Vox amaga ya con una moción de censura si no entra en el gobierno de Granada

La formación de derechas resalta que, si no obtiene una representación "proporcional" a su número de concejales, la presentará "y Paco Cuenca recuperará la alcaldía"

FOTO-VOX-1
Onofre Miralles, número uno de la listas de Vox a las elecciones de Granada por Vox | Autor: Dani Bayona
Guillermo OrtegaGuillermo Ortega
0

El nuevo mandato en el Ayuntamiento de Granada comienza de manera por lo menos complicada. Por un lado, no se ha dejado meridianamente claro si Luis Salvador (Ciudadanos) será el alcalde durante los dos próximos años y después cederá el testigo a Sebastián Pérez (PP), aunque tanto por el discurso pronunciado el pasado sábado por el edil popular César Díaz como por lo manifestado hoy por el líder andaluz de la formación naranja y vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, parece que esa alternancia no se produciría.

Por otro, Granada desconoce los pormenores de un pacto suscrito a última hora entre Ciudadanos, PP y Vox en varios municipios de España que llevó a Salvador a la alcaldía en detrimento de Pérez. No se sabe, por ejemplo, si entrarán los tres partidos en el gobierno, como tampoco qué áreas corresponderá a cada cual. Los populares, que el sábado, en el salón de plenos, no tenían precisamente cara de estar de fiesta, mantienen un mutismo absoluto y no está previsto que rompan hoy su silencio. Y muchos granadinos manifiestan en la calle y en las redes sociales su impresión de que todo ha sido un chalaneo, una especie de mercadeo que ni siquiera se ha desarrollado aquí y que, visto lo visto (que gobierna un alcalde de un partido que sólo obtuvo cuatro concejales), su sensación es la de que los partidos han hecho con su voto lo que han querido.

Mientras tanto, Vox entiende que sí debe formar parte del nuevo gobierno tripartito. Es más: exige que así sea y amaga con presentar una moción de censura en caso contrario, lo que, de llevarse a cabo, devolvería al socialista Paco Cuenca a la alcaldía.

La diputada nacional de Vox por Granada Macarena Olona ha sido tajante en su cuenta de twitter, donde ha escrito lo siguiente: “Luis Salvador, esta semana tendrás que conformar el Ayuntamiento de Granada. Vox debe entrar en el gobierno en proporción a su representación. El incumplimiento de este acuerdo supondrá que promovamos una moción de censura de inmediato. Y que Paco Cuenca recupere la alcaldía.

En el mismo hilo, y como respuesta a un comentario, Olona escribió esto otro: “La dignidad de nuestros votantes no se negocia. Entre la espada y la pared, yo escojo espada”. Y más adelante asume que esa hipotética moción de censura dejaría a Vox fuera del gobierno. No parece importarle. “Estaríamos en la oposición”, zanja.

¿Una forma de presionar? ¿Un golpe encima de la mesa? ¿Un ultimátum cuando el camino no ha hecho más que empezar? Cuando empiece a haber pronunciamientos por parte de quienes deben hablar, podrá avanzarse algo más.



Se el primero en comentar

Deja un comentario