Vivir con perro y la entrega a domicilio, factores de riesgo en el confinamiento según un estudio

La población encuestada fue en un 41 por ciento personas de entre 40 y 54 años, en los que la prevalencia de la enfermedad fue de un 4,7 por ciento

Gente paseando perros - Dani B
Una mujer pasea su perro en la Chana durante el confinamiento | Foto: Dani B
Europa PressEuropa Press
2

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Granada (UGR) y la Escuela Andaluza de Salud Pública ha analizado cuáles fueron los principales factores de riesgo en la transmisión del virus SARS-CoV-2 durante el período de confinamiento máximo en España, entre los meses de marzo y mayo de 2020, entre los que han citado vivir con un perro y comprar con entrega a domicilio.

Este trabajo ha revelado concretamente que vivir con un perro y realizar la compra de productos básicos en el supermercado con entrega a domicilio fueron dos de las variables sociodemográficas analizadas que más incrementaron el riesgo de contraer la enfermedad Covid-19 en estos meses: un 78 por ciento más en el caso de convivir con un perro, y un 94 por ciento en el de la compra a domicilio.

Los autores ven la necesidad de que los dueños de perros extremen las medidas de higiene de estos animales, ya que no está claro aún si sus dueños se contagiaron porque el animal ejerciera como hospedador del virus (y se lo transmitiera), o por haberlo sacado a pasear.

Según explica la autora principal de este trabajo, la investigadora del Centro de Investigación Biomédica de la UGR Cristina Sánchez González, “en vista de la rápida propagación del virus aun en situación de confinamiento, consideramos necesario estudiar las características sociodemográficas, hábitos y comorbilidades de la infección por SARS-CoV-2 para poder implementar estrategias de prevención”.

Para ello, los investigadores diseñaron una encuesta donde se recogían las variables de interés durante el periodo de confinamiento que pudiesen explicar la exponencial propagación del virus, a pesar de las más restrictivas condiciones de movilidad implementadas.

Este estudio, realizado en todo el territorio español, buscó aclarar otras vías de transmisión de la enfermedad durante el confinamiento, factores de riesgo y efectividad de las medidas de higiene recomendadas por las autoridades, con el fin de detectar los puntos críticos de exposición al virus y así reducir su propagación en esta pandemia y posibles eventos futuros que pudieran comprometer la salud pública.

La población encuestada fue en un 41 por ciento personas de entre 40 y 54 años, con estudios universitarios de grado (44%) y posgrado (32%), en los que la prevalencia de la enfermedad fue de un 4,7 por ciento.

Los resultados mostraron que convivir con un paciente de Covid-19 incrementa 60 veces el riesgo de padecer la enfermedad. Además, entre todas las variables sociodemográficas analizadas, la que ejerció un efecto más potente incrementando el riesgo de contraer la enfermedad hasta en un 78 por ciento fue vivir con un perro y sacarlo a pasear. Sin embargo, tener gatos u otros tipos de mascotas no tuvo un efecto significativo en la prevalencia de la enfermedad.

Estos resultados apuntan a vivir con perros como un fuerte factor de riesgo de infección por COVID-19, si bien se necesitan estudios posteriores para determinar si la razón de este intenso aumento en el riesgo de infección por SARS-CoV-2 se debe a la transmisión entre humanos y perros, al concepto de perro como vehículo o al incremento del contacto con otros vehículos (es decir, objetos o superficies donde está el virus), al aumentar la exposición al virus por los comportamientos y hábitos antihigiénicos de los perros en la calle y su posterior regreso a casa.

DESINFECTAR LOS PRODUCTOS DEL SÚPER

En este estudio, no alcanzó significación estadística el efecto de variables como el sexo, la edad, el nivel educativo, el tipo de residencia, el número de personas que viven en el hogar, el hecho de vivir con niños o adolescentes, el hecho de haber tenido trabajadores del hogar durante el confinamiento o tener algún tipo de mascota que no sea perro.

La medida de higiene más eficaz para reducir la prevalencia de la enfermedad fue el hecho de aplicar desinfección en los productos adquiridos en el mercado al llegar a casa (que redujo el riesgo en un 94 por ciento), por encima de otras medidas de higiene, como el uso de mascarillas, guantes, desinfección con etanol, lejía, desinfección de zapatos y lavado de ropa al regresar a casa.

Las variables de movilidad estudiadas que tuvieron un mayor efecto en el aumento de la prevalencia de la enfermedad fueron el trabajo presencial (que incrementó el riesgo en un 76%), y el uso del transporte público, específicamente el metro o el tranvía.

También se detectó una mayor prevalencia de la enfermedad entre los encuestados que utilizaron la modalidad de adquisición de productos básicos con entrega a domicilio frente a los que lo hacían en persona (el riesgo aumentó en un 94% entre los primeros).

Los autores destacan que se trata de un estudio epidemiológico, en el que no se abordan mecanismos ni pueden establecerse relaciones causales. Se trata de un estudio descriptivo, y en él se asocian estadísticamente las variables de estudio con la prevalencia.







Comentarios

2 comentarios en “Vivir con perro y la entrega a domicilio, factores de riesgo en el confinamiento según un estudio

  1. Avatar

    Luis Miguel Uribe

    Pues yo si me lo creo porque desde el principio pensé en esos animales_ mascotas que por cierto no ví tantos como en Granada y ciudad, aceras etc SUCIAS , MAL OLIENTES etc. Sería interesante que se cumplieran las ORDENANZAS MUNICIPALES y otro gallo cantaría , pero…¿ Quien le pone este cascabel al gato ? Hay muchos votos en juego.

  2. Avatar

    Luis Miguel Uribe

    No me extrañaría nada.

Deja un comentario