Más de 40.000 voluntarios se han movilizado en Andalucía desde el inicio de la pandemia

Más del 85% de los mismos no han dejado de actuar durante todo el estado de alarma a pesar de las restricciones

Una voluntaria voluntario reparte pan
La labor de voluntariado está siendo fundamental durante esta pandemia | Foto: EP
Europa PressEuropa Press
0

El voluntariado se ha reivindicado este sábado como pieza “esencial” en este año 2020 en la lucha contra la pandemia de la Covid-19, desde cuya irrupción, el pasado mes de marzo, se han movilizado “más de 40.000” personas en Andalucía a través de las plataformas provinciales en la atención de las necesidades más urgentes, como el abastecimiento de alimentación, mascarillas, medicamentos y acompañamiento a mayores y dependientes que han quedado aislados en el confinamiento, además de otras labores humanitarias y esenciales.

Así lo han subrayado desde la Plataforma Andaluza de Voluntariado en un comunicado difundido este sábado, 5 de diciembre, coincidiendo con la celebración del Día Internacional del Voluntariado.

La pandemia, según resaltan desde el colectivo, ha supuesto para las entidades y personas voluntarias en Andalucía “un reto de enormes dimensiones por la necesidad de adaptar sus acciones a las dificultades que esta crisis sanitaria está generando para esta importante tarea solidaria que cada año suma a más personas”.

De hecho, estos trabajos, junto a los de apoyo emocional y psicológico, han acaparado “la mitad” de las actuaciones del personal voluntario. Además, el voluntariado “no ha dejado de crecer” y, durante la pandemia, “más de 4.500 nuevas personas se han incorporado a estas tareas”.

Asimismo, más de la mitad de las personas que se benefician de la acción del voluntariado en Andalucía son personas mayores, dependientes, personas enfermas y con discapacidad.

El presidente de la Plataforma Andaluza de Voluntariado, Armando Rotea, ha manifestado que “el voluntariado genera vínculos con las personas en situación de necesidad, y el virus nos lo ha puesto más difícil por impedir el contacto físico”.

Además, ha resaltado “la importancia y necesidad del voluntariado durante la pandemia para sostener situaciones muy difíciles y evitar incluso fallecimientos gracias al apoyo y los cuidados que le han prestado estas personas”.

Por todo ello, la plataforma de voluntariado ha reivindicado esta “figura esencial en estos tiempos en los que ha adaptado su acción, pero no ha dejado de actuar en casi la totalidad de las entidades en Andalucía”.

Distancia social

“La persona voluntaria es especialista en acercarse socialmente a lo necesario, detecta la injusticia, la pobreza, la marginación; por ello, el virus puede impedir la distancia física entre las personas pero no la social”, ha asegurado el presidente de la plataforma.

Armando Rotea ha agregado que, “a través de las nuevas tecnologías y pidiendo ayudas para superar la brecha digital de muchos colectivos, las personas voluntarias están ahí”, y, “si no estuviesen, las consecuencias serían catastróficas para la sociedad”, según ha advertido.

Durante la pandemia, el 67% de las entidades han prestado su ayuda de manera virtual, y el 33% de forma presencial, según informa la citada plataforma, que considera que el voluntariado ha sido “capaz de diagnosticar en primera persona las necesidades de esta pandemia y se ha convertido, por tanto, en un agente esencial para su combate”.

Por eso, la plataforma reclama a las administraciones que “se facilite su tarea frente a las restricciones”, como los desplazamientos de las personas voluntarias a las intervenciones que sean “realmente necesarias”, además de estar provistos de material de seguridad para poder ejercer esa labor.

La Plataforma Andaluza del Voluntariado celebra el Día del Voluntariado en diversos actos repartidos por toda Andalucía, destacando la iluminación de la Plaza de España de Sevilla a las 18,00 horas con el color rojo que simboliza la labor del voluntariado, entre otros.

‘Si tú no estás aquí’ es el lema de la campaña de este año, con el que se reivindica la figura de la persona voluntaria que se implica en “no dejar atrás a las personas vulnerables”.

Más financiación

La crisis social provocada por la pandemia “agudiza aún más la debilidad” del sector del voluntariado que ha tenido que invertir fondos en adaptar sedes y programas en favor de la seguridad de las propias personas voluntarias.

“El aumento de casos y atenciones necesita de la inversión pública y privada para poder ser eficaces en la lucha contra la pobreza y la exclusión que en Andalucía, que roza ya el 40% de la población”, ha señalado Armando Rotea.

El voluntariado en Andalucía tiene una media de 45-50 años, por lo que la presencia de menores, las metodologías de Aprendizaje-servicio en los centros educativos, o las actividades solidarias de sensibilización de las entidades, la aplicación de los ODS o el enfoque de género son, según la plataforma, “factores que deben fortalecerse en el futuro, así como la implicación ordenada de las empresas en las acciones voluntarias para conseguir nuevas fuentes de sostenimiento que permitan mantener a medio plazo los distintos programas”.

La Plataforma Andaluza de Voluntariado ha recibido en estos días la Mención Especial de la Asociación de Fundaciones y asociaciones de Andalucía, por la labor desarrollada durante la pandemia, ofreciendo ayuda y coordinando el voluntariado para atender las necesidades de las personas.







Se el primero en comentar

Deja un comentario