha sido la fuerza más votada | Foto: Archivo GD
Álvaro HolgadoÁlvaro Holgado
0

Vox ha sido tras los resultados de las elecciones generales del 10 de noviembre, el gran beneficiado de la repetición electoral en Granada. En más de 40 municipios la formación de extrema derecha ha dado el ‘sorpasso’ al Partido Popular. Lugares tan significativos de la provincia granadina como es el caso de Loja han estado a apenas un puñado de votos de poner a los de Abascal como segunda fuerza este domingo. En Motril, feudo hasta hace un par de elecciones de los populares, se han quedado a sólo 120. La subida es de tal relevancia que incluso en la capital se han colocado como tercera fuerza a una enorme distancia de Unidas Podemos, cuarta en liza. La solidez del nuevo votante de ultraderecha en la provincia se muestra en localidades como Santa Fe,  La Zubia, Pulianas, Pinos Puente, Trevélez u Ogíjares. La zona del Altiplano granadino, con pueblos como las Dehesas de Guadix, La Peza, Zújar o Cuevas del Campo dejarían a Vox como clara alternativa de gobierno de repetirse los resultados en unas elecciones municipales. Además, se consigue la victoria en una plaza importante como Vegas del Genil, de la misma manera que en Nívar.

Las urnas crearon, eso sí, una fotografía a priori positiva para el PSOE, que se apunta la victoria en 162 de los 174 municipios de la provincia. La cara B se muestra en el evidente descenso de votos, cerca de 20.000 menos. Los socialistas, que resistieron el magnífico resultado de abril, no han perdido apenas su liderazgo en Granada, a excepción de la propia capital, donde el PP ha vuelto a posicionarse como primera fuerza tras ganar en las últimas dos elecciones, generales y municipales. A nivel provincial algunas localidades han sufrido hasta el último momento para mantenerse en el mapa rojo que mostraba el secretario general del PSOE, José Entrena, al finalizar la jornada electoral. Un ejemplo claro lo tenemos en Cúllar, donde Vox estuvo apenas a 150 votos de llevarse el gato al agua. En pueblos más pequeños como Zafra han terminado por ser hasta tercera fuerza.

José Entrena en la rueda de prensa posterior a las elecciones del 10-N | Foto: Archivo GD

Pero si hay un perdedor claro tras la cita en las urnas de este domingo ese es Ciudadanos. Su resultado únicamente ha sido positivo en Quéntar, localidad de donde es natural su candidato y aún a día de hoy secretario de organización, Fran Hervías, que ha perdido finalmente su escaño en el Congreso. La anécdota quedará ahí. El ya exdiputado fue hasta el último momento profeta en su tierra. La formación del ya dimitido Albert Rivera perdió 53.000 votos, tres cuartos de los resultados obtenidos en abril. Además del fracaso nacional, la  situación en la capital tras el 10-N es del todo preocupante para los naranjas. Se colocan como la quinta formación más votada, con un descenso de 14.000 votos, dejando en una situación altamente comprometida a Luis Salvador, alcalde de Granada, que podría ver cómo su puesto corre peligro en el bipartito tras hacerse evidente la notable diferencia de apoyo en las urnas. El fantasma del 2+2 vuelve a sobrevolar el consistorio granadino.

El Partido Popular gana algo de aire, aunque con una recuperación de votos insuficiente. La Puebla de Don Fadrique es el feudo más destacable de los populares, que obtienen además del mencionado resultado en la capital, nada desdeñable tras perderlo en los dos últimos comicios, a Zagra, Turón, Caratauna, Murtos, Marchal, Lújar y Cájar. El PP queda pues como un actor secundario, con el auge de Vox dejando muy tocados a los populares en lugares estratégicos de la provincia.

Por su parte, Unidas Podemos mantiene Dehesas Viejas como principal baluarte de la formación de izquierdas, que ha perdido más de 20.000 votos y rebaja aún más sus expectativas de remontar unos resultados de 2015 cada día más lejanos en el tiempo y en la realidad.

El PSOE gana en el pueblo más pobre, el PP en el pueblo más rico

Cájar, el pueblo con la renta más alta de la provincia, volvió a elegir al PP | Foto: Archivo GD

 

Como curiosidades de lo que nos ha dejado el resultado electoral, las diferencias por renta han hecho buenos los clichés electorales. Los socialistas se hicieron con el municipio de renta más baja de la provincia, en Alguinarejo, algo que ya se repitió en abril, y donde Vox ha doblado sus resultados.

En la localidad con la renta más alta de Granada, Cájar, el Partido Popular ha vuelto a hacerse con el mejor resultado aunque por apenas 60 votos por encima del PSOE.

Güevéjar, el pueblo que decidió con un sorteo las elecciones municipales para elegir alcalde tras un empate técnico, ha caído de nuevo del lado del PSOE, aunque con un ascenso más de Vox como segunda fuerza.

En otro ordena de cosas, entre los partidos que no han obtenido representación, además del caso de Ciudadanos, queda Más País, muy lejos de obtener escaño, y PACMA, que baja sus resultados. Como curiosidad, porcentualmente, y aunque con escasa incidencia, el PCTE, Partido Comunista de los Trabajadores de España, ha doblado sus resultados, siendo el único partido de aquellos que no han obtenido representación que mejora con respecto al mes de abril pasando de 391 votos a 721 votos.



Se el primero en comentar

Deja un comentario